Guadaña (Karma) – Crítica

Publicado por el 30 mayo, 2017

guadañakarmaArtista: GUADAÑA
Álbum: KARMA
Estilo: Metal
Sello: The Fish Factory
Fecha: 17 de marzo de 2017
Nota: 7/10

GUADAÑA es una de las bandas nacionales que más ha evolucionado desde que se formaran en septiembre de 2010 tras la disolución de HUMA. Desde entonces no han parado de crecer, su último disco “Karma” es un disco variado y completo, sin embargo hay algo en él que no me termina de convencer, pese a la variedad que contiene y lo bien construidas que están algunas melodías de algunos temas, hay algo que sigue sin llenarme por dentro, no encuentro esa emoción que si sentí con su debut “El grito del silencio”, un disco que me cautivó desde el primer minuto. Todo lo contrario pasó con  “Deryaz” que tenía otra dirección musical y donde ya empezaban a verse esos cambios o giros que descolocaban un poco.

Que quede claro que no voy con intención de menospreciar a la banda, ni mucho menos, ellos son libres de encaminar su propuesta como crean conveniente, al igual que yo soy libre de expresar mi opinión objetiva. Y en esta ocasión pese al esfuerzo que he dedicado al álbum, cada vez que lo escucho la sensación de desasosiego se apodera de mí, son muchas escuchas para un disco que no me ha emocionado como yo esperaba, aunque no todo es malo, hay temas que considero muy buenos, y otros que por el contrario, me han parecido más densos e irregulares, llegándome a aburrir. Obviamente, no se puede tachar un disco así de mediocre o falto de esencia. Ya que lo que más abunda en esta obra, es la esencia espiritual que han querido transmitir.

La portada (obra de Fernando Navarro) es de un nivel visual soberbio, y deja en claro que estamos ante una obra diferente, arriesgada, distinguida y con un mensaje interior que habla de los valores del ser humano, las decisiones que tomamos en vida, las circunstancias que marcan nuestro devenir como personas. Una estampa visual que impresiona y que invita a la reflexión, ocurre algo parecido con la parte final del libreto donde se pueden ver dos féminas clavándose una catana hasta traspasar sus cuerpos. Visualmente da mucho que pensar, y se podrían escribir cientos de líneas para expresar lo que transmite. Otro de los aspectos destacables reside en los títulos de las canciones, junto a estos encontraréis una frase de algún personaje famoso, historiador o pensador que narra como el ser humano se ha hecho grande en la sociedad, luchando consigo mismo y/o por sus ideales. Títulos que narran las injusticias de un mundo cada vez menos humano, y donde más atrocidades se cometen.

guadañabandaEl aspecto lírico y visual es el que me ha ayudado a disfrutar del disco y sentirlo desde otra perspectiva, gracias a ello he podido encaminar la review. Os confieso que musicalmente no es mi disco preferido de los gaditanos, y eso que hay una diferenciación importante entre temas, los hay para todos los gustos, sin embargo no es ese disco emocionante que yo esperaba escuchar de la banda. Existen elementos diferenciadores como el uso de orquestaciones, samplers y partes que ofrecen más diversidad, algunas encajan mejor, otras se quedan a medias, por ejemplo el uso de las diferentes voces no me decepciona pero tampoco me emociona hasta el punto de decir, me quito el sombrero. Es el caso de “Némesis” donde colabora Alberto Díaz, estamos ante una canción con una ejecución brutal, cargada de mucho Groove y muy eficaz que puede funcionar bien en directo. En cuanto al aspecto vocal no me esperaba este giro, Guadaña no necesita de guturales para sonar contundentes, pueden sonar heavys y modernos a la vez, sin necesidad de acudir a estos derroteros. Una canción que por momentos se me ha hecho difícil de digerir, aunque no es la única, algo parecido me ocurre con algunos de los temas finales, no sé si es debido a la producción final, tanta modernidad o qué es exactamente. Pero es como si las voces de Gloria y Salva estuviesen tapadas, como sino vocalizaran bien. Las guitarras y teclas tapan el mensaje final o eso he podido percibir. De no ser por el libreto, ni me habría enterado lo que estaban cantando.

En el caso de “Dharma”, esas guitarras graves y teclas sintéticas crean una ambientación tan vacía que no me termina de convencer. Si no fuera por solo de guitarra, la letra de la canción que habla de perseguir tus sueños, la percusión de Chiqui García y esos maravillosos coros de apoyo, la pista sería todo un fondo sin alma. No todo es malo que conste, y sé lo que supone sacar un disco adelante, en el caso de “El Castigador” no veo tantos riesgos, y he sentido toda esa furia de bajo, guitarra y batería en una unión perfecta, lo que se dice un cañón de tema recordándome por momentos a los clásicos MURO y con un solo de Justi Bala de lo mejorcito. “Mientras Duermes” tiene una línea más acentuada y pegadiza, es una canción que entra mejor y donde veremos una imponente base rítmica junto a un guitarreo más trabajado además de un excelente dueto entre Salva y Gloria, aunque la voz de ella está mejor representada que la de Salva. A él lo veo muy desperdigado cantando con un tono desigual. No es un mal tema, pero está lejos de sus mejores composiciones.

Estamos ante un trabajo repleto de atmósferas, sentimientos, y pese a que le encuentro bastantes puntos flacos, hay temas que son todo un imperio de emociones, algunos de ellos los más completos y que cazan mejor con lo que GUADAÑA intenta vender al oyente. Temas como “Aún sigo en pie”, “Ser uno mismo”, “Reflejos”, “Dios del Trueno”, “Nuestra revolución” y “¿Víctima o verdugo?” son los que yo más destaco y considero superiores al resto.

“Karma” es un disco variado y diferente, más arriesgado que “Deryaz”, y que se puede disfrutar si vas con una mentalidad abierta. Desde que debutaran en 2010, los gaditanos no han parado de evolucionar, atrás queda su primer disco “El grito del silencio”, un disco tirando hacia el heavy tradicional. Lo que encontrarás en “Karma” es una variación del sonido que ha ido persiguiendo GUADAÑA desde sus comienzos.

“Aún sigo en pie” indica que GUADAÑA sigue luchando y persiguiendo su sueño esperanzador de hacerse un hueco en el metal nacional. Aquí los guturales no son tan rebeldes como en otros temas, hay algún que otro grito, y a Gloria se la escucha más nítida cantando. El bajo de Nael o las guitarras de Juanma traen consigo algunos instantes para el recuerdo donde veremos fragmentos atronadores que son una auténtica pasada. “Ser uno mismo” es una canción preciosa, de las pocas que sigo disfrutando y que me incita a volar por los albores de lo desconocido, cuya letra nos invita a luchar contra nosotros mismos y a no ser absorbidos por la tribu de la sociedad. El dueto vocal entre Salva y Gloria es la mar de encantador, la naturalidad con la que cantan se vive en los poros de la piel. Cuando un tema te agarra de esta forma y te consume hasta tal punto, es porque el trabajo que hay detrás está bien hecho. Merece la pena escucharlo!!

“Reflejos” es otro tema que les ha quedado casi-perfecto, yo para dejarlo niquelado, eliminaría por completo esos berridos de la parte central (de la canción) que sigo sin tragar. Lo único que hacen es romper el ritmo, la melodía y la belleza del corte. Esta es una canción que va de lujo para la forma de cantar de Gloria, lo mismo que hay otros temas que le van de lujo a Salva. Pero eso de meter voces que van cambiando a guturales en plena parte intermedia, creo que no es lo más lógico, y más viendo el nivelazo conseguido por Gloria con sus cuerdas vocales. Personalmente pienso que hay mejores formas de adornar la pista sin necesidad de acudir a estos rumbos. En el apartado musical, hablar de un tema contundente, llevado por un comienzo demoledor, apoyado por el bajo de Nael y unos instantes atmosféricos muy llamativos, aunque es a partir del minuto 2:41 cuando la canción aflora su aroma, un solo especial y un final muy bien sintonizado a la melodía de esa guitarra central tan atronadora.

“Dios del Trueno” es un tema cabalgante que se esfuerza por ir en una dirección más abierta, el uso de las teclas, guitarras y samplers nos conducen al lado más moderno. Todo el disco busca esta dirección, pero hay temas que les han quedado mejor y este es uno de ellos, además cuenta con un estribillo que no pararás de tararear. La canción tiene un grado de positividad importante en su letra y te ayudará a sentirte invencible frente a los problemas, todo ello dibujado por ese poderoso Thor con su martillo en la mano.

La canción que viene a continuación “Nuestra revolución” supone otro de los puntos álgidos del álbum, un himno y otro de esos temas que yo destacaría por encima del resto. La canción tiene un genio parecido a lo que hicieron WARCRY en el pasado con su tema “Tú mismo”. Un corte que empieza cantado a capela y que dice así: “Ven únete, la fiesta empezó, nuestra revolución. Suelta la rabia que hay dentro de tí, ven para escuchar tu voz”…. Sólo con eso, demuestra ser el himno que llevábamos esperando desde hace años. El corte que viene después “Encrucijada” supone un alto en el camino, un interludio plagado de ritmos arabescos con la colaboración de Chiqui García. Lo siguiente se titula “¿Víctima o verdugo?”, un tema camaleónico que va ganando con las sucesivas escuchas y unos Guadaña superiores que no se dejan vencer ante el miedo.

Hasta aquí los temas que más he disfrutado y los que más emociones me han transmitido. A partir de “El Bosque” me encuentro con un disco rebelde, pesado y escurridizo. No consigo tragar esta canción, no sé si es debido a tantos samplers, pero salvando el estribillo y algunas partes puntuales de Salva, la canción se me hace muy cuesta arriba. Por último y tras nombrar los entresijos que ocultan pistas como “Némesis”, “El Castigador” y “Mientras Duermes”, toca hablar de la pista homónima “Karma”, una pieza atractiva de 7 minutos y medio de duración que cuenta con las colaboraciones de Alfred Romero (Dark Moor), José V. Broseta (Opera Magna) y Tete Novoa (Saratoga), tres impresionantes voces más las voces de Guadaña, y un excelso apartado de teclas, un imponente solo de Nando Perfumo y un transcurso musical envolvente hacen el resto.

La producción del disco, obra de Pablo Casas no me termina de convencer, esperaba un sonido más limpio, más nítido o mejor detallado, hay temas donde no consigo distinguir las voces de las guitarras, se escuchan pero no con la claridad esperada. De tantas veces que lo he escuchado, me daba la sensación como si estuviese inacabado, como si le faltara algo. En cualquier caso no se puede desmerecer un disco porque la producción te parezca mejor o peor, creo que el disco tiene sus momentos buenos, algunos más flojos (llamémoslos innovadores), quizás por eso no me haya atraído tanto, pero no es un mal trabajo, tiene aspectos llamativos como el apartado letrístico que puede ayudarte para que la escucha sea más llevadera.

En definitiva, “Karma” es un disco variado y diferente, más arriesgado que “Deryaz”, pero que se puede disfrutar igualmente. Lo mejor es dejarse llevar por sus potentes y novedosas melodías, adentrarse en su espíritu y entender el porqué de este cambio o giro que han querido dar Guadaña con respecto a sus discos anteriores.

Componentes:

Gloria Romero – Voz y coros
Salva Sánchez – Voz y coros
Juanma Patrón – Guitarras
Nael Martín – Bajo
Pablo Casas – Batería y percusión

Tracklist:

01. Aún sigo en pie
02. Ser uno mismo
03. Reflejos
04. Dios del trueno
05. Nuestra revolución
06. Encrucijada
07. ¿Víctima o verdugo?
08. El bosque
09. Némesis
10. El castigador
11. Mientras duermes
12. Karma
13. Dharma

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

1 Comentario

  1. METALMANIACO

    31 mayo, 2017 at 18:28

    Me sigo quedando con El Grito Del Silencio. En tan solo tres discos el cambio de sonido ha sido muy grande y es algo que no he podido asimilar. Cortes tan dispares como Aun Sigo En Pie, Ser Uno Mismo con Nemesis o El Bosque no terminan de convencerme. La producción también me pareció un tanto cruda, pero creo que con intención de de sonar mas agresivo. En si la banda suena con muy buen nivel instrumental y las composiciones son de una complejidad alta. Pero ese sonido que oscila ente lo clásico y lo moderno, y la prodigiosa garganta de Gloria enfrentada con los guturales de Salva al menos a mi también no termina de convencerme.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>