Misery Index (The Killing Gods) – Crítica

Publicado por el 2 junio, 2014

misery-index-thekilling-godsArtista: MISERY INDEX
Título: THE KILLING GODS
Estilo: Death Metal/Grindcore
Sello: Season of Mist
Fecha: 23 de mayo de 2014
Nota: 8/10

Es increíble cómo ha crecido la popularidad de MISERY INDEX estos años de atrás. La banda de Baltimore, comandada por el ex bajista/vocalista de DYING FETUS, Jason Netherton, vive actualmente uno de sus mayores momentos de gloria.

MISERY INDEX han dado un latigazo considerable con su nueva propuesta, abarcando el sector del Death/Grind; un equilibrio bestial de sonoridades, junto a esa agilidad brutal que destilan las guitarras, o ese nervio icónico producido por el bajo de Jason y la batería huracanada y pegajosa de Adam Jarvis que vuelve a destacar por encima de todo.

Todo un juego de ejercicio técnico, digno de admirar y bien desarrollado, contando con el auspicio de una nueva discográfica Season of Mist, que les puede beneficiar en según qué aspectos. La sorpresa de tener un nuevo guitarrista bajo sus filas, también les puede venir de maravilla para el tema creativo. Y aunque Darin Morris ya se estrenó con el Split “Siberian / Thus the Beast Decapitated”, es ahora cuando demuestra su verdadero potencial sobre las tablas.

Quinto ejercicio de ingenio y nueva brutalidad bajo el brazo llamada “The Killing Gods”, el nuevo plato fuerte de MISERY INDEX no me agradó del todo en la primera escucha. Todo lo contrario que “Heirs to Thievery”, su anterior LP que me pareció mucho más completo y compacto.

La espera ha sido larga, casi cuatro años, pero no tan larga si contamos el Split que he nombrado antes, junto al directo “Live in Munich”. Literalmente y si no lo digo reviento, “Heirs to Thievery” es uno de los mejores trabajos de MISERY INDEX con diferencia, con permiso de otras joyas como “Discordia” o “Traitors”. “The Killing Gods” no lo es tanto, pero eso no significa que sea un mal trabajo, al contrario.

Es la primera vez que veo a MISERY INDEX no ofrecer un trabajo de diez. Ojo, tampoco estoy desmereciendo el contenido de este álbum, el cual bien podría tener algo más de garra en su inicio, principalmente en la intro “Urfaust” que parece que va a explosionar con fuerza cuando de repente se desploma y se desmarca con unas guitarras melodiosas bastante resultonas. A partir de aquí ese sonido se difumina y es cuando veremos los zarpazos sonoros, blast-beats y demás menesteres en “The Calling” con la voz gutural e infernal de Adam Jarvis haciendo las debidas presentaciones. La tercera en discordia, “The Oath” con un punteo relajado y con ruidos de pájaros de fondo, se posiciona en la escucha como un interludio inusual.

La guinda llega con la cambiante “Conjuring the Cull” con esos riffs sosegados y esas cuchillas capaces de cortar mil gaznates seguidos. Una apisonadora retumbando en tus oídos, plausible y algo más lenta de lo que presenta la siguiente en discordia, “The Harrowing”, más directa con solos continuos y algo de deformidad mórbida donde sus guitarras mandan. El cambio a mejor llega con la pista que da título al álbum, “The Killing Gods” que nos presenta una ceremonia colosal donde unos monjes (a modo de intro) hacen acto de presencia antes de que la carnicería haga su estropicio. En la primera escucha, la canción se vuelve algo monótona, hasta que poco a poco te vas haciendo a ella. Luego es una muestra más del potencial que tiene la banda, esos cambios de ritmo acelerados y esa profundidad técnica que explotan al milímetro es una gozada.

Piezas a destacar, “Gallows Humor”, la electrocutante “The Weakener” o la acelerada, chirriante y cavernosa “Sentinels” que da una muestra más de que los viejos tiempos no han perdido toda su caracterización. Lo que sí ha decaído, son algunos giros vocales, que los encuentro demasiado modernetes para este género en cuestión. Cierto que el Grind lo han dejado un poco de lado en esta ocasión; al menos yo no lo percibo con tanto empaque como en obras anteriores. En “Colony Collapse” colabora John Gallagher, miembro actual de DYING FETUS, y en “Heretics” podremos degustar una artillería pesada de la leche. Finalmente el tema que cierra el disco es “Thieves Of the New world Order”, una versión de MINISTRY, que suena jodidamente brutal en sus dos minutos de duración.

El quinto LP de MISERY INDEX se posiciona como un trabajo mucho menos explosivo que “Heris to Thievery”. Para los seguidores más clásicos, puede suponer un descalabro. A mí personalmente, no me ha decepcionado, aunque sí es cierto que de primeras me pareció un tanto flojo (acostumbrado al sonido afilado de siempre). Buen disco, maduro y algo más arriesgado.

Componentes:

Jason Netherton – Bajo, voces
Adam Jarvis – Batería
Mark Kloeppel – Guitarra, voces
Darin Morris – Guitarra

Tracklist:

01. Urfaust
02. The Calling
03. The Oath
04. Conjuring The Cull
05. The Harrowing
06. The Killing Gods
07. Cross To Bear
08. Gallows Humor
09. The Weakener
10. Sentinels
11. Colony Collapse (feat. John Gallagher)
12. Heretics
13. Thieves Of the New world Order (Ministry Cover)

WEB

Autor: Patrick Rodríguez

1 Comentario

  1. MetalenVena

    7 junio, 2014 at 14:53

    Un 8/10 me parece justo. Aunque deduzco en tus comentarios que aún así te dejó un sabor agridulce. Está claro que superar a su anterior trabajo “Heirs of Deceivery” es una tarea bastante ardua. En cualquier caso a mi me ha parecido un gran trabajo. Destacaría “Conjuring the Cull” “The Harrowing” y “Sentinels”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>