Helloween (Straight out of hell) – Crítica

Publicado por el 11 febrero, 2013

helloweenstraightoutofhell-copiaArtista: HELLOWEEN
Álbum: STRAIGHT OUT OF HELL
Estilo: Heavy/Power Metal
Sello: Sony Music Entertainment
Fecha: 18 de Enero de 2013
Nota: 8/10

Tras su aclamado “7 Sinners”, los germanos HELLOWEEN encabezados por Andi Deris a la voz, Michael Weikath y Sascha Gerstner a las guitarras, Markus Grosskopf al bajo, y Dani Löble a la batería, vuelven con nuevo trabajo, el decimoquinto en su carrera de título “Straight Out Of Hell”.

Tercer disco consecutivo en el que vuelven a dar un paso de calidad importante, ya lo pudimos ver en “7 Sinners” y en el primero en discordia, “Gambling with the Devil” con el protagonizaron una vuelta a sus orígenes (pero más embrutecidos que de costumbre) como dios manda, y eso, si dejamos de lado el infumable experimento fallido, denominado “Unarmed”, con el que querían celebrar su 25 aniversario a base de auto versiones propias de temas tan conocidos como “Dr Stein” o “I Want Out”, así como un medley de 17 minutos nada menos que de la trilogía “The Keepers”.

Nuevamente, el productor Charlie Bauerfeind se ha encargado de producir un trabajo sensacional facturado en Tenerife. Tal y como nos tienen acostumbrados en estos últimos años, HELLOWEEN han regresado con un trabajo (no de diez), apetecible y cargado de fuerza, grandes estribillos, ritmos rimbombantes y unas guitarras veloces, todo ello con la fuerza de Andi Deris a la voz, cada vez más ronco y agresivo por así decirlo, aunque mucho me temo que en directo bajará un poco el listón como es normal. De todas formas, habrá que estar allí y verlo.

Lo visto aquí, no deja lugar a dudas del potencial actual de los germanos; lírica y compositivamente todas las canciones, exceptuando algunas del final, tienen variedad y un nivel medianamente aceptable. Tristemente, no todo es de mi agrado, sus portadas dejaron de gustarme desde hace ya bastante tiempo. Por lo pronto, la reacción al ver esta nueva tapa sobre cubierta, y libreto, es de desconcierto, aunque me gusta el colorido que le han dado a la misma con los dibujitos acompañando cada canción.

Es cierto que los seguidores más acérrimos de la banda (afines a la saga The Keeper of the Seven Keys), estarán en desacuerdo con esta crítica y con el disco en sí. Ya que HELLOWEEN en su nueva andadura se alejan considerablemente de la esencia de su mejor época, sin olvidar el pasado, retomando el power metal que los ha caracterizado siempre pero más rudos y consistentes que nunca. Todas las bandas tienden a evolucionar, y en ellas suele haber cambios, ya no sólo musicales, sino de formación. ¿A quién no le gustaría tener a Michael Kiske de vuelta? A muchos, pienso yo. Otros como Kai Hansen, dejaron la banda hace muchos años, y no se les hecha tanto de menos, es más, este último a manos de GAMMA RAY, no ha conseguido remontar el vuelo, y lleva dando palos al agua bastantes años.

“Straight out of Hell” lo encuentro muy por debajo de sus anteriores obras, aunque no deja de ser un álbum repleto de calidad y temas que se salen. El órdago de los teutones y estilo con el que llevan marcando escuela, para nadie es desconocido. Desde los primeros compases del disco, con la canción “Nabatea” veremos a unos HELLOWEEN rejuvenecidos, desde primera instancia con el acierto de Andi Deris a la voz, el grupo se consolida con su pasado más cercano y a su vez reaviva el gran futuro que le queda por delante. La grandeza de sus composiciones, y el estilo tan particular, perfecta unión entre maestría, heavy metal tan bien ligado al sonido power, y un despliegue de posibilidades, hacen posible el buen estado de ánimo de la calabaza andante.

Retomo lo dicho, el disco se abre con la canción “Nabatea”, single principal del cual grabaron un videoclip recientemente, donde estos aparecían en las ruinas de una antigua civilización. Ciudad de Petra en Jordania. Esta es una de las canciones más explosivas y enérgicas del plástico, puro HELLOWEEN a cien por hora, tema rápido e incisivo que se inicia con unos punteos de guitarra la mar de exaltantes y que luego explota con unas melodías apoteósicas. Sin duda, una de las mejores canciones del disco, y la más duradera, a la par que resaltante con un estribillo que desde la primera escucha, no pararás de corear, y que se convierte así, en el perfecto plato de bienvenida, a la nueva obra de los alemanes, mostrándose cañeros a la par que melódicos, sin dejar la potencia, y ese rasgo de técnica que los ha caracterizado siempre.

El sonido de guitarras clásicas que inicia la siguiente canción, “World of War” da paso a un envolvente instante protagonizado por la entrecortada voz de Andi Deris, en este caso Sascha Gertsner ha compuesto una canción formidable, que es apoyada por grandes coros y unas teclas finísimas sin llegar a colapsar a las seis cuerdas. El estribillo es otra de las delicatesen, el bajo también aporta lo suyo ante un devenir riffeado consistente y unos solos bien diseñados, acoplados a la majestuosa sucesión del ritmo.

“Live Now” entra de lleno en escena con el poderoso talante de la batería de Dani Löble acomodándose a unos giros inesperados con una profundidad resquebrajada, donde el bajo colorea la intensidad de la mezcla; fantástica presentación de Andi Deris con su frondosa voz enervando la melodía hasta cotas indescriptibles donde recrean una sensación elecrizante y un estribillo característico; los frondosos teclados hacen lo propio, coloreando las melodías de un tema que innova y apuesta muy alto.

El lado más salvaje, melodioso y heavy longo reaparece con la divertida “Far From the Star” con sus puntadas tan bien construidas, otro de esos temas a tener en cuenta, canción que corresponde a Markus Grosskopf, quien se muestra tan animado y donde Andi, realiza un esfuerzo mayúsculo con una voz brillosa y menos ronca. El estribillo es la glorificación definitiva, un tema con un recorrido majestuoso, donde podremos ver la nueva arma de doble filo de estas calabazas, con pequeñas guindas entrelazadas a las guitarras, que ponen de manifiesto la nueva cara sonriente de estas caricaturas naranjas de ojos llameantes a fuego hirviendo.

El sol se quema con la crudeza de “Burning Sun”, cuyas melodías parecen una mera continuación del tema anterior, aquí la labor compositiva corresponde a Weikath, atención al potente aporreo de la batería, con unos acoples apoteósicos y un ritmo nervioso a más no poder. Temazo nada forzado, con  una consecución super elaborada, y muchos solos que harán las delicias de sus seguidores, un sonido matador y asentando las bases,con buenas dosis de caña y melodías a rabiar. El tema termina, tal y como empieza, una de las joyitas y un tema que me tiene totalmente enganchado al disco.

“Waiting for the Thunder” se asemeja a esos temas más power de los discos tipo “The Dark Ride”, canción pegadiza con síntomas de balada, pero que acoge un dueto de bajo y batería más pausado, la labor de Deris, marca las pautas a seguir con un estribillo grandioso, canción nada acelerada y más calmada que puede recordar a otras de la banda como “I Live for your Pain”.

La balada por excelencia se titula “Hold me in your arms” y difiere bastante de las típicas baladas de siempre. Una canción con mucho brío y sentimental donde la principal caracterización reside en la voz de Deris, que se va amoldando lentamente a las cuerdas que lo acompañan, engordando una escucha que se pronuncia leve, y termina por todo lo alto, acertando en su ejecución y en el trasfondo con partes acústicas y un piano precioso, así como la letra, cantada con una interpretación muy cuidada, el estribillo me parece de lo mejorcito, inclusive me ha llegado a poner los pelos de punta en varias ocasiones, con eso lo digo todo.

Pasamos del ecuador del disco con “Wanna Be God”, la percusión y la voz plasman un cuadro diferente al resto. Una canción divergente, y distintiva que es como una outro de cara a la siguiente pieza, esta canción para los que no lo sepan, está dedicada a Freddie Mercury (QUEEN). Al principio no me gustó, poco a poco me he ido haciendo a ella.

Con una melodía pegadiza y cargada de potencia muy al estilo GAMMA RAY, “Straight out of hell” recupera esos paisajes llenos de grandeza y la esencia clásica del grupo, pero sin sonar demasiado exagerada; temática heavy con estribillos marca de la casa. Gran canción; así como “Asshole” que cuenta con cierto falsete de Deris, robotizado por una aura constante y unas guitarras de filigranas densas; un track marcado por distintos efectos sonoros, alejado del sonido tradicional.

La temática fantasiosa y grandilocuente de “Years” explora el terreno más festivo, ingenioso del quinteto. Las melodías, armonizan la canción con unos adornos atrayentes e imaginativos. Se ha dicho por ahí, que es un tema del montón, para gustos colores. A mí me ha encantado la grandeza y el sentimiento que contiene, el revoloteo de sus melodías, sus revueltas y la forma en la que entra, la hacen reconocible desde primera instancia.

“Make Fire Catch the Fly” la veo como un quiero y no puedo, más flojita que las canciones anteriores, y sin la grandeza que suele entrever en algunos requiebros donde intenta coger vuelo, y sin embargo cae en picado. Muchos cambios, pero poca chicha. Por otro lado, las campanadas y los aires angelicales que dan la bienvenida al último tema, “Church Breaks Down” dejan ver mediante el órgano de catedral, una canción minúscula donde el batería Dani Loble vuelve a salirse de órbita. Sabor agridulce, ya que no me acaba de convencer, aunque he intentado darle más escuchas, pero sigue sin llenarme. Linealidad y falta de carácter en la voz de Deris, y con un fondo plano que no transmite, lo mejor el inicio y las partes corales.

Salvaguardando las distancias, y exceptuando estas dos canciones, el disco contiene dos extras más, las cuales no voy a analizar. Los coleccionistas, o amantes del quinteto, tienen el relevo.

Hace ya tiempo, que HELLOWEEN tiene una formación estable, y en los últimos 6 años no ha dejado de sorprender, más por su música y por sus discos, que por los directos.

Hasta aquí llega el trabajo número 15 de HELLOWEEN, disco que empieza con fuerza y va intercalando melodías a rabiar y mucha caña, canciones rápidas, medios tiempos, baladas y de todo un poco, variedad ante todo y calidad, aunque a menor escala que su anterior Lp.

Esperar un disco cada dos años de esta mítica banda, y que mantenga tan buen nivel a pesar del paso del tiempo, no tiene precio. Ya podrían aprender algunos y tomar buena nota.

Componentes

Andi Deris – Vocalista
Markus Grosskopf – Bajo
Dani Löble – Batería
Sascha Gerstner – Guitarra
Michael Weikath – Guitarra.

Tracklist:

Nabatea.
World Of War.
Live Now!.
Far From The Stars.
Burning Sun.
Waiting For The Thunder.
Hold Me In Your Arms.
Wanna Be Good.
Straight Out Of Hell.
Asshole.
Years.
Make Fire Catch The Fly.
Church Breaks Down.

WEB
FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

7 Comentarios

  1. Lucas

    12 febrero, 2013 at 2:26

    Al final me ha podido el disco, tengo que reconocer que me ha encantado, lo veo mucho más happy que el anterior, que era más rudo y salvaje y tenía temas mas potentes, sin embargo este disco me gusta, aunque en los temas finales decae bastante. Buena crítica, saludos.

  2. METALMANIACO

    12 febrero, 2013 at 2:33

    Muy buena reseña Frank y estoy 100% de acuerdo en todo lo que decís. A mi el disco me gusto muchísimo y coincido plenamente con la nota, no veo en el disco puntos realmente negativos, es un trabajo muy bien logrado, que aporta aire fresco a la banda, y sigue demostrando que Helloween son un referente de mucho peso a la hora de hablar de power metal. Es realmente un merito para una banda con casi treinta años de carrera, varios cambios de formación y una jodida industria musical que estos teutones sigan tan vivos y brindando música de tan buena calidad. Si bien este nuevo trabajo no esta a la altura de Los Keepers, The Time of the Oath, Master of the Rings, Better than Raw o el mas cercano 7 Sinners hay que estar satisfecho de que la banda sigue produciendo música de calidad y sobre todo lo que mas me gustaría desatacar es que en cada álbum la banda siempre nos regala un sonido diferente manteniendo así fresco su sonido y rejuvenecido su espíritu y eso para mi es mas que suficiente. Saludos

  3. Paul Rock

    12 febrero, 2013 at 2:44

    Es un discazo, yo le pondría un 9, aunque entiendo la nota que le das, la crítica muy currada, no como otras que he leído por ahí, que no dicen más que sandeces y tonterías. Solo puedo decir algo malo de este trabajo, no me gusta el tono de Deris a la hora de cantar, por lo demás es un trabajo repleto de grandes himnos, canciones que no se olvidarán y marcaran un antes y un después en la banda. Me gustaría saber que es lo que tienen estos tios, que llevan una racha de tres álbumes impresionantes. No conozco una etapa de Helloween tan continua, sacando discos tan buenos. Otro apunte, no estoy contigo en eso de que Helloween flojean en directo, yo todas las veces que los he visto, me han encantado.

  4. Heavenandhell

    13 febrero, 2013 at 18:35

    Pues es un disco que defrauda un pelín, pero vamos… nada que no se espere la gente… lo que mas me ha gustado han sido los adelantos… hay temas que se podían haber quedado en casa… pero bueno, helloween es helloween y con tres temazos salvan el disco. :)

  5. Heavy Pija

    17 febrero, 2013 at 14:33

    un disco se salva teniendo como minimo 8 temas buenos!!!! el disco a mi no me gusto para nada!!!!

  6. Tito Dretti

    2 marzo, 2013 at 3:51

    Es un discazo!! mejor que el 7 sinners. Pero pienso que producido por Tommy Hansen hubiera sonado mucho mejor…como el Better than raw por ejemplo. Grande Helloween!

  7. IronPriest 666

    9 septiembre, 2014 at 17:49

    Pues a mi me ha parecido un buen album, disfrutable, la voz de Deris cada vez mejor, sasha mas adentrado al grupo, todo en su lugar, para mi la era Deris no tiene desperdicio alguno, los 3 primeros con el son clasicos totales, el dark ride yo tambien lo pondria como clasico pero para la comunidad no, el rabbit le pongo un 7, al legacy un 7.5, al gammbling un 8.5 al 7 sinners un 8.5, y a este ultimo un 8, o sea que la carrera de Helloween con Deris es mas que digna, intachable e envidiable y nada lepide a la era kiske

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>