Hypocrisy (End of Disclosure) – Crítica

Publicado por el 7 mayo, 2013

hypocrisyendofdisclosureArtista: HYPOCRISY
Álbum: END OF DISCLOSURE
Estilo: Death Metal
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 22 de Marzo de 2013
Nota: 7,5/10

Hincar el diente a un trabajo de los actuales HYPOCRISY, es como cuando vas al cine a ver una película basada en un libro que ya has leído anteriormente. Conoces el argumento, el inicio, la trama y el final, pero aun así asistes al evento con la esperanza de encontrar un producto final que te llene. Y claro, el conseguirlo depende del arte que haya tenido el director a la hora de fabricar el film.

En “End of Disclosure” el director, productor, y actor principal es el mismo de siempre, el gran Peter Tägtgren, y el guión de su obra está definido desde hace ya casi un par de décadas, cuando después de dos primeros discos de puro Death Metal, decide evolucionar hacia la nueva corriente de  Death Metal Melódico que estaba viviendo por aquel entonces su despertar, siendo incluso considerados por algunos, los padres del estilo, junto a bandas del calibre de CARCASS, ENTOMBED o AT THE GATES.

La fórmula a seguir quedó totalmente patentada, y desde entonces Tägtgren no se ha movido un ápice de las directrices que él mismo marcó. Un estudiado equilibrio entre medios tiempos y trallazos demoledores, apoyados en ocasiones por ampulosos teclados creadores de épicas atmósferas. Jefe absoluto de su criatura, hace y deshace como le viene en gana, aún así la formación es sólida, al inseparable bajista Mikael Hedlund se le unió en 2004 la bestia parda de las baquetas Horg (Immortal), y desde entonces el sólido combo parece inquebrantable. Obvio es pues que “End of Disclouse” no difiere demasiado de lo que ha sido la obra de HYPOCRISY en estos últimos tiempos, falta comprobar pues si la repetida fórmula sigue funcionando o no.

Si tenemos que buscar algún fallo en este disco, para mí sería sin duda el arrancar con un tema tan “comercial” y melodioso como “End of Disclosure”, un corte típico para ir en la posición segunda o tercera del plástico, pero no para empezar con buen pie. La canción entra solita, es facilona y empalagosa, pero a su vez nos muestra una idea muy equivocada de lo que es el resto del trabajo. En los ocho cortes restantes nos vamos a encontrar a unos HYPOCRISY muy densos y oscuros, intentando rescatar por momentos la esencia más Death de sus inicios. Prueba evidente de ello es el riff principal de “The Eye”, muy sencillo pero con un tufo a Old School que marea. O el cambio de ritmo de “Tales of Thy Spineless” en el minuto 2:15. Y si todavía no andas convencido de lo que digo, solo tienes que prestarle atención a la intensidad y gravedad que Tägtgren imprime durante todo el trabajo a su growl. Digamos que deja en un segundo plano su habitual voz rasgada para concentrarse en el “modo demonio”, llegando incluso a echar un poco de menos su vertiente melódica en los cortes más lentos.

Equilibrio total como os comentaba más arriba, temas de destrucción cervical como la mencionada “Tales of Thy Spineless”, o “United by Fall” un trallazo en toda regla con afiladísimo riffs que desprenden cierto aroma a Black y toda la base rítmica pegando muy duro, sin duda uno de los cortes más brillantes del disco. En contraposición encontramos cortes más lentos y pesados como la pegadiza “44 Double Zero”, o “Hell Is Where I Stay” temazo oscuro donde los haya con cierto ramalazo a las hordas de Death Metal polacas.

En “Soldier of Fortune” volvemos a recuperar la cara más épica, que no abunda tanto en este trabajo, y lo dicho, donde antes era voz harsh ahora es gutural burro, está claro que Peter encaró el disco con unas premisas determinadas y no piensa defraudar. Temazo machacón 100% HYPOCRISY de los que nunca puede faltar. Como suele ser habitual el disco se ha ido endormiscando un poco con tanta pesadez, y para salir del letargo nada mejor que el buen bombardeo de batería de “When Death Calls”, ojito al estribillo que acojona bastante. Y sirve de antesala del corte cierre “The Return” ampuloso y grandilocuente a rabiar, como no podía ser de otra manera para sellar el treceavo disco de estudio de los suecos.

“End of Disclosure” no es el mejor disco de HYPOCRISY, la pesadez y oscuridad ganan protagonismo respecto a anteriores entregas, y hacen que el disco adolezca una relativa difícil digestión si lo comparamos con obras anteriores. Tägtgren no anda en esta ocasión tan inspirado como en “Abducted” o “Virus” por mencionar alguno de sus discos magnos, pero vuelve a poner sobre la mesa un puñado de buenos temas. ¿Podemos decir que la “fórmula” HYPOCRISY ha tocado techo? Con un genio de la envergadura de Tägtgren sería demasiado osado afirmar eso, lo que está claro es que va a tener que exprimirse más el cerebro para su próxima entrega si no quiere caer en la monotonía y repetición.

Componentes:

Peter Tägtgren – Voces, guitarras, teclados
Mikael Hedlund – Bajo
Horgh – Batería

Tracklist:

01. End of Disclosure
02. Tales of Thy Spineless
03. The Eye
04. United We Fall
05. 44 Double Zero
06. Hell Is Where I Stay
07. Soldier of Fortune
08. When Death Calls
09. The Return

Autor: Betrayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>