Leithian (Sin límites) – Crítica

Publicado por el 6 agosto, 2012

Artista: LEITHIAN
Álbum: SIN LÍMITES
Estilo: Power Metal
Fecha de lanzamiento: 2012
Sello: Sube un escalón
Nota: 7,8/10

Los valencianos LEITHIAN tras el buen trato recibido con “Voces de libertad” su primer trabajo, renacen con alas de ángel sobre las cenizas del fuego y un segundo elemento, aún más espectacular que su antecesor. Los cambios de formación han propiciado este fidedigno paso hacia delante, que ha durado casi 4 años, entre unas cosas y otras, el nuevo matiz melódico de la formación va más allá del simple power metal que todos conocemos, acarreando influencias de bandas nacionales como SARATOGA o ANKHARA, por poner un ejemplo, pasando por estilos que van desde el metal progresivo, hard rock o el heavy metal, típicamente conocido por todos.

La producción y mezclas han surtido su efecto, el trabajo de duros y duros meses de trabajo consigue su propósito, al menos la evolución marcada en su primer lp, se supera con este “Sin límites” que dejará un gran sabor de boca en el oyente. Si gustas de ritmos tradicionales, power metal épico con melodías a rabiar, te encantará escuchar este buen elenco de temas, que satisfará todas tus expectativas; además no se trata del típico álbum lineal, con canciones y ritmos que repiten lo mismo una y otra vez. Es un álbum heterogéneo, que se deja escuchar con bastante facilidad y al que tú puedes darle tu toque personal. Eso sí, aun mejorable en muchos aspectos, lo visto aquí está bien, pero aún queda mucho trabajo por hacer.

Ejemplo de lo expuesto en el anterior párrafo, “Profundo palpitar” es una excelente balada que sin ser una bomba, te atrapa por momentos, algo sosa en algunos puntos, pero de agradable paladar. Cabe anotar la esplendorosa pieza “La era de la mentira”, en su comienzo podremos ver una clara influencia de SYMPHONY X o DREAM THEATER, el sonido dilatado de guitarras, las cristalinas piezas de teclado adornando, y el vástago cambio de repente con la velocidad por ende, nos llevarán a través de una canción auto crítica contra este mundo; donde se habla sobre los sueños de los niños, un tema melodioso, y  a la vez líricamente muy crudo que relata la realidad de este podrido mundo actual. Una canción que habla con voces de libertad contra este mundo enclaustrado en la pobreza. La posterior parte técnica marca unos duetos de bajo y batería, con unos teclados extraños, y algunas delicatesen de guitarra, ritmos impresionantes, que dejarán a más de uno sin habla. Otra de las guindas de la canción, es el fuerte de su estribillo o los coros finales, triunfales a más no poder.

“Amanecer” es una canción que lleva impregnada sucesivas dosis de música clásica repartidas por todo el corte, haciéndolo original en más de una ocasión, la preciosidad del manto del nuevo día, recubre la voz de José, que adopta tanto en este como otros temas, un colorido pragmático versado a través de la poesía, letras muy bien plasmadas que simulan el ente cándido y tierno de la portada, el nuevo despertar, un tema atenuado por los rasgueos de las seis cuerdas, o el piano que lo adorna en todo momento, junto a ello, tenemos el imponente trato de los solos, que adoptan un toque profesional que lleva en volandas uno de los temas más completos del disco; todo ello sin desvanecerse en el abismo.

Volviendo al comienzo, tenemos un tema que me ha impactado, o digámoslo de otra forma, enamorado, quizás por su letra o por el colorido vocal, es una canción que se deja querer, dulzona, melosa con un toque pasional que la hace diferente, desde las harmonías iniciales o los riffs sucesivos, la voz le da un toque genuino a esta pieza que conjugada con lo lírico, presenta dosis de atracción que otros temas no poseen, y quizás ese es uno de los alicientes fidedignos que la música de LEITHIAN puede producir en el oyente; la atracción que los temas proporcionan al público, no son los típicos temas que hablan de reyes, dragones, espadas y cosas de ese tipo; (eso ya está muy mascado, me alegra saber que LEITHIAN no van por ese camino) tal y como pude ver el otro día en SYLVANIA, LEITHIAN sigue un sendero parecido en el tramo letrístico, aunque ellos usen el factor sorpresa y el tema de fantasía para adornar sus canciones; técnica y musicalmente, “Hechizo” te hechizará; la magia que contiene esta canción, junto a “Ángel Seductor”, envolverán tu alma en un manto de sueños, con sentimientos encontrados, si quieres déjate llevar y viaja con LEITHIAN al páramo perdido, donde cielo y oscuridad se dan la mano, que mejor forma, que dejarse acariciar por la letra, muy bueno el redoble de batería o las teclas colándose entre medias como pinceladas de un cuadro sin terminar; todo el compendio musical que lleva consigo, está muy bien planteado, todo ello antes del solo de guitarra de José Rubio, a mi gusto, he encontrado otros que me han sorprendido más, no me refiero a otras bandas, sino al disco en sí.

En “Cruzando senderos” podremos ver un tema algo más lineal al resto, lo que más me llama la atención, es el tono vocal de Jose M. Cebrián que alarga su estigma vocal y abre más la voz al conjunto del álbum, los coros también ayudan, el toque progresivo ayuda mucho, aquí las guitarras vuelven a hacer de las suyas, planteando otro sendero por el que pasar.

El palpitar del corazón en “Te esperaré” nos ofrece en esos pequeños segundos antes de partir, una incógnita o duda, si realmente vamos a ver lo mismo una y otra vez, y no. La voz vuelve a cambiar, el ritmo está más acolchado y es más elástico, el desenfreno de las seis cuerdas plantea unos retorcimientos curiosos, buen vozarrón de José, aunque inacabado o algo cojo para mi gusto. El estribillo está bien, pero no le da la energía que pide la canción.

“Memoria oscura” es uno de esos temas, que ya por su título engancha, además la intro con tambores tribales, o las guitarras que le suceden, aportan otro punto de originalidad al plástico; a medida que avanza el disco se vuelve más rudo y pesado; eso significa que el grupo es capaz de moverse por muchos terrenos diferentes, sin bajar la calidad; por ejemplo la oscuridad la traduzco yo en algunos esquemas donde la labor de Guillermo Salinas, resulta más que esencial; la tétrica sucesión y paranormal fuerza de Carlos Casanova en las guitarras, nos deja ver otro estandarte de esa progresividad metálica; la fuerza de los riffs me ha recordado a los ya desaparecidos ANKHARA.

“Matar o morir” no podría ser más propicio; leyendo el título, nos podemos imaginar a que se refiere la letra; pero lo lírico hace alusión a un ser martirizado por su pena, acorralado en una prisión con ganas de salir, siquiera a ver la luz del día, ser libre. Con un entrante a piano, precioso; más típico de la escuela del maestro Luca Turilli, tenemos una sugestiva sucesión de guitarras gloriosas que pueden recordar los inicios de RHAPSODY, aunque el tema luego se desvirtúa, el planteamiento general, expone una canción con un power rápido que hará mella en los que gustan de este tipo de metal cabalgante.

Finalizamos esta avanzadilla a través de un capítulo más; un mundo que se apaga, otra crítica, y me parece más que necesaria, ya que día a día mueren demasiadas especies vegetales, bosques que no cuidamos, un entorno esculpido por la atrocidad del hombre, la destrucción de un paraíso en llamas, “Un legado a rescatar”; interesante propuesta, pero no la mejor del álbum; definitivamente “Sin límites” es un buen trabajo; este última canción se hermana con el título principal, ya que la portada refleja un poco esa ira del ser supremo, renaciendo de las cenizas; si bien, la impresión inicial que tuve de la portada, me gustó; desde su primer trabajo hasta ahora; LEITHIAN han cambiado bastante; pero es bueno que no se duerman y sigan por este camino en ascenso, si siguen a este nivel en el próximo trabajo, podremos disfrutar de un triunfo más que merecido; lo mejor, tienen muchas ideas y saben plasmarlas dignamente sin caer en los tópicos típicamente conocidos; mi ultimátum; parece que el metal nacional, pese a los problemas actuales, está mostrando su mejor baza, ojalá siga así por mucho tiempo, y tengamos LEITHIAN para rato.

Componentes:

Carlos Casanova – Guitarra
Lorenzo Bustos – Batería
Julio armelles – Bajo
Jose M. Cebrián – Voces
Guillermo Salinas – Teclados

Tracklist:

Sin límites
Hechizo
Ángel seductor
Cruzando senderos
Amanecer
La era de la mentira
Profundo palpitar
Te esperaré
Memoria oscura
Matar o morir
Un legado a rescatar

WEB

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>