Marduk (Serpent Sermon) – Crítica

Publicado por el 9 junio, 2012

Artista: MARDUK
Álbum: SERPENT SERMON
Estilo: Black Metal
Fecha: 25 de Mayo de 2012
Sello: Century Media Records
Nota: 8,7/10

Tras su reciente fichaje por Century Media Records, muchos eran los interrogantes que rodeaban al conjunto sueco MARDUK después de haber abandonado las filas de Regain Records. La artillería pesada del contingente liderado por el guitarrista Morgan Håkansson (EVIL), ha vuelto a demostrar, tras su apetitoso lanzamiento de 2011, “Iron Dawn”, que corren buenos tiempos para MARDUK; la demostración de fuerza, brutalidad y rabia en este trabajo, acallará muchas bocas, especialmente de aquellos detractores que siempre han intentando hundir a la formación; ya sea a través de la suspensión de sus conciertos, o las pancartas acusatorias de esos políticos y demás gentuza.

Hacía tiempo que un disco de MARDUK no me sorprendía tanto; quizás desde “World Funeral” o “Plague Angel”, “Serpent Sermon” es uno de sus trabajos más completos de los últimos años; “Wormwood” se me hizo muy pesado y me pareció un buen trabajo; sin embargo fue un disco que pasó bastante desapercibido; con  “Serpent Sermon” vuelven a la brecha donde ese black metal rápido, contundente y feroz  se da cabida, a lo largo de 10 cortes que no dejarán títere con cabeza.

Lo bueno que tiene este disco, es que han dejado de lado tanta experimentación que pudimos ver en discos como “Room 5:12” y temas como “Imago Mortis”, “1651” o “Accuser”; que sin ser malos, no mostraban del todo la esencia que MARDUK ha ido inculcando a cada una de sus obras con el paso de los años. Lejos quedan ya, los vestigios del sonido bélico de “Panzer Division Marduk”.

Otro de los alicientes que ha hecho posible tantos cambios de registro, fue la entrada del nuevo vocalista, Mortuus hace ya unos años, sustituyendo a Legion, que finalmente pasó a formar parte de DEVIAN, grupo que abandonó posteriormente. La voz de Mortuus ha aportado muchos cambios de registro a la música de MARDUK a lo largo de este tiempo, la sanguinaria crudeza y su bestial forma de cantar; no supone sorpresa alguna; si algo destaca su labor en este disco, es la compenetración máxima con las guitarras; o el apaleamiento dado de sus cuerdas vocales, dando un juego demoníaco a cada uno de los cortes, otorgando un vocerío infernal en su mayoría de los casos. El bajo de Devo, sigue ampliando su espesor a lo largo de los temas permitiendo en la medida de lo posible la riqueza hirviente y el apoyo concentrado de una batería poderosa, Lars Broddesson, ahora en su segundo larga duración con la banda, azota su batería con un hervor desatado; hacía tiempo que no escuchaba en MARDUK un sonido tan absorbente, brutal y caótico, con un cuidado de la producción que deja llamas de fuego hirviendo en la piel de aquel que se atreva a escuchar este arsenal.

Mortuus es uno de los mejores vocalistas de este género, uno de los más convincentes, y que más llega al abismo; de todos los trabajos en los que él ha colaborado, “Serpent Sermon” es el más despiadado de todos. De nuevo, estos MARDUK renovados despedazan todo lo que se ponga por delante a lo largo de 10 cortes intensísimos.

Ya desde los primeros compases con “Serpent Sermon” veremos la energía impregnada en las melodías y riffs devastadores, con voceríos capaces de llevar al mismísimo dios al infierno. Los placajes de la batería y los platillos en la inmensidad, dan un empuje de grandeza al conjunto; impresionante los desgañitados crujidos vocales de Mortuus en “Messianic Pestilence” con una base rítmica destroza cráneos, una batería ultrarrápida y unos acordes de guitarra que se repiten en varias ocasiones, fluyendo como melodía principal cuando la intensidad de las guitarras baja in crescendo y la base rítmica te aplasta con unos redobles impresionantes.

“Souls for belial” es uno de los cortes más oscuros que he escuchado de los suecos en muchos años de carrera; recordándome en ocasiones aquellas piezas maestras de DARK FUNERAL, en la época primeriza de “The Secrets of the Black Arts” y discos como “Attera Totus Sanctus”; la crudeza de las guitarras, masificada con una ola de riffs que dibujan atmósferas intensificadas, vaga a todo gas con una batería a destajo; y unos acordes de ultratumba que caminan por un derrotero embrutecido de mil demonios, bajando el pie del acelerador en varias partes donde Mortuus se explaya a gusto con unos tonos aterradores.

“Into Second Death” incluye unos riffs absorbentes, liberados por una limpieza nauseabunda, las subidas o bajadas y los puentes crean un apartado no tan grueso como otras piezas; pero igual de candente; quizás no tan agraciado como el tema anterior; el revuelo que acontece a continuación con la introducción rajada de “Temple of Decay” asoma con una parsimonia lúgubre, uno de las partes más lentas del disco, con un aliciente añadido donde el bajo de Devo aparece con un fervoroso acaecimiento; en este tema se incluyen unos coros que reflejan una imagen tétrica con una ambientación fúnebre, otorgando un sentimiento ceremonial; simulando a esos huestes acompañando a la muchedumbre, orando a favor de un culto.

Después de este parón, vienen algunas de las piezas más rotundas y mortíferas que MARDUK ha compuesto para esta obra; imposible dejar de lado la mortaja que supone “Damnation s Gold” para el oyente; donde resuena la batería a mil, los platillos chirriando y las guitarras más enloquecidas que nunca; Mortuus hace el resto con una rabia envenenada que te destrozará por dentro. “Hail Mary (Piss-soaked Genuflexion)” acude a un sonido más austero, de guitarras serpenteantes; en el ecuador de la canción se aprecian unos gorgojos infernales y un Mortuus desollándose vivo, la base rítmica no podría ser más concisa, contundente y rabiosa.

Ahora una canción que difiere del resto de composiciones, “M_A_M_M_O_N”,  con unos acordes extraños que se entrelazan entre la intensidad del extremo ocasionado por los estridentes guitarrazos, aquí podremos ver a un Morgan más inspirado y un Mortuus emplazando sus mil y una facetas vocales, para entrar en un camino empapado de tenebrosidad; no podemos dejar de lado la labor de la base rítmica, consistente en todo momento; más hereje y blasfemo;  así resuenan los acordes de “Gospel of the Worm”, la brutalidad se intensifica; “World of Blades” se sumerge en un medio tiempo sobrecargado con voces regrabadas, de aires corrosivos y bélicos, el bajo sale de las profundidades, dirigiendo el barco en solitario junto a la batería; el amasijo de guitarra se compacta y poco a poco va llegando al final, apagándose ante el abismo, el final de “Serpent Sermon” está cerca; aunque si quieres seguir disfrutando de la esencia MARDUK un rato más, puedes echar un vistazo al bonus track, “Coram Satanae”, una pieza redonda, que no entiendo todavía como no la han incluido de forma oficial en el disco, es una pena.

Obra maestra de MARDUK, si se puede decir más alto y más claro; a pesar del paso de los años, los suecos van mejorando como el buen vino; si aún no has escuchado este trabajo, no se a que estás esperando, sinceramente; MARDUK han puesto sobre la mesa un pelotazo in extremis, que va a suponer un antes y un después en su carrera. Tras 12 trabajos de estudio, parecen tener muy claro lo que quieren; lo bueno es que siguen con la misma energía que el primer día, y mantener el mismo nivel después de tanto tiempo, no es nada fácil, “Serpent Sermon” es enérgico, incontrolable, sanguinario, lo tiene todo; a pesar de que la portada no es gran cosa; la mala leche impregnada en todo el disco, te dejará tieso desde el primer instante que pongas tus garras en él.

Componentes:

Morgan  – Guitarras
Devo – Bajo
Mortuus – Voces
Lars – Batería

Tracklist:

01. Serpent Sermon
02. Messianic Pestilence
03. Souls for Belial
04. Into Second Death
05. Temple of Decay
06. Damnation’s Gold
07. Hail Mary (Piss-soaked Genuflexion)
08. M.A.M.M.O.N.
09. Gospel of the Worm
10.World of Blades

WEB

Autor: Patrick Rodríguez