Noctem (Oblivion) 2011

Publicado por el 12 junio, 2011

Noctem-OblivionGrupo: NOCTEM
Título del disco: OBLIVION
País: Valencia – España
Estilo: Black Metal
Diseño realizado por: Marcelo Vasco
Canción para escuchar: Abnegation and Brutality
Nota del diseño: 8,5/10

El nuevo trabajo de los valencianos NOCTEM ocupa nuestro espacio de portadas; en esta ocasión analizamos con detenimiento el sentido original de la historia que oculta “Oblivion” tras un artwork realizado con empeño y especial cariño por parte del conocidísimo Marcelo HVC, más información de este increíble artista en el enlace que hemos añadido al principio de la reseña. En fin vamos al lío, a simple vista lo que vemos nos choca un poco, pero en sí, la portada representa el decaimiento del imperio Maya simbolizado a través de la muerte de su dios, la serpiente emplumada. “Oblivion” el título que nombra este trabajo, significa olvido para los angloparlantes. La oscuridad del patrón principal viene predominando un artwork con el negro como base principal, simbolizando la muerte.

Un trabajo elaborado en lo que se ve un calendario maya en forma circular, con unos triángulos que le sobresalen y con mucha simbología predominando su interior. Hablemos más sobre este calendario, ya que muchos de vosotros estaréis expectantes sin saber a lo que me estoy refiriendo. Este calendario consiste en tres diferentes cuentas de tiempo que transcurren simultáneamente. El calendario sagrado (tzolkin o bucxok de 260 días), el civil (haab de 365 días) y la cuenta larga. Este calendario es cíclico porque se repite cada 52 años mayas.

La casta sacerdotal maya, llamada ah kin, era poseedora de conocimientos matemáticos y astronómicos que interpretaba de acuerdo con su cosmovisión religiosa, los años que iniciaban, los venideros y el destino del hombre. El otro dibujo que resalta es la serpiente emplumada; Dios de los mayas, llamada Kukulkán (maya: k´u uk´ulkan, pluma y serpiente) o Quetzalcoatl de los aztecas (náhuatl: Quetzalcoatl, serpiente emplumada) o también Gucumatz en la mitología quiché (quiché:Q´uk´umatz serpiente emplumada).

El nombre de Popol Vuh que corresponde a la introducción de este trabajo, se erige como el Dios creador del universo junto a Tepew. La presencia de este animal como símbolo deífico es omnipresente en toda Mesoamérica. El Popol Vuh era un libro considerado como la Biblia de los mayas K´iche´s. Los mayas decían que Kukulkán existió como una persona que llegó de poniente, antes, después, o al mismo tiempo que los itzáes llegaran a Chichen Itzá. En su partida, se detuvo en Champotón, donde también se erigió un templo en su honor, junto al mar, para posteriormente seguir su camino hacia el altiplano de México.

Haciendo hincapié en la serpiente emplumada; en la que se aprecian claramente las plumas, la cabeza y la cola, esta es atravesada por varias lanzas, tres en vertical y dos en diagonal cruzándose entre sí, lo que simbolizaría la muerte de su dios y el decaimiento del imperio; todo ello salpicado de sangre. Todo ello da sensación de dolor y muerte tanto por estar atravesada por estas armas como por el color y el fondo que se le ha dado al dibujo.

En la parte de abajo del calendario maya se puede ver el anagrama de NOCTEM. Es una portada que transmite gran agresividad, tanto por el color rojo, como por las lanzas y las formas puntiagudas que le salen a la serpiente de su nariz y de la cola, el ojo que es triangular, la mayoría de los símbolos que hay en el calendario tienen esa misma forma puntiaguda, y los seis picos que se ven en este último. Dentro del libreto podemos distinguir en la segunda página ese mismo Dios visto de una manera diferente, en forma de bajorrelieve. Tiene la nariz larga y truncada como la de un tapir, maneja antorchas ardientes y lleva herramientas, puesto que es un dios del cultivo y héroe, y continuando un viaje, hecho que establece su conexión solar, como se puede apreciar en la siguiente página. Todo ello en colores oscuros como la portada.

En las siguientes páginas se ve un sol partido por la mitad y otro bajorrelieve, usando colores oscuros. En el centro del libreto se puede ver a los componentes de la banda en un paisaje campestre y el color que predomina es el rojo, lo que les da un aire de potencia que se refleja en las canciones del disco. El nuevo dibujo de la portada de NOCTEM se nos presenta con un diseño curioso, interesante a la vez que inquietante, un diseño al que no le vendría nada mal un poco más de profundidad en las sombras y algo más de colorido; el acabado final sin haber escuchado el disco resulta extraño a simple vista, pero una vez dentro de las letras y de la trama del disco, uno quedará eclipsado ante este resurgir de los valencianos. (Si queréis leer la reseña del disco podéis hacerlo en este ENLACE).

(Pinchar en las imágenes para ampliar su tamaño)

Reseña realizada por: Benita Fernández.
Edición: Patrick Rodríguez.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>