Mob Rules (Cannibal Nation) – Crítica

Publicado por el 10 noviembre, 2012

Artista: MOB RULES
Álbum: CANNIBAL NATION
Estilo: Melodic Power Metal
Sello: AFM Records
Fecha: 19 de Octubre de 2012
Nota: 8,2/10

Han pasado muchos años desde que escuché por primera vez “Savage Land” el debut de los germanos MOB RULES, así como tres años desde la edición de “Radical Peace”, por suerte, la banda sigue tan bien como de costumbre, forjando un estilo basado en ese power metal melódico que tan buenos resultados les ha dado con el paso del tiempo; los amantes de HELLOWEEN de la era Kiske y Hansen, pueden encontrar en su música una vía de escape por la que echar el ojo, a parte ellos siempre han dicho que son fieles seguidores de IRON MAIDEN, o QUEENSRYCHE, así como de bandas tipo RAINBOW; si bien la maquinaria de los alemanes sigue alistada en un género de metal melódico, y a la vez un tanto apartado actualmente, debido a la cantidad de formaciones que salen en la escena y al agolpamiento tan desmesurado por sobresalir o darse a conocer.

El género power metal tuvo su mayor acogida y éxito hace ya bastante tiempo, y aunque está de capa caída, es un metal muy elástico que bebe de muchas influencias diferentes y el cual se puede renovar a sí mismo sin problema, MOB RULES lo han vuelto a hacer en su séptimo trabajo “Cannibal Nation” editado a través de AFM Records, el esplendor de su mejor época, quizás no vuelva a relucir, aunque su estandarte sigue fiel a su música, siendo especialmente idolatrados en su país natal, Alemania.

48 minutos escasos divididos en 9 cortes conforman “Cannibal Nation”, la música de MOB RULES se mantiene por una línea de pesadez justa, pero con una compostura repleta de melodía, estable como si se tratase de una línea recta; en ella se pueden ver enfoques armónicos muy bien provistos de esa era clásica del power metal europeo, influenciado por todos esos grandes que he nombrado antes, todo ello envuelto en una elegancia majestuosa, con una notable incursión del género metal de los 80.

El viaje comienza con “Close My Eyes” cuya intro de talante acústico nos lleva por un derrotero con unas guitarras a plomo, con unos riffs crujientes y un fascinante recuerdo a la era NWOBHM del metal tradicional alemán, un tema poderoso y bien ejecutado, lento pero que a su vez cuenta con una gran voz a cargo de Klaus Dirks, un apoyo instrumental grandilocuente con la magnífica labor de las teclas de Jan Christian Halfbrodt, sin descuidar para nada el aspecto lírico o los estribillos que acentúan la excelencia con un inicio que no podría ser más acertado de cara a empaparnos de temas como “Lost” que acrecienta el grado intensivo del anterior corte, pero con unos riffs definidos por ese roce tan alemán, coros apoteósicos, y una magia caracterizada por el ronroneo de las guitarras, labor a dúo entre Matthias Mineur y Sven Lüdke, que protagonizan algunas harmonías dignas de escucha.

Así pues, canciones como “Ice & Fire” encajan plenamente en el concepto musical para enriquecer más todavía la diversidad que MOB RULES nos presenta en este gran plato de buen gusto, una balada preciosa, casi 7 minutos repletos de elegancia con unos adornos típicos del folk irlandés, todo ello amenizado con una gran labia interpretativa, así como unos atuendos de flauta leves pero acertados, las guitarras no se quedan atrás, globalmente me parece una de las exquisiteces del álbum.

“Soldiers of Fortune” es una canción ampulosa, llena de un brillo especial tanto vocal como guitarrero, con un entrante catapultado por el tejido de Nikolas Fritz a la batería, o esas mega estructuras con guitarras más variables, donde se agolpan las teclas de Jan Christian, y cantidad de elementos cambiantes, donde cualquier trascendencia musical queda obsoleta a merced de la ejecución impecable con la que cuenta desde el principio hasta el final. “The Siren” se convierte así en uno de los temas más rápidos del conjunto, ya que la simbiosis entre RUNNING WILD, QUEENSRYCHE y MAIDEN no se la quita nadie, además se trata de una composición sabrosa, sobre todo para los amantes del metal melódico de los 80, riffs entusiastas y una interpretación vocal con un inconmensurable flujo de calidez, unos coros cautivantes, y unas guitarras sísmicas, cuyos solos envuelven de belleza toda la canción.

La fuerza de la batería en “Tele Box Fool” reabre la caja de pandora con un lamido a la doncella de hierro, (casi calcado) pero con más garra, calcando un puntaje importante en la voz y en los teclados, unos cambios de ritmo modulados, y mucha garra, una canción impactante llena de riffs cabalgantes, y con unos solos rellenos de energía y con un sonido que engancha. Otras canciones como “Sunrise” donde el bajo y la guitarra se aprecian de mayor forma, suponen el aullido definitivo de elegancia que necesita el disco, en esta ocasión estamos ante un tema lento, acústico y más calmado, un último suspiro de lo que a mi entender supone el regreso de los mejores MOB RULES a la escena actual, gran obra que puede parecerse y que bebe de otras bandas, pero que no tiene nada que envidiarle; registro de gran alcance que satisfará a los fans del metal melódico, power o progresivo.

Componentes:

Matthias Mineur – Guitarras
Klaus Dirks – Voces
Markus Brinkmann – Bajo
Sven Lüdke – Guitarras
Nikolas Fritz – Batería
Jan Christian Halfbrodt – Teclados

Tracklist:

01. Close My Eyes
02. Lost
03. Tele Box Fool
04. Ice & Fire
05. Soldiers of Fortune
06. The Sirens
07. Scream for the Sun (May 29th, 1953)
08. Cannibal Nation
09. Sunrise

WEB

Autor: Matthew Bourdais

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>