Hardreams (Countdown Time) – Crítica

Publicado por el 4 febrero, 2016

hardreamscountdownArtista: HARDREAMS
Álbum: COUNTDOWN TIME
Estilo: Hard Rock/AOR
Sello: Perris Records
Fecha: 26 de febrero de 2016
Nota: 8,2/10

Siempre he creído que la propuesta de los hard roqueros catalanes HARDREAMS es una de las más internacionales del panorama actual. Siempre y disculpad si me repito, pero siempre enamoran con sus estructuras y sus melodías, es como si tuvieran una genialidad escondida dentro de sí mismos que les hiciera ser únicos en su especie.

El hard rock/AOR es un género que no gusta a todos por igual y a pesar de que no todas las veces me siento identificado con él, de vez en cuando me encuentro alguna banda que me eclipsa desde el primer minuto, me ocurrió algo parecido cuando descubrí a Bon Vivant, y ahora con la llegada del nuevo trabajo de HARDREAMS, la situación se plantea parecida. ¿No podrías ser más claro? Difícil definir un disco con las palabras exactas, no siempre a través del sentimiento, uno es capaz de reflejar el contexto profundo de un álbum. HARDREAMS como su nombre indica, son sueños materializados por melodías bien conjugadas y una voz camaleónica repleta de gancho que embeleza.

Previamente a “Countdown Time”, la banda de Ripollet editó otros discos, en 2001 sacaron la demo Wings on Fire, dos años después salía a la luz el debut Calling Everywhere” editado a través de Vynil Records. Y a partir de aquí, HARDREAMS como un torbellino erguido empezaron a escalar posiciones en la industria y en la escena nacional. Entre los años 2006 y 2007 la banda graba su segundo álbum “The Road Goes On” en los estudios Aurha y Boo Boo´s de Barcelona contando con Tomi Pérez como productor, la banda se mantiene fiel a su estilo aunque la evolución da como resultado un disco más directo y maduro. Gracias a la repercusión del mismo, se edita “Calling Everywhere” seguido de un directo autoeditado “Live…On a Dreamers Night” grabado en la sala Salamandra en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) abriendo para Jimi Jamison (Survivor). Entre 2011 y 2012 nace la posibilidad de volver a las andadas y es en 2013 cuando se edita “Unbroken Promises”, uno de sus mejores trabajos a mi juicio, editado por la compañía Perris Records. Actualmente en 2016, tenemos entre manos el cuarto trabajo “Countdown Time” que verá la luz el próximo 26 de febrero.

hardreamsbandaUn disco inmersivo que refleja la grandeza y las ganas de hacerlo bien que hay tras las dotes de Manu Esteve a las voces, David Agüera a la guitarra, Víctor Muiño al bajo, Sergi Hormigó a la batería y Miquel García a los teclados. Cinco elementos fundamentales, sin los cuales este proyecto no sería nada hoy día.

Y como no podía ser de otra forma, el disco se inicia con un tema de ensueño, con esos teclados donde Miquel explora todos los sentidos, espectacular joya “Fire Child”, tema que no estaría mal para abrir los próximos conciertos del conjunto y que incluye un guitarreo sedoso y un teclado sibarita. Pero la que realmente erosiona con fundamento es “More Thant one life” cuya delicadeza al piano y ritmo lento de batería, reflejan el devenir de la canción con ese surco de guitarra más propio de un medio tiempo. Fantástica voz e interpretación de Manu, tanto en esta proeza como en la siguiente “Best Days Our Lives” donde nuevamente el piano se luce con esas teclas profundas, y esa punteada caramelizada que fluye con el paso de los segundos, la voz en esta ocasión la encuentro como más abierta o estilizada, dejando notar un brío distinto.

Característico, influyente, hard roquero, la energía cobra vida por primera vez en el corte “Into Our Dreams” con un toque cabalgante, y esas filigranas donde veremos la proeza de las seis cuerdas a lomos de unos teclados más atmosféricos. Pero si hay un tema que roza lo excelso ese es “A new beginning”, preciosidades aparte, se trata de un corte sugestivo y evocador donde renace el rollo AOR más americano con momentos donde se aprecia una especie de órgano o sintetizador endulzar lo que posteriormente es uno de los mejores solos de guitarra hasta el momento. El comienzo de esta canción está repleta de preciosidad y belleza.

Hardreams son la gloria personificada del Hard Rock nacional, con cada capítulo reafirman su estatus posicionándose entre los grandes nombres que a día de hoy son figuras indiscutibles en la escena internacional.

Llegando al ecuador del álbum nos topamos con “Summertime” otra pista enriquecedora que con el favor de Miquel y su instrumento, consiguen mantenernos pegados al altavoz durante un buen rato. Sus dotes para enmarcar pinceladas en este cuadro, queda bien reflejada durante todo el paseo, sin embargo no debemos dejarnos impresionar únicamente por su talento, las guitarras también tiene su momento de gloria con ese sonido rasgado, a ello hay que sumar un fantástico estribillo que no pararás de tararear una y otra vez, y por si fuera poco, un solo más técnico cargado de vueltas, giros y bombeos. Todo un temazo al cual no le falta ni le sobra de nada. Pero es que la cosa no termina aquí, el disco va mostrando su mejor cara con “Give Me” donde las distintas caras de Miquel inducen al cambio  continuo. Lo mejor está por llegar, un cantar enrojecido por unos tonos alegres hacia mitad de la canción junto al estribillo, son las bases principales para quedarse embobado durante toda la escucha.

Ni los BOSTON de Tom Scholz me han emocionado tanto como el tema que os presento a continuación, quizás esté pecando de exagerado, pero no he podido remediarlo ya que es una canción que me ha eclipsado desde el minuto uno. Este corte, “Countdown Time” si hubiera sido escrito por cualquier otra banda de la escena hard roquera internacional setentera u ochentera, sería todo un clasicazo hoy día. Que no os engañe su entrada, a pesar de su lentitud con esos punteos de guitarra calmados, es todo un himno rockero, cabalgante y bravío. Un corte llevado sabiamente por un ritmo poderoso, baterías potentes, guitarras trabajadas con partes acústicas de aires ancestrales, más propios de mi tierra cordobesa con ese sabor andaluz a guitarra española, recordando a verdaderos artífices y maestros a veces olvidados. Volviendo al terreno rockero, estamos ante una canción perfecta, cuyos estilismos y acabados no pasarán desapercibidos para todo buen amante del mejor hard rock/heavy rock clásico. Lo mejor, Sergi Hormigó (batería) marca el ritmo para que Miquel haga de las suyas en cada giro, sin olvidar por supuesto la labor de Víctor (bajo) o David (guitarra), sin los cuales este tema sería polvillo.

En la última parte del disco nos encontramos con “Crying” de aires ochenteros, que no me ha llamado tanto la atención como el resto, aunque considero que tiene un buen apartado en cuanto a voces, guitarras o teclas, y que si la escuchas varias veces descubrirás nuevos apartados que te harán seguir intentándolo en este viaje musical ensoñador. Tema lento que se basa en la repetición constante del estribillo, lo cual puede ser agradable.

Volvemos al rock melódico de la mano de “Soul Mates”, raspando con un rollo más plano y unas voces totalmente abiertas, reflejando la elegancia estilizada de este nuevo capítulo, llegando a posicionar a los catalanes en otra dirección opuesta a la de “Unbroken Promises”, que parecía más cercano a una vertiente más metalizada si recordamos cortes como “Cross the line”, “The War Is Over”, “Woman in Black” o el inolvidable “It’s Only Love”. Algunos de ellos tenían un toque muy Groove que en esta ocasión parece haberse esfumado. Todo esto me hace pensar lo siguiente, creo que la banda ha intentado ir en otra senda distinta, agilizando el sonido de HARDREAMS con el fin de explorar otra vertiente más calmada y tranquila, es el caso de la última pista “Lights and Shadows” que incluye intensidad en la parte solista y en diversos momentos donde se puede ver un ritmo equilibrado, pegadizo y muy resultón.

Grata sorpresa la me he llevado con este lanzamiento, aunque considero “Unbroken Promises” su mejor disco hasta la fecha. Este quizás flojee un poco en algunas partes lentas, la excesiva melodía de algunos tiempos resulta más inasequible de lo que cabría esperar. De todas formas si lo que buscas es un disco suave de rock chapado a la antigua con algo de modernidad y melodía, esta es tu obra. Lo mejor, que HARDREAMS han sabido evolucionar sin repetirse, vendiendo una nueva virtud, la capacidad de adaptarse de cara al oyente. ¡Excelente regreso!

Componentes:

Manu Esteve – Voces
David Agüera – Guitarra
Víctor Muiño – Bajo
Sergi Hormigó – Batería
Miquel Garcia – Teclados

Tracklist:

01. Fire Child
02. More than One Life
03. Best Days of Our Lives
04. Into Our Dreams
05. A New Beginning
06. Summertime
07. Give Me
08. Countdown Time
09. Crying
10. Soul Mates
11. Lights and Shadows

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>