House of Lords (Indestructible) – Crítica

Publicado por el 16 septiembre, 2015

houseoflords-indestructibleArtista: HOUSE OF LORDS
Álbum: INDESTRUCTIBLE
Estilo: Hard Rock
Sello: Frontiers Records
Fecha: 03 de junio de 2015
Nota: 7,5/10

Los Hard Roqueros californianos HOUSE OF LORDS están de regreso con nuevo álbum bajo el brazo, un año y pocos meses después tras la salida de su último lanzamiento “Precious Metal”, un disco normalito, no voy a decir soso porque hubo temas que me gustaron, pero si es cierto que fue un álbum difícil de asimilar, resultando en su mayoría poco inspirado y bastante monótono.

El siguiente peldaño en la escalera hard melódica de esta interesante banda se titula “Indestructible” y es un disco mucho más agradable, interesante y gustoso de escuchar que su predecesor. Desde los estribillos, pasando por los riffs o los pasajes lentos, todo en conjunto roza el notable medio. Además James Christian se muestra más agradable en su forma de cantar, cociendo unas melodías vocales dignas de admirar. Por otro lado, nos encontramos ante un álbum muy reflexivo donde la banda nos muestra su lado más positivo por decirlo de alguna forma.

houseoflordsbanda2015Cierto es que la identidad que los definía y por la cual yo los conocí, se ha ido mermando con el paso del tiempo, sin embargo con este trabajo me han vuelto a cautivar como hacía tiempo no lo hacían. Primero fue la portada, cargada de épica, más propia de una banda power metalera que una formación de Hard Rock, ahí ya me conquistaron y algo me decía que lo nuevo de HOUSE OF LORDS iba a dar que hablar. Y así ha sido, a pesar de ser un disco con sus pros y sus contras, es un álbum cargado de epicidad, no hay más que escuchar la intro gregoriana de “Go To Hell” que enseguida se desmarca con unas guitarras potentes y un toque guerrero, crudo. La típica canción que te levanta de la silla para mover la melena al viento. Muy buenas las teclas ligadas a las guitarras, o la participación de James a las voces. Ni que decir tiene de esos solos afilados o esa suavidad intermedia que se cruza antes de sus preciados estribillos.

El disco continúa por la puerta grande con “Indestructible” y una entrada colosal, espectacular es poco, riffs energizados por la poderosa voz de James, que suena más y mejor que en su obra anterior. Y lo que más me ha llamado la atención de este disco, es la batería que suena más endurecida y técnica gracias a la mano de B.J. Zampa, el cual se ha tomado muy en serio, eso de que su instrumento tenga más peso con respecto a su obra anterior. Yo creo que lo ha conseguido con creces, porque a pesar de ser un álbum hard roquero y baladístico como se puede apreciar con soltura en “Pillars of Salt”, el disco tiene cortes verdaderamente notables, como la contagiosa “100 MPH” que incluye un increíble solo de guitarra en el minuto 2:34, dedicado especialmente a aquellos nostálgicos amantes de las emociones fuertes tal y como se puede apreciar (posteriormente) al final de la canción con ese efervescente rugido de motocicleta. Un tema que no va a piñón pero que tiene bastante fuerza en las guitarras, o en la base rítmica.

A pesar de haber perdido cierta grandilocuencia con el paso del tiempo, la banda todavía rebosa calidad, y aunque muchos no seáis capaces de apreciarla, lo cierto es que HOUSE OF LORDS siempre han sido una eminencia en este terreno, en especial James Christian que es un verdadero monstruo a la hora de mezclar distintas armonías vocales. Su voz es todo un portento, su delicadeza a la hora de tratar diferentes semblantes, o sus ganas de amoldarse al cambio, no tiene precio. El ejemplo más claro lo tenéis a continuación, imposible no maravillarse con ese punteo rasgado al comienzo de “Call My Bluff”, puro Hard Rock ochentero, no menos que la encantadora y entrañable “We Will Always Be one” una balada repleta de sencillez y dulzura. Pero si lo que queréis es algo de dureza, no dejéis de escuchar “Die To Tell” que va emergiendo de la nada hasta golpear con fuerza y explotar con rotundidad, donde veremos a un James pletórico.

De aquí pasamos al último tramo del disco, y empezamos con “Another Dawn (Dance With The Devil)” que cuenta con una de las mejores interpretaciones del disco y con un puente-estribillo ideal para los directos, donde la banda siempre suele dar el máximo de sus posibilidades. “Eye of the Storm” es una canción envolvente que rebosa elegancia y con un giro importante en el aporte vocal. Posiblemente estemos ante uno de los mejores temas del álbum. “Ain’t Suicidal” tiene algo de novedad que lo hace llamativo; ese surfeo crujiente de guitarra del comienzo le aporta a la canción un toque vanguardista que siempre ha buscado implementar James en sus creaciones. A veces, más acertado y otras menos, pero en esta ocasión la canción adopta un fondo acorde a ese genio instrumentista que siempre ha tenido HOUSE OF LORDS en sus álbumes. Para finalizar hay que hablar de “Stand and Deliver” otro corte cañero que explora la tendencia más glam de la formación angelina, perfecto para echar el broche de oro a un disco muy superior a “Precious Metal”, recomendable para todo fiel amante del mejor Hard Rock ochentero.

Componentes:

James Christian – Voz, Guitarra, Teclados
Jimmy Bell – Guitarra
Jeff Kent – Teclados,
Chris McCarvill – Bajo
B.J. Zampa – Batería

Tracklist:

01. Go To Hell
02. Indestructible
03. Pillar Of Salt
04. 100 Mph
05. Call My Bluff
06. We Will Always Be One
07. Die To Tell
08. Another Dawn
09. Eye Of The Storm
10. Ain’t Suicidal
11. Stand And Deliver

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>