Ingravitö (Diario de un susurro que grita) – Crítica

Publicado por el 27 marzo, 2015

ingravito-diariodeArtista: INGRAVITÖ
Álbum: DIARIO DE…
Estilo: Rock/Metal
Sello: Autoeditado
Fecha: 2014
Nota: 8,5/10

Desde Pamplona nos llega el cuarteto formado por Txus, Mikel, Jorge y Álvaro con su banda INGRAVITÖ. Formación de rock transgénico, fronterizo, electrizante, fresco, hecho con personalidad. Una personalidad que dejaron bien marcada con su anterior obra “Transeunte”, el escaparate que los llevó a ser conocidos entre la multitud, y labrarse una carrera cada vez más prometedora.

Inquietudes, historias, letras ocurrentes del día a día, pequeños momentos de simple necesidad con un sello inconfundible. Una banda que poco a poco va labrando su propuesta y que va dejando huella allá por donde pasa. Verdaderos trallazos de rock convaleciente; un huracán de ideas bien fortalecidas con momentos neutrales para el recuerdo y pasajes armónicos difíciles de olvidar.

El nuevo álbum de INGRAVITÖ ha contado con la producción de Adrian Vallejo, y supone un gran paso adelante con respecto a su predecesor. Ideas mejor llevadas, melodías mejor conjugadas y una vertiente agresiva-melódica con estribillos que no pararás de tararear. Un disco impulsivo que se pasa volando casi sin darte cuenta. Lo bueno de ello es que no se hace para nada aburrido, y es de los pocos trabajos, que una vez finalizado te da ganas de volverlo a escuchar otra vez. Eso, pocos trabajos lo consiguen hoy día.

Los doce trallazos que incluye “Diario de un susurro que grita” son como historias propias que a más de uno nos habrán ocurrido en vida. Una de las cosas buenas del álbum, es su creatividad, tanto en diseño de portada, como en letras o música, la banda ha desbancado el debut con el que iniciaron su carrera. Casi sin pedirlo, el disco encuentra un lugar en tu mente o en tu corazón. Hay dos formas de entenderlo, por el sonido tan guerrero que posee, o por las partes vocales de Txus que se muestra increíble durante todo el trayecto, siendo el eje motor de cada pista, llevándote al éxtasis como ocurre con “Un lugar, otro lugar” donde se desmarca con un trabalenguas inicial, y como dice la propia letra, otro lugar más allá de este hechizo; un huracán de canción, rápida, intensa, metódica, bien pensada para el directo y eyaculando (verdades como puños) repletas de sentimiento.

ingravitobanda“Una más” asienta los riffs con la sequedad propia del álbum, con ese tono chulesco, esos altos y esos desvaríos musicales con partes extenuantes, unas más lentas y otras marcando paquete. La siguiente en cuestión cuenta con otra letra la mar de curiosa, ya por su título llama la atención, “Tras Quemar París” empieza con la batería y la guitarra unidas golpeando con fuerza, esa base inicial se repite durante toda la canción y es la base principal a través de la cual surgen todo tipo de cambios, estilismos y segmentos agresivos. De hecho, se trata de uno de los cortes más metálicos del disco, sus partes agrietadas, la forma de desdoblar el ritmo y la intensidad con la que surge toda la canción, bien merece unas cuentas escuchas. Personalmente es mi favorita junto a “Lluvia ácida” algo más lenta que la anterior y con riffs más sólidos, una canción que parece más una autocrítica al mundo y que incluye una letra que habla de rabia y dolor. Su consistencia, su densidad, los giros, y los gritos del propio Txus enmarcados por partes más suaves, hacen que el disco tenga una personalidad arrolladora en algunos momentos.

Difícil quedarse con una sola canción y no alabar al resto, el disco va ganando puntos conforme avanza, y a pesar de tener un aire muy punk en algunos cortes, la esperanza de toparse con joyas como “Mientras muero”, hace que merezca la pena desglosarse vivazmente cada melodía y atender con suma delicadeza a cada cambio, estructura o armonía. La sequedad de dicho corte me traspasa, las partes delicadas de guitarra intercaladas a la voz principal son una delicia, el bajo de Álvaro, la batería de Mikel y el apoyo de Jorge son una gozada. Sonido directo a piñón. Ver como la canción redobla su sonido y como la potencia riffea con fuerza (casi al final) surfeando en intensidad, es una maravilla para los cinco sentidos. Los pelos de punta, con eso os lo digo todo.

En el ecuador del disco nos topamos con “Trapecios rotos” otro derroche de ingenio, otra forma de enmudecer al oyente, una balada acústica, repleta de sentimiento con un fondo de melancolía marcado por el colorido vocal de Txus, y la sencillez rítmica de la guitarra. Una preciosidad en estado puro que ejerce de antesala para la outro narrada que abre la pieza siguiente, “Atardecer oxidado” de ritmo constante, cortante y enérgico. “Desdibujándome” colorea el tramo final del álbum con una dureza más imponente; las guitarras suenan más contundentes y golpean con más ímpetu, desollando el ritmo a su paso. Temazo!!

“Diario de un susurro que grita” habla del grito póstumo, una forma de autocrítica, es el caso de “Un gramo” personalizada con aires distintivos, sometiendo al prójimo. Una forma de metalizarse con toques hip hop y acercar el lado más alternativo del disco al oyente.  “En el susurro”, canción guerrera donde las haya, donde se vislumbra la gran ejecución del bajo y ese sonido rallado de guitarra. Finalmente llega “Ninguna guerra en mi nombre” con la colaboración de Batallones Femeninos (Ciudad Juárez) sonando francamente bien. Seguidamente la otrora “Corazón de tango” antepone las filigranas de otros cortes, apostando por la sencillez; aparte es una versión de Doctor Deseo que INGRAVITÖ ha re-escrito añadiendo su toque personal, reinventándola a su forma.

“Diario de un susurro que grita” es una obra excelsa, de lo mejorcito que se editó el pasado año a nivel nacional. Una pena que la banda no tenga más reconocimiento, aparte de apostar por el cambio social en sus letras, inciden en la yaga, y lo hacen de la forma más sencilla posible sin sonar arrogantes y con temas que traspasan la piel y llegan al corazón. El segundo Lp de INGRAVITÖ es un álbum que merece ser escuchado con calma, y al que es bueno prestar toda la atención posible.

PD: Si queréis gritar, susurrad con fuerza, quizás haya alguien que escuche vuestros cánticos, INGRAVITÖ lo hacen sin sonar obscenos y marcando territorio de una forma sublime.

Componentes:

Txus – Guitarra y voz
JOrge – Guitarra
Alvaro – Bajo
Mikel – Batería

Tracklist:

01.Un Lugar, Otro lugar
02.Una más
03.Tras quemar París
04.Lluvia Ácida
05.Mientras Muero
06.Trapecios Rotos
07.Victoria y Napalm
08.Atardecer Oxidado
09.Desdibujándome
10.Un Gramo
11.En el Susurro
12.Ninguna Guerra en mi Nombre Vs Batallones Femeninos (Ciudad Juárez)
13.Corazón de Tango Ft. KB de enBlanco (bonus track)

WEB

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>