Noctem (Exilium) – Crítica

Publicado por el 17 febrero, 2014

noctem-exiliumArtista: NOCTEM
Álbum: EXILIUM
Estilo: Black/Death Metal
Sello: Art Gates Records
Fecha: 3 de marzo 2014
Nota: 9,5/10

Tercer trabajo de NOCTEM y uno de los regresos más esperados de este año. Un año que por el momento se presenta bastante flojo con respecto al anterior. La nueva producción de Daniel Cardoso, refleja la buena relación entre ambos. Dicho trabajo conjunto y los méritos realizados por NOCTEM en el estudio, han dado sus frutos.

Lo nuevo de NOCTEM no es un disco más, es un trabajo que supone madurez, y que reúne todo lo que ha hecho grande a esta banda. Sin ánimo de alargar esta presentación, decir que la portada del disco, es obra de Edmundo Saiz con una maquetación de Victoria Francés. Muy buena elección, cuyo resultado, resalta a la vista y resalta la profunda masificación sonora que ha creado la banda para la ocasión. De hecho, no hay más que ver como suenan todos los instrumentos para darse cuenta del sonido tan poderoso que tiene “Exilium”.

Uno de mis favoritos, la batería, que son como zarpazos arremolinados ante la barbárica crudeza de los riffs, acelerándose a toda hostia con un turbio y rocambolesco giro presencial, perpetrado por la nueva base rítmica de “Exilium”, agotadora y deslumbrante.

La maquinaría de este renacimiento, ha renovado sus espuelas, destilando furia y mala leche hasta en las partes más lentas. El disco se muestra como una cuchilla afilada apunto de degollar tu cuello. Tu cráneo no parará de sacudirse tras los blast-beats y ritmos enfermizos provocados por “Apsu Dethroned”, uno de los cortes más locos y enfermos de esta monstruosidad llamada “Exilium”, que cuenta con una de las tapas más oscuras de cuantas yo recuerdo en una banda de este estilo.

A pesar de los elementos operísticos como los de la intro “Enuma Elish” donde el burbujeo orquestal te arrastra hacia el terreno donde coros y épica se dan la mano. El arraigo continuado de dichos elementos, puede verse dibujado magistralmente en la atmósfera continuista de “Apsu Dethroned”, tralla y melodía juntas que explosionan en un catarro donde Black y Death toman el control de la situación.

Situación mejorada para la ocasión, con un Beleth más agresivo que de costumbre y con una base rítmica donde el ambiente tétrico campa a sus anchas, ramificando unas atmósferas místicas, llevadas por los blast-beats continuados de Vhert y esos ritmos vertiginosos entre giros y delirios profanados por Exo y Nekros a las guitarras. Este último, sustituye a Helion, tras abandonar la banda recientemente.

No sé hasta qué punto la labor de Nekros ha influido en el nuevo disco. Eso es algo que descubriremos en la futura entrevista al grupo. Lo que sí está claro, es que la banda se ha vuelto a superar una vez más. “Exilium” es un trabajo más trabajado, (valga la redundancia) y mucho más agresivo. Lo cierto, es que NOCTEM no se han dormido en los laureles, y eso es algo que les aplaudo.

La decrépita “Decrepit Human Kingdom” nos prepara para ese caos de decadencia y sumisión. Black a saco con ramalazos y voces Death y unos gorgoritos iniciales de suave cadencia que llevados al límite, remueven el exuberante muro de dicho corte, masificando una masa oscura y tangible que ya pudimos ver en “Oblivion”, y que ha quedado mejor expuesta en su hijo pródigo, “Exilium”.

El envenenado decoro de “Tiamat’s Crown” sorprende, aunque lo que más sorprende es la cavernosidad de Beleth (más que plausible), o el doble bombo de Vhert con unos compases de vértigo. Las guitarras tienen un no sé qué, cuchicheando un aliento enfermizo con un final que desvela una ambrosía y un dulzor exquisito.

“The Rising Horms” sigue golpeando con fuerza, los riffs vienen coloreados por la mastodóntica voz de Beleth, la oscuridad sigue agrandándose hasta que entran en acción unos adornos acústicos que sirven de interludio para calmar los ánimos. Seguidamente el ritmo vuelve a gritar con un toque más relajado que a posteri seguirá golpeando como alma que lleva el diablo.

La atmosférica “Halo of Repugnance” degüella mi oído con un canto de sirenas y una coral que se fulmina con la llegada de un guitarreo menos cortante. Los riffs dejan ver algo más de cambio y giran junto a un entorno cercano al Thrash. Unos minutos antes del final, la canción vuelve a pausarse con ese toque acústico que tan bien enmarcado ha quedado en el disco. Poco después, el ritmo protuberante vuelve a tomar forma y seguir con paso firme hasta reventarnos los oídos.

El plástico discurre con bastante agresividad intercalándose con partes lentas y algunos interludios como “Egregor” que dan más equilibrio al disco. “Exilium” es una apisonadora capaz de dejar KO a cualquiera que se atreva a probar su sangre. No todo es brutalidad, ya que hay verdaderos espejismos donde uno aprecia el cambio como puede ser en el principio de “The Splint of Destinations”, donde la banda vuelve a jugar con otros esquemas y unas guitarras más frondosas, adornando una entrada bulliciosa que explota con sacudidas y ritmos sacados del mismísimo infierno.

El amasijo de riffs desaparece ante la penumbra de “Eidolon” que con sus jugueteos espectrales del comienzo, y el elaboradísimo guitarreo de Exo y Nekros, se consolida como una de las piezas mejor estructuradas, figurativas y simbólicas de cuantas han escrito estos valencianos. Y para finalizar, la teatral “The Adamantine Doors” llevada por guitarras acústicas al inicio, suplantadas por el resquicio orquestal o el vozarrón que mete Beleth en cada estrofa. No obstante, el bombeo achicharrante de la batería y la parte central del tema, apabullan de entusiasmo y elegancia un final sinfónico a todo trapo, marca de la casa.

Lo bueno de “Exilium” es que es un disco fácil de asimilar, que se pasa rapidísimo a pesar de sus 46 minutos de duración. Además es un disco que no se anda con rodeos y va directo al grano. Algo que muchos seguidores del metal extremo agradecerán. Aparte es un álbum que reúne todos los requisitos básicos que un trabajo de estas características debe tener. Buenos temas, buena producción, una portada cuidada y lo mejor, el potencial de NOCTEM sobre las tablas. Si has sido partícipe de cualquiera de sus trabajos anteriores, lo que estás apunto de encontrar aquí, no es nada comparable. Se avecina algo muy grande. ¡¡Excelente trabajo!!

 Componentes:

Exo – Guitarras
Beleth – Voces
UI – Bajo
Vhert – Batería
Nekros – Guitarras

Tracklist:

01.Enuma Elish
02.Apsu Dethroned
03.Decrepit Human Kingdom
04.Namtar’s Crown
05.The Rising Horns
06.Halo of Repugnance
07.Egregor
08.The Splint of Destinations
09.Eidolon
10.The Adamantine Doors

WEB

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>