Lalu (Atomic Ark) – Crítica

Publicado por el 10 septiembre, 2013

laluatomicarkArtista: LALU
Álbum: ATOMIC ARK
Estilo: Progressive Metal
Sello: Sensory
Fecha: 9 de Septiembre de 2013
Nota: 8,5/10

El teclista francés Vivien Lalu regresa después de ocho años con su banda/proyecto que lleva su apellido LALU. El primer álbum “Metal Oniric” lanzado en 2005 se hizo después haber contado con numeras participaciones de otras agrupaciones como SHADRANE, TIME FOR A CHANGE, así como Hubi Meisel (ex DREAMSCAPE). Después de este lanzamiento, el músico se dedicó a componer bandas sonoras. Sin embargo, nunca perdió el impulso, así que siguió creando música, hasta que por fin tenemos en nuestras manos ocho años después el sucesor de aquel sobresaliente debut, el nuevo lanzamiento sigue una línea ascendente y es conocido por el nombre de “Atomic Ark”, que cuenta a su vez con nuevas colaboraciones en su línea como la del batería de PLANET X, Virgil Donati, el bajista Mike Lepond de SYMPHONY X, el vocalista Martin LeMar de MEKONG DELTA, o Simone Mularoni a la guitarra, sin cortar el resto de colaboraciones en segundo plano que aparecen en los créditos como Jordan Rudess de DREAM THEATER, Pete Wildoer y Marco Sfogli de JAMES LABRIE y Jens Johanson de STRATOVARIUS. No está mal, ¿Verdad?

Una vez hechas las presentaciones y sin ánimo de aburrir al personal voy a nombrar lo más destacado de esta obra, LALU siempre fue conocido por su estilo singular, que fue llamado como Metal Atmosférico Cinematográfico, aunque los expertos y la gente de a pie como nosotros, conocemos este género como Metal Progresivo, porque eso es lo que es. Un sonido más bien ecléctico, no muy complejo pero si virtuoso y es que el amigo Lalu, a lo largo de estos ocho años, ha acumulado tal magnitud de ideas, llevando el sonido de “Atomic Ark” a otro nivel, sonando en ocasiones como un rompecabezas sin pulir, llegando a recordarnos al éxtasis con esos teclados y esas puntitas agudas en “Momento”, todo un momento de deleite para degustarlo con calma y con los ojos cerrados, una maravilla junta a “Deep Blue”, que a pesar de su brevedad tiene un alcance atmosférico (camaleónico) con esa entrada acústica y sosegada, reflejando una entereza que ya quisieran muchos artistas de este género tener.

No todo son partes lentas, porque hay temas cañeros como “War On Animals” que por su atmósfera guitarrera recordará bastante a SYMPHONY X pero con riffs devastadores; siendo “Gleed” uno de los cortes más singulares por su gran presencia hipnótica y esos esquemas entrecortados, pegadizos y laboriosos; virtuosismo de alto calibre y la variación de esas teclas cifradas haciendo de las suyas en “Follow the Line”, un tema extraño con una intro inusual, que se te sube al costal sin pensarlo dos veces; en apenas 4 minutos, queda expuesta su exquisitez haciendo honor y gala del legado que han dejado los artistas más grandes del metal progresivo de los últimos años, LALU expone, o sino que se lo digan al corte número tres, “Tatonka”, y si vamos más allá, el espacio multicolor de “Mirror Prison” te dejará con la espinita clavada y perplejo.

Masificación de ideas, sin embargo la escucha se hace agradable y enriquecedora en todo el trayecto, teniendo que pegar el oído, y con calma, discernir lo que LALU presenta en este nuevo contingente. Así que en apenas media hora se llega a la pista número nueve, ya que la mayoría de temas no dura más de 3 o 4 minutos, siendo el corte número diez, “Revelations” una salvajada, así tal cual, una mega composición de 19 minutos en los que la formación se emplea al completo para dar lo mejor de sí misma con la ayuda de pasajes espaciales, guitarras acústicas y un sinfín de meneos donde cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. “Revelations” es la joya de la corona, recordándome en ocasiones a unos jovencísimos SUPERTRAMP; diversión asegurada que triunfa con gran variedad de esquemas, melodías adictivas y una muy buena oferta de metal progresivo para los amantes de la genialidad más absoluta. En este tema, LALU tira de modernismos con el teclado para emborrizar cada melodía con una soltura que asombra.

La exhibición planteada por LALU en esta ocasión, no supera a su antecesor, pero se queda muy cerca de igualarlo; además el acompañamiento de lujo vive con ganas lo que el amigo Vivien presenta; un mundo diverso que puede hacerse cuesta arriba en el último momento; pero que deja la imaginación a flor de piel para que el oyente quede enviciado con su propuesta.

El arte, la omisión y la técnica se dan cabida en “Atomic Ark” cuya producción ha tenido lugar en diversos países definiendo un sonido de primerísima calidad. Pese a la poca originalidad del nombre, la música es todo lo contrario; un verdadero lujo para cualquier seguidor del metal progresivo actual.

Componentes:

Martin LeMar – Voces
Vivien Lalu – Teclados
Mike LePond – Bajo
Simone Mularoni – Guitarras
Virgil Donati – Batería

Tracklist:

01.Greed
02.War on Animals
03.Tatonka
04.Mirror Prison
05.Deep Blue
06.Bast
07.Momento
08.Follow the Line
09.Slaughtered
10.Revelations

WEB

Autor: Matthew Bourdais

1 Comentario

  1. METALMANIACO

    11 septiembre, 2013 at 3:23

    Muy interesante reseña Matthew y un nuevo descubrimiento para mi arca musical. Seguro le voy a pegar una escucha, la reseña invita a escucharlo. Saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>