Meshuggah (Koloss) – Crítica

Publicado por el 9 abril, 2012

Artista: MESHUGGAH
Álbum: KOLOSS
Estilo: Technical Post Thrash
Fecha: 23 de Marzo de 2012
Sello: Nuclear Blast Records
Nota: 8,25/10

Es impresionante, el crecimiento tan alentador que los suecos MESHUGGAH han ido forjando con el paso de los años; pasando de ser unos absolutos desconocidos, a codearse con los más grandes, forjando un imperio propiamente dicho, conocido como DJENT. Si uno pregunta por los padres del estilo, más de uno te dirá el nombre de MESHUGGAH; es innegable la calidad maestra de sus integrantes; o la apreciación tan particular que tienen sobre la música; que estando en el terreno extremo, siempre van un paso por delante de sus semejantes; en este ocasión no iba a ser menos, el problema es que su anterior propuesta, “Obzen”, dejó el listón demasiado alto; y superar tremenda obra maestra, ha resultado casi imposible; a su vez, “Koloss” deja claro, como se puede hacer un disco con 12 o 13 riffs diferentes, sin variar el tono lo más mínimo, paseándose por el mismo terreno, una y otra vez.

El nivel de técnica, y precisión en este trabajo, es arrollador, no hay más que comprobar la precisión matemática de Tomas Haake que lleva en volandas a todo el grupo, sin obviar la mágica conjunción estridente del bajo de Dick Lövgren, o los causantes de todo el revuelo, protagonistas en su mayoría del encantador, oscuro, industrial y estridente sonido, las guitarras de Fredrik Thordendal y Mårten Hagström; claro que la voz, sigue chirriando como siempre, plagando de enfermedad cada riff, de ello se encarga Jens Kidman, que sigue inmaculado en su estancamiento vocal; envenenando cada composición con su peculiar forma de cantar.

Para ser justo, he de decir, que su primera escucha no me dejó del todo satisfecho; es un trabajo que no entra a la primera; se necesita varias escuchas para cogerle el puntillo. Sus mortíferas garras te cogen desprevenido en más de una ocasión. El problema viene, cuando uno espera una sucesión evolucionada de OBZEN, y cree que en el siguiente tema va a encontrar tan ansiado manjar, y eso es lo que no se puede hacer con este disco; sobre todo cuando uno sabe que MESHUGGAH es una de esas formaciones que no gustan de repetirse.

Lejos de sentir ese sentimiento de escalofrío, la pesadez de sus melodías, y el fraseo de sus guitarras encandilan el movimiento serpenteante y pantanoso, repetitivo y cortante; es la impresión inicial que produce “I Am colossus”, que para no ser uno de los mejores temas del plástico, otorga una apreciación más o menos exacta de lo que viene a continuación; ya de por sí la portada de “Koloss” nos deja titubeantes ante la expectativa reacción que vamos a sufrir de aquí al final del álbum; en este caso el último track y mi preferido, “The Last Vigil”; otra de las delicatesen del disco, una pieza afrodisiaca en el sentido más abrupto de la palabra; la guinda del pastel, una canción que te lleva en volandas por unos terrenos sofisticados, propios de otro universo, donde el espacio tiempo se detiene, y la mente, es la más apropiada, para entender este deleite para los sentidos.

Otras piezas que yo destacaría son; “The demons name is surveillance”, y sus sucesivos riffeos cortantes; con un estrafalario y frondoso estigma circular redondeando los rugidos de Jens Kidman; no es de las mejores canciones, pero tiene unas partes rítmicas con unas harmonías asfixiantes; la robotizada “Do not look down” sorprendente por su estigma evocador haciendo alusión a una especie de intemperie industrial; todo este disco, contiene una creación milimétrica con una producción de otro calado compositivo; muy por encima del resto de bandas que pueblan la escena; dicho trabajo goza de una complejidad increíble.

El magma oculto que desprende “Behind the sun”, nos intimida; una vez que nos adentramos en sus entrañas, veremos una sucesión escalofriante de ritmos, con un nervio atroz que no se detiene ni por un segundo; realidad y ficción entremezclan una situación digna de misterio, una noche triste, tímida y solitaria, en la que la luna posee nuestro corazón, llevándonos a través del miedo a un habido camino fantasmal, donde los ritmos y la impresionante batería de Tomas Haake, desvarían con unas atmósferas alucinógenas; igual ocurre con “The hurt that finds you first”, la batería es la primera en engancharte; este es uno de los cortes más rápidos del disco; por suerte aquí el bajo tiene un tratamiento mayor con una elasticidad cabalgante en los 5 minutos y medio que dura la canción.

La entrada resacosa de “Marrow” hace presagiar una canción monótona; las cuerdas retumban y sus hilos nos envían al abismo con una crudeza a flor de piel; pequeños solos intercalados con la guitarra rítmica hacen que su intensidad varíe; las voces se vuelven más siniestras; y los solos vuelven a moldear melodías con un juego estrafalario; el tema con el título más largo y de duración más extensa se da cabida, “Break those bones whose sinews gave it motion”, empieza con un juego parecido a “Behind the sun”, pero de toque eléctrico, con unos agigantados pasos de batería, bajo y guitarra; el gorgoteo, y posterior riffeo de la calmada “Swarm”, estrangula el ritmo progresivo para ascender en consonancia con un cargamento de nervio dotado de una progresividad exquisita, la batería, se desboca y los aceros salen disparados por todas partes. Estado de shock ante la introducción de “Demiurge”, pesadez con una evolución desquiciante; donde los riffs cambian su anatomía para que el tema suene más pesado que al comienzo; finalizando con ese brilloso manto tal y como empezó.

El trío rítmico protagonizado por Haake, Lövgren y Hagström sigue tan firme como siempre; al igual que en cualquier versión de MESHUGGAH, “Koloss” es un disco denso, todo un reto para escucharlo del tirón. No tengo duda, que será un bocado exquisito para cualquier seguidor del conjunto sueco, también es cierto que contiene algunos de los mejores temas que el grupo ha grabado hasta la fecha, a excepción de sus clásicos.

Componentes:

Jens Kidman – Voces
Fredrik Thordendal – Guitarra
Mårten Hagström – Guitarra
Dick Lövgren – Bajo
Tomas Haake – Batería

Tracklist:

01.I Am Colossus
02.The Demon”s Name Is Surveillance
03.Do Not Look Down
04.Behind The Sun
05.The Hurt That Finds You First
06.Marrow
07.Break Those Bones Whose Sinews Gave It Motion
08.Swarm
09.Demiurge
10.The Last Vigil

WEB

Autor: Patrick Rodriguez

6 Comentarios

  1. JVM

    9 abril, 2012 at 21:21

    …ehmm….no es por nada pero Jens Kidman es el vocalista y Thordenthal el guitarra solista de Meshuggah….empezar asi una critica lo tira todo por tierra…

  2. Frank

    9 abril, 2012 at 21:33

    Ya esta, corregido, un pequeño error de redacción, es lo que tiene mirar tanto metal archives, jejeje, tanto como tirar por tierra, no creo que haya que ser tan exagerado, todos cometemos errores en esta vida, hay cosas peores pienso yo, gracias por el aviso, saludos.

  3. Patrick

    9 abril, 2012 at 22:15

    Pues si, perdonad, cuando ya había subido la crítica, y la leí, me di cuenta del error, gracias por corregirlo, es curioso porque en el listado de componentes lo había puesto bien el nombre, y sin embargo lo cambié en la crítica, es lo que tiene ir al correr corre, no se pueden hacer las cosas con prisa, saludos.

  4. Saul

    10 abril, 2012 at 10:27

    Enormes Meshuggah, nose si mejor o peor que Obzen, a mi me ha gustado bastante, y bueno con respecto a lo de cambiar el nombre de los cantantes por el del guitarra, suele pasar, a mi también me ha pasado más de una vez, ya no me pasa desde que los vi en directo, tampoco creo que sea un error garrafal, jajajaj, a parte que en Meshuggah aunque Jens sea el cantante principal, también toca la guitarra, los otros también realizan labores vocales y uno se puede confundir si eres la primera vez que haces una crítica de ste grupo, tanto Fredrik Thordendal, como Tomas Haake contribuyen en las voces; así que de haberlo puesto de la otra forma, no habría sido tampoco un error, un error si cabe porque las voces principales recaen sobre Jens, pero es que sus compañeros también comparten dicha labor, ya me estoy liando, y no es lo que quiero.

  5. rubi

    8 abril, 2017 at 1:34

    una pregunta, saben dónde puedo adquirir el disco de kolos de este grupo meshuggah? por internet?

    gracias, saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>