Judas Priest (Screaming for Vengeance) – Clásico

Publicado por el 3 septiembre, 2012

Artista: JUDAS PRIEST
Álbum: SCREAMING FOR VENGEANCE
Estilo: Heavy Metal
Fecha: 17 de Julio de 1982
Sello: Columbia Records
Comentario: ¡¡Screeeeeaming, un DISCAZO que sigue sonando igual de bien después de 30 años de existencia!!

Después de saltar a la fama con el icónico British Steel (1980) y poner al heavy metal en boca de todos, vendría el traspié con Point Of Entry (1981) y su intento, aparentemente presionados por la discográfica, de querer conquistar el siempre tan codiciado mercado americano. Lo cual implicaba sacrificar su espíritu y sonido, creando un disco que si bien no fue malo pero que carecía de la fuerza y esencia  de su antecesor. Algo similar haría también Blackmore con RAINBOW movido por  sus deseos de conquista. A opinión personal muchas bandas arriesgaron demasiado siempre por el mercado americano, creo que es más saludable que una banda venda su sonido al mismo Satanás que a EEUU pero bueno, eso es otro tema.

Para 1982 la banda se disponía a grabar lo que sería su próxima obra, para lo cual se trasladarían a Ibiza, con Tom Allon como productor comenzando así la grabación de “Screaming For Vengeance”. Con este disco la banda retomaría la fuerza dejada atrás con British Steel pero le agregarían a sus cortes más velocidad, solos endiablados y punzantes de elevada complejidad técnica montados sobre una base rítmica monstruosa y muy sólida, también romperían con el típico formato estrofa estribillo en sus cortes. Rob Halford mostraría uno de sus mejores trabajos vocales, llevando sus cuerdas vocales a registros que hasta ahora no había mostrado nunca.

Apenas el Lp vio la luz se convirtió en un éxito instantáneo, alcanzando el éxito en ventas y difusión tanto en emisoras de radio como de Tv. Logro conquistar el tan codiciado mercado yankee, pero no gracias a vender su alma sino al mérito de ser ellos mismos. Obtuvieron Doble Platino en EEUU y consiguieron una demanda masiva en Mtv lo cual era algo muy inusual por esos tiempos.

La portada fue dejada en manos de Doug Johnson, que nuestra una enorme águila robótica en caída libre llamada “Hellion” con una gran estética de comic, transformándose obviamente también en un clásico. La banda se montaría en una extensa y exitosa gira mundial que les llevaría a grabar su primer registro en vivo de una cinta de video bajo el título de “Judas Priest Live World Vengeance Tour 1982″.

Esta discazo abre con uno de los intros más recordados de la historia, “The Hellion”, pausado pero de gran porte y espíritu épico nos conecta directamente con “Electric Eye” que inmediatamente te ataca las hachas gemelas altamente filosas partiéndote la cabeza al medio con un riff demoledor. Rob comienza cantando con cierto tono robótico y frio para luego pasar a sus clásicos agudos de alta temperatura salidos del mismo infierno. El puente que conecta con el estribillo de vos distorsionada debe ser uno de los más cantado a lo largo de la historia. Que se puede decir de los intrincados duelos  que se disputan en la parte central los gladiadores del metal Tipton y Downing….UNICOS!!!!. La dura cabalgata rítmica se extiende hasta el final con unos certeros disparos de acordes unos tras otros acompañados por  la voz entre demoniaca y robótica de Halford……Clásico indiscutible!!!!

Con la proto-speedica “Riding On The Wind”, la voz de Halford se convierte en  un filoso bisturí que puede cortar todo lo que se interponga en su camino, una base rítmica atronadora, intrincada, veloz. Dave Holland repartiendo golpes a diestra y siniestra y un solo que hay que ser muy valiente para escucharlo a todo volumen por que lastima de verdad. Pero es inevitable la  necesidad de llevarlo al máximo aunque tus tímpanos se perforen!!!!. Corte que sería de gran inspiración para futura generaciones…….adrenalina transformada en acordes.

Con “Bloodstone” bajamos notablemente la velocidad pero no el poder destructivo que encierran los corpulentos y prolongados acordes del riff de este corte que se mueve a paso lento, pero con cada pisada que da hacen sacudir el suelo que pisamos. Los parches y la caja juegan un papel de mucho peso en el contexto del corte, punteo de lujo y un Halford pletórico en su mejor época como vocalista. Tema sólido como una roca!!!!

Nos desplazamos hacia terrenos mas melódicos con “(Take These) Chains”, pero eso no significa que las hachas hayan perdido su filo, todo lo contrario siguen hirientes como desde el principio a diferencia que  nos encontramos con un Halford dando cátedra de cómo se debe cantar y dejando en claro que puede freír tu cerebro con sus mortales agudos o endulzar tus oídos con un trabajo vocal inigualable como lo deja en claro en este track. No en vano fue, es y será uno de los mejores vocalistas de todos los tiempos. Tema de corta duración, de estructura simple pero que logra captar tu atención con gran facilidad.

“Pain And Pleasure” un medio tiempo de ritmo muy denso y compacto. El riff muy apoyado sobre la batería que es la que dirige el timón de este galeón del metal, Rob entona la letra de este corte como arrastrando su voz en todo momento y amoldándose a su  ritmo entrecortado. El duelo central de guitarras es de perfil bajo en comparación con los que nos podemos encontrar en todo el Lp. No es mal tema, pero logra sobresalir por lo contundente que suena.

Dejamos atrás, medios tiempos, y bases rítmicas lentas y densas para subirnos a la velocidad endemoniada de uno de los clásicos más grandes que existen en el metal….Screaming For Vengeance. Halford nos vuelve a  atravesar con una lanza nuestras cabezas con sus agudos infrahumanos, mientras las guitarras gemelas nos castigan a  alta revoluciones nuestras espaldas en continuo disparo de acordes mortales. Rabia descontrolada en las voces de Rob, técnica de alto vuelo en las guitarras más una base rítmica contundente en los parches y el bajo, le da forma a una masa que te derriban al primer golpe. Y el disparo final llega al grito poseso de Screeeeeaming!!!!!! Judas en su  más puro estado…..

Como siempre la discográfica que querían un tema accesible, la banda compuso en cuestión de horas uno de sus temas más difundíos y clásicos, me estoy refiriendo a “You’ve Got Another Thing Comin”. Hard Rock simple, compacto, de ritmo casi bailable con mucho gancho y una gran base rítmica que apena suenan los primeros acordes te invitan a sacudir la cabeza. El solo que encierra esta joyita es una combinación de técnica y feeling magistral. Es el corte más accesible del todo el redondo pero eso no le quita que muchas veces en las cosas simples se encuentran grandes obras. Rotó por Mtv hasta el cansancio, y fue uno de los principales factores que lanzo a la banda al mega estrellato. Muchos lo consideran un corte comercial, yo lo veo con un clásico absoluto que tuvo un gran impacto, ya muchos quisieran tener un hit de esta talla, a los hechos me remito ya que este corte jamás desapareció de sus set-list. Además algo similar sucedió en su momento con “Living After Midnight” que en cuestión de simpleza y de melodía contagiosa son iguales.

De inicio lento “Fever” encierra un aire misterioso e hipnótico en el que predominan unas guitarras muy estridentes y limpias  que logran electrificar el aire a su alrededor. El tema avanza a paso firme y sostenido con Halford cantando al comienzo de una forma muy sobria que más adelante termina explotando con mucha más energía tanto en la voz como en las afiladas guitarras. Otro rasgo dinstintivo del corte es que es altamente técnico al igual que el duelo guitarrero de intrincados punteos que se despachan Glenn y K.K.. Llegando al final se produce un break melódico y otra vez estallan las guitarras y la garganta de Halford  presagiando un final que cae de forma abrupta.

“Devil’s Child” nos regala un corte de puro hard Rock guitarrero inundado por unos coros contagios como la peor de las pestes, es imposibles que no cantes sus estrofas y estribillos hasta escupir tus cuerdas vocales por la boca. Disparando energía y fuerza en todas las direcciones con un cierto gusto a AC/DC en sus guitarras es otro de los cortes que te dejan pidiendo que nunca se acabe. El solo que nos regalan las hachas es puro despliegue de virtuosismo y furia metalera. Excelente final a puro rock de altísimo nivel para cerrar un disco que revoluciono el metal y provoco un cambio irreversible en el heavy Metal.

Con este apoteósico álbum una vez más JUDAS PRIEST, seguía aportando elementos claves al Heavy Metal, tanto en estética, sonido y actitud haciendo que el género creciera a pasos agigantados. El sonido de este álbum seria perfeccionado y llevado a límites más extremos con su siguiente Defenders Of The Faith (1983), otra pieza indispensable y fundamental para comprender el Heavy Metal.

Solo decidí centrarme en el disco original tal cual se editó en 1982, no quise indagar en remasterizaciones y ediciones aniversario porque estos diez temas fueron los que realmente pusieron al disco y a la banda en lo más alto del panorama metalero.

“Screaming For Vengeance” una obra maestra en la historia de la banda, un soldado letal en el ejército del Heavy Metal, y uno de los componentes principales en la composición del arsenal del metal de todos los tiempos……si no lo conoces, date el lujo de que Halford destruya tus tímpanos al grito de Screeeaming!!.

Componentes

K.K. Downing: guitarra
Rob Halford: voz
Glenn Tipton: guitarra/voz
Ian Hill: bajo
Dave Holland: batería

Tracklist

01.The Hellion – (:41)
02.Electric Eye – (3:39)
03.Riding On The Wind – (3:07)
04.Bloodstone – (3:51)
05.”(Take These) Chains” (Bob Halligan) – 3:07
06.Pain And Pleasure – (4:17)
07.Screaming For Vengeance – (4:43)
08.You’ve Got Another Thing Comin” – (5:09)
09.Fever – (5:20)
10.Devil’s Child – (4:48)

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

3 Comentarios

  1. running wild

    11 septiembre, 2012 at 16:02

    Tremenda reseña camarada,como siempre das en la diana,y todo muy acertado.¿cuál será tu próxima reseña camarada?,a mi este disco de JUDAS PRIEST me gustó muchísimo,uno de mis favoritos,junto con “Defender Of The Faith” o “Ram It Down”…….

  2. METALMANIACO

    11 septiembre, 2012 at 17:04

    Muchas gracias Running, este disco, Defender Of The Faith, Painkiller, Hell Bent for Leather , Sad Wings of Destiny y Stained Class son mis favoritos….lo próximo a reseñar es el Act I de Tarja que ya la tengo casi lista. Saludos camarada

  3. Igor Maxwel

    24 mayo, 2017 at 22:46

    No hay mucho do que hablar de este pedazo de disco de los mestres Judas Priest, pero una cosa es muy cierta: Screaming for Vengeance es, a mi gusto, el mejor disco de heavy metal en todos los tiempos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>