Ne Obliviscaris (Citadel) – Crítica

Publicado por el 26 enero, 2015

NeobliviscarisArtista: NE OBLIVISCARIS
Título: CITADEL
Estilo: Extreme Progressive Metal
Sello: Season of Mist
Fecha: 7 de noviembre de 2014
Nota: 6,5/10

Inicio de la reseña, DECEPCIÓN DEL AÑO, punto. Final de la reseña.

Así de frío, contundente y tajante me muestro ante el segundo trabajo de los australianos NE OBLIVISCARIS. Mentiría si no os dijera que este disco, junto al regreso de At the Gates, era el trabajo que más anhelaba para este 2014 que nos acaba de dejar. Pues, no en vano, su disco debut “Portal of I” de 2012, produjo en un servidor unas sensaciones indescriptibles, aupándolo por mérito propio a “Mejor disco del 2012”. Y eso no es moco de pavo porque en dicho año cayeron otras joyas de enorme envergadura, como el “Autotheism” de THE FACELESS, el “The Weight of Oceans” de IN MOURNING o el “Monolith of Inhumanity” de CATTLE DECAPITATION (así a bote pronto).

Pero es que “Portal of I” fue una auténtica revolución, un disco que mezclaba el Metal Progresivo de OPETH, con el Black Progresivo de ENSLAVED, con el Technical Metal de OBSCURA, y le añadía el hándicap del uso del violín de Tim Charles, no tan solo como elemento ornamental o puntual, si no como protagonista a la misma altura que el resto de instrumentos. Lo cual hizo valer incluso que algunos incluyeran la etiqueta de Avant-Garde para clasificar su música. Sea como fuere el nivel desarrollado por la opera prima dejaba en calzoncillos a la mayoría de debuts de la historia del metal, tanto es así que sus partituras incluso se estudiaron en el plan de estudios del conservatorio de Sydney. Y claro, cuando pones el listón tan y tan alto con un disco debut, las expectativas que generas para la continuación son tan colosales que difícilmente consigues abastarlas.

Desgraciadamente eso es lo que ha ocurrido con este “Citadel”, que sin ser un mal disco, está a neobliviscaris-bandaaños luz del grandilocuente “Portal of I”. Mirando y comparando fechas, uno cae rápidamente en la cuenta de que el considerable bajón de nivel de esta segunda entrega se debe sobretodo a la precipitación. Nada más y nada menos que nueve añazos tuvieron que transcurrir desde que NE OBLIVISCARIS comenzara su andadura metálica en 2003, hasta publicar su primer disco en 2012. Nueve años que dieron para mucho, para aprender, para mejorar, para superarse, para retocar y perfeccionar hasta la última jodída milésima un trabajo de oro y platino, un trabajo de exhaustiva orfebrería que llevó al límite a los miembros de la banda durante su grabación definitiva a manos de Jens Brogen. Nueve años que no se pueden comparar a los escasos dos años que han transcurrido hasta la publicación de este segundo disco, y si tenemos en cuenta que de por medio también hubo alguna que otra gira, apaga y vámonos. La formación se ha mantenido intacta, productores e ingenieros también, pero hubo cambio de discográfica, pasando de la modesta Code666 Records a Season of Mist (ARCTURUS, ATHEIST, BEYOND CREATION, ENSLAVED, MORBID ANGEL, SEPTICFLESH, WATAIN…), y lo primero que a uno le viene a la cabeza es que el nuevo sello quería material a la de ya. Las prisas nunca fueron buenas consejeras y el resultado, en esta ocasión, no hace más que corroborarlo.

Y eso que “Citadel” no arranca con mal pie, el primer corte instrumental a modo de introducción “Painters of the Tempest (Part I): Wyrmholes”, es muy penetrante pese a su sencillez. Y qué decir de la segunda parte “Triptych Lux”, el mejor corte del disco con diferencia. Tema variado, ecléctico, equilibrado y ganchero. Con un trabajo enorme de Tim Charles tanto con el violín como con las voces limpias. Más de dieciséis minutos que no flojean por ningún lado, con lo cual, la primera toma de contacto era más que satisfactoria y uno incluso pensaba que nos encontrábamos ante la segundo obra maestra seguida de los australianos. Pero con la tercera parte “Reveries from the Stained Glass Womb”, comienza el descenso de nivel. Un tema demasiado sencillo y previsible. El efecto sorpresa del violín que tanto nos cautivó en “Portal of I”, pierde fuerza para “Citadel”, y ya no nos vamos a contentar con más de lo mismo.

Si esta banda quiere llegar a ser lo grande que apuntaba, más les vale que se vuelvan a poner las pilas y que se dejen de precipitaciones. Que si tenemos que esperar nueve años más para otra obra, se espera y punto!!

“Pyrrhic” tiene la difícil misión de salvar los trastos, y pese a su demoledor arranque, es un tema que se acaba perdiendo en sus propios recovecos para no pasar de mediocre. Mediocre claro está para NE OBLIVISCARIS, si este corte lo hubiesen fabricado unos chavales de mi barrio posiblemente lo estaría encumbrando como la nueva revolución del Metal Español, pero vuelvo a repetir que Ne Obliviscaris dejó el nivel demasiado alto con su primera entrega, y este cuarto corte y el anterior se me antojan reguleros para ser de quien son. La parte final, eso sí, tiene su gracia, con una percusión muy medida sobre la que se deslizan el resto de instrumentos con gran sutileza.

Tiempo ahora para dos partes más que darán cierre al disco. “Devour Me, Colossus (Part I): Blackholes”. Este ya directamente un corte aburrido. Mucho cambio de ritmo, muchas tensiones dramáticas, pero nada de nada, el corte lo escuchas diez veces y no se te queda un puto riff. Y los que comenzamos a escuchar a OPETH desde que debutaron en el 95 con “Orchid”, sabemos de qué hablamos, pues los tres primeros discos del maestro Akerfeldt y sus secuaces están llenos de buenas intenciones, de buenos momentos, de grandes acústicas y buenos riffs, pero los temas acaban pareciendo un collage de ritmos empalmados con cola. No fue hasta a partir del Still Life cuando Akerfeldt consiguió por fin fabricar temas extremadamente complejos pero que a la vez tuviesen una homogeneidad y sentido totales. Y ese es el precisamente el principal hándicap negativo que le veo yo a este disco, cosa totalmente opuesta a lo que ocurría con su debut, donde todos los temas tenían mucho feeling y todas las partes encajaban a la perfección e incluso se complementaban.

Lo de la segunda parte “Contortions” es puro relleno, un ending que enlaza con la intro del principio. O sea que si restamos sus dos minutos y medio de duración, de los tres minutos de la intro y los tres treinta del tercer tema, tenemos nueve minutos menos de cuarenta y ocho que dura el disco, o sea que realmente es un disco de treinta y nueve minutos frente a  la hora y diez minutos, sin un segundo de relleno, que duraba “Portal of I”. Blanco y en botella; leche. Disco para cumplir, para tener carta de presentación con Season of Mist, pero que no le llega a la suela de los zapatos a su predecesor. Ni en calidad, ni en inspiración, ni en feeling, ni en composición, ni en originalidad, incluso empeora la producción pues el maravilloso bajo de Brendan “Cygnus” Brown anda algo escondido.

Así que me ratifico, decepción del año. Un excelente trabajo para “otra” banda pero no para NE OBLIVISCARIS. Al igual les hubiese valido la pena coger la intro, “Triptych Lux” y “Pyrrhic”, y publicarlo a modo de EP, con lo cual hubiesen disimulado algo más. Pero si esta banda quiere llegar a ser lo grande que apuntaba, más les vale que se vuelvan a poner las pilas y que se dejen de precipitaciones. Que si tenemos que esperar nueve años más para otra obra maestra del tamaño de “Portal of I”, ya nos está bien, mucho mejor que diez “Citadel’s” seguidos.

Componentes:

Tim Charles – Violin y voces limpias
Xenoyr – Voces graves
Matt Klavins – Guitarras
Brendan “Cygnus” Brown – Bajo
Daniel “Mortuary” Presland – Batería
Benjamin Baret – Guitarras

Tracklist:

01. Painters of the Tempest (Part I): Wyrmholes
02. Painters of the Tempest (Part II): Triptych Lux
03. Painters of the Tempest (Part III): Reveries from the Stained Glass Womb
04. Pyrrhic
05. Devour Me, Colossus (Part I): Blackholes
06. Devour Me, Colossus (Part II): Contortions

Autor: Betrayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>