Orden Ogan (To the End) – Crítica

Publicado por el 12 noviembre, 2012

Artista: ORDEN OGAN
Álbum: TO THE END
Estilo: Melodic Power Metal
Sello: AFM Records
Fecha: 26 de Octubre de 2012
Nota: 8,7/10

Desde el lanzamiento de su más reciente “Easton Hope” la carrera de los alemanes ORDEN OGAN, ha visto como crecía a pasos agigantados, y es que su cuarto larga duración “The End” vuelve a subrayar el gran potencial del grupo, y el ascenso in crescendo que ha tomado en los últimos años; no olvidemos que los germanos beben actualmente de muchas influencias de otras bandas del círculo metalero, (y quien no lo hace). Bandas tan reconocidas como son LUCA TURILLI’S RHAPSODY, o FREEDOM CALL, pasando por otras alternativas metaleras como las de BLIND GUARDIAN y ELVENKING con su folk metal, y si a eso le añadimos la propuesta de RUNNING WILD, tenemos una bomba exquisita, estos últimos están más apegados al grupo, tanto por el sonido de las guitarras, como por la velocidad adherida a ciertas canciones.

No hay más que escuchar “Land Of The Dead” un tema áspero, certero, rápido, con muchos coros y  una magnificencia apoyada en las voces de Nils y Levermann, este último es el órdago precursor de dicha obra que se ha encargado de la producción, haciendo un trabajo formidable. La canción puede recordarte la belleza coral de los mejores tiempos de unos BLIND GUARDIAN no tan pesados, donde los coros plagan toda la escucha, tapando incluso la labor de las guitarras, aunque en esta ocasión, la producción nos deja ver una mezcla nítida y bien encaminada hacia ese power melódico de galante elaborado, minucioso y redundante.

Las guitarras cogen el llanto del frío invernal en “The Frozen Few”, tal y como podemos ver en la portada o un libreto muy cuidado, en esta ocasión han optado por una ambientación más fina y no tan cargada como ya se pudo ver en trabajos pasados; (algo que me choca bastante porque la frialdad del artwork no se ve reflejada para el contraste enérgico de las canciones) las guitarras toman el relevo con una introducción épica, donde los teclados avanzan al galope de una batería portentosa, una magnífica carta de presentación de cara a lo que supone escuchar algunos de los temas más apetecibles de esta obra como son “To The end” o “The Things We Believe In”. El primero se trata de una canción con unos riffs pegadizos, de ese metal alemán elegante y envolvente a la vez, a la par que machacón donde podremos notar el buen talante de los guitarristas, con un grato recuerdo a los BLIND GUARDIAN  de “A night at the Opera”. 6 minutos en los que hay de todo tipo de elementos, un tema completísimo, al igual que “The Things We Believe In” con un aderezo folk más típico de las bandas del norte de Europa, la canción es una de las más completas del álbum, un himno redondo que destaca desde los primeros compases con unas melodías candentes de guitarra y una coral repleta de grandilocuencia donde se ve la calidez de ORDEN OGAN y el brillo de los gritos de fondo, tema que por cierto ha sido escogido para albergar el videoclip.

El álbum está lleno de guitarras rápidas power metal, es un álbum pesado, moderno con tiempos de riffs maravillosos, pasajes acústicos de una frondosidad aterciopelada, el piano melancólico y emocionante como podemos ver en la canción “The Ice Kings”, una estancia ambiental distinta al resto de piezas, una canción con un estribillo espectacular que no te cansarás de corear, si a eso le añadimos el talante folk de la guitarra acústica, o el tono vocal tan acertado, tenemos una joya que se crece por momentos, y que resulta de los más agradable y atractiva de cara a lo que se nos viene encima. “Till The Stars Cry Out”, una canción gigantesca con una fuerza de ejecución polivalente, donde se puede ver la preciosista creación coral con una ampulosidad comparable al grado intensivo que supone escuchar una canción tipo “The Bard’s Song”. El tema tiene una acertada incursión atmosférica y unos teclados muy oscuros, guitarras más gruesas y una gran transformación vocal, amoldándose según lo pide dicha obra; una sinfonía de guitarras rápidas y teclas que entrelazadas suman un acierto mayor.

Me sorprende el cambio tan drástico de temática de una canción a otra, no si acertada o no, pero resaltante y extraña sí que lo es, los amantes del Metalcore o el Djent tienen cabida en esta ocasión con “This World Of Ice”, el inicio es de verdadero infarto, hasta que no entran las sinfonías, no veremos el verdadero alma de dicho tema, la composición está engordada de belleza y una amplia virtud estilística que supera los límites establecidos por el grupo, hasta la voz de su cantante se muestra más abierta y no tan encasillada en los paralelismos tan establecidos de la banda, sin embargo los coros siguen su senda habitual.

De nuevo sorpresa y cambio de vestimenta, el tema “Dying Paradise” va más acorde con la vena heavy metalera de unos RUNNING WILD más melódicos, un tema ochentero pero con grados de actualidad propiciados por los alemanes añadiendo su toque personal. “Mystic Symphony”, power metal sinfónico speedico, ambientando por unas teclas poderosas ligadas a la fastuosa estructura guitarrera con unos semblantes repletos de solos más acordes a la propuesta de DRAGONFORCE, de nuevo chapeu para la voz de Levermann, metal bien ejecutado con grandes dosis de energía; tema que por cierto salió en la demo “Soli Deo Gloria” de 1999, canción que ha sido mejorada para la ocasión, al igual que “Angels War” que apareció por primera vez en el debut de la banda “Testimonium A.D.”, allá por el 2004.

“Take This Light” una balada azucarada, donde el sentimiento cobra mayor protagonismo, una canción suave y lenta, muy bonita, donde entra en juego eso de, solo vale arrodillarse y llorar de alegría, el mejor final para el álbum, después le siguen dos bonus track titulados “Masks” y “The Battle Of Waterloo” este último es una versión de RUNNING WILD, canción coloreada de elementos acústicos, celtas, folkies, pero manteniendo la esencia de la original. Se puede decir, que la banda se está divirtiendo mucho con lo que hace actualmente, no hay más que verlos, bien por ORDEN OGAN y “To The End”, que se reafirman dando un gran paso adelante en su ya dilatada carrera.

Componentes:

Tobi – Guitarras
Nils – Teclados, voces
Sebastian “Seeb” Levermann – Voces, guitarras, teclados
Niels Löffler  – Bajo
Dirk Meyer-Berhorn – Batería

Tracklist:

01.The Frozen Few
02.To the End
03.The Things We Believe In
04.Land of the Dead
05.The Ice Kings
06.Till the Stars Cry Out
07.This World of Ice
08.Dying Paradise
09.Mystic Symphony
10.Angels War
11.Take This Light

WEB

Autor: Francisco J. Román

1 Comentario

  1. Metaleroloco

    16 noviembre, 2012 at 17:27

    Suena muy bien, Orden Ogan se han vuelto a superar, si el anterior trabajo prometia, este es aún mejor, saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>