Justo y los Pecadores (vasos, besos y versos) – Crítica

Publicado por el 19 junio, 2013

justoylospecadoresArtista: JUSTO Y LOS PECADORES
Álbum: VASOS, BESOS Y VERSOS
Estilo: Rock and Roll
Sello: Autoeditado
Fecha: 3 de Mayo de 2013
Nota: 8/10

Hace ya un tiempo que abrimos puertas, y dijimos en la web, que abarcaríamos no solo Metal, sino también Rock y variantes relacionadas con este estilo (pero más Underground), donde cabe destacar géneros como el Blues, el Rock and roll de toda la vida, Rock de carretera, como ocurre con JUSTO Y LOS PECADORES. Banda que se aleja de nuestra línea habitual. Y que aun así, cumple con todos los requisitos que un buen trabajo de Rock clásico debe tener.

Una banda no muy al uso y original hasta cierto punto. Por lo que he podido averiguar, sus conciertos son verdaderas fiestas en estado puro; y aunque su música precisa de una escucha relajada y tranquila, el ritmo lo llevan en las venas.

13 años en salas de provincias, furgonetas de alquiler y menús de camionero, todo ello sin perder la sonrisa. 11 Canciones exquisitas donde se habla todo tipo de melodías, temas lentos y otros más moviditos, un disco al que le hace falta más de una escucha, ya que es una música a la que hay que dedicarle un tiento. A modo personal me ha producido más de una sonrisa, algo de agradecer en los tiempos tan difíciles que corren.

No todo va a ser caña y sonidos estridentes. “Vasos, besos y versos” con rima incluida, incluye de todo un poco. El Rock clásico de manos de “Viendo la vida pasar” hasta temas más comestibles como “Mil Rayos” con un ritmo rechulon, unas guitarras acomedidas y su gran estribillo. “Descendiendo el río” una balada circular con un entrante de guitarra que hipnotiza con unos interesantes armónicos donde bajo, batería y la voz de Justo Conde, nos muestran cómo se puede agrandar una canción, tan sólo sintiéndola desde dentro.

“El futuro nos mintió”, pone el ritmo con un toque macarra, Justo Conde tanto en este como en otros temas, sigue una línea ascendente, su voz sobresale mucha veces por encima de las melodías. Le sigue “Seré un buen chico” donde la letra nos arranca una leve sonrisa, aquí el bajo de Josep Faraboni y la batería de David Subirama suman un peso importante; con un juego a dos bandas a destacar. “Conduzco sin dirección” es como más bailable, alegre y fiestera, y nos recuerda a esos viajes sin final, horas y horas de carretera; musicalmente cuenta con el acordeón de Oscar Ferret que le da un toque singular. “Una causa perdida” desprende algo de melancolía e incluye la íntima colaboración de María Rodríguez Rey, al contrario que la nostálgica “Te estaré esperando” con un dueto  depiano y batería para gozar de lo lindo. Un tema que cuenta con una de las partes instrumentales más apetecibles del álbum, ese aire jazzero del final no tiene desperdicio; “Arderás en mi copa” es poesía en clave de rock and roll verbenero.

Los ocho minutos de “Las cuarenta” pueden hacerse eternos, el acordeón y el dueto con la voz de María, es lo más destacable de una canción que suena a Mariachi en algunos momentos. La armónica y la melodía acústica de “Voy a dejar” dan más autenticidad de cara al final del álbum con  “Que jodido es ser un bufón”, un tema triste que nos relata la soledad de esos seres abandonados por la sociedad, y que habla muy bien del coste que supone la vida.

JUSTO Y LOS PECADORES es apto para todos los públicos, especialmente para aquellos que disfrutan de la música hecha con el corazón. Sin ataduras, sin etiquetas o estilos. Rock a pleno sentimiento.

Al no estar acostumbrado a este tipo de sonido, me es curioso encontrarme con propuestas así, y como fiel seguidor de la música, nunca digo: NO, hasta no haber escuchado un disco. “Vasos, Besos y Versos” es el quinto Lp de esta banda procedente de Sitges – Barcelona.

Disco al cual hay que prestarle la debida atención, más que nada para comprender el significado de sus letras y sus melodías; textos cercanos que te llegan, sentimientos y honores que te traspasan.

Al ver la portada uno se imagina una cosa, pero al escuchar la música, aprueba, aprende y discierne el porqué de “Vasos, besos y versos”. Un disco con fondo y que atrapa, apto para aquellos que aprecian la música, no sólo como un objeto de usar y tirar, sino como algo más.

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

2 Comentarios

  1. Miquel Montfort, Mix

    26 junio, 2013 at 16:52

    Querido Francisco, me descubro ante ti.
    Ya lo explicas bien en tu introducción, y pienso que a ti y a tu revista os honra infinito esta actitud. Como banda, la compartimos plenamente, del mismo modo que hemos compartido escenario con punks, rockers, metaleros, rockabillies, cantautores, poperos, rumberos, orquestas, bandas de calle y otras gentes de mal vivir.
    Si nos has analizado y descrito tan bien debe ser que a) eres un tipo listo y sensible, y amable; y b) los Pecadores empezamos a hacerlo bien. Ambos son motivo de alegría y de orgullo. Honor que nos haces, desde la perspectiva de un medio que no se anda con chiquitas. Cosa que apreciamos doblemente. Triplemente, si me apuras. Así que, apuremos ese chato de tequila a la salud del rock sin etiquetas. Mil gracias y ya sabes, contad con nosotros!! Mix Pecador

  2. Frank

    19 julio, 2013 at 3:47

    Muchas gracias por tus palabras Miquel, se agradece. Sólo te puedo decir, tal cual dije en la review, nunca me doy por vencido ante un disco. Si a la primera escucha no me entra, intento darle varias oportunidades. En este caso, aunque el estilo no concuerda con mi forma de ser, debo reconocer y ser sincero conmigo mismo, que las canciones aquí incluidas me han llegado hondo. Nada mas, un saludo…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>