Overdry (El oscuro reino del verso) – Crítica

Publicado por el 29 junio, 2016

overdryoscuroreinoArtista: OVERDRY
Album: EL OSCURO REINO DEL VERSO
Estilo: Groove Metal/Metal Alternativo
Sello: Sobry Music
Fecha: mayo de 2016
Nota: 9,5/10

El verso está sujeto al ritmo, al intelecto y al fondo argumental que quiera darle el sujeto. Un verso debe definirse como una de las unidades en que puede dividirse un poema. En esta ocasión, dicho verso al que hacemos referencia nos habla del oscuro reino en el que se posicionan los jerezanos OVERDRY de cara a presentar su más íntima y última obra “El oscuro reino del verso”, curioso título, ¿cierto?. Un disco que llega al estado de madurez de una banda que ha dedicado miles de horas para que en dicha obra quede expuesto todo su potencial.

Una dedicación fielmente reflejada, no hay más que ver el elaborado diseño exterior para hacerse una idea del paso de gigante que ha dado la banda con respecto a su álbum anterior “Golem”.

Nuestros amigos han necesitado horas y horas de laborioso trabajo para poder tener entre manos, un conjunto de canciones que cualquiera que aprecie lo sensible, sabrá desmigar con gusto y agrado. No es el típico disco para tomárselo a la ligera dejando de lado la parte lírica, la cual bajo mi punto de vista marca un cénit importante con respecto al mensaje que nos dejó la obra anterior, inclusive musicalmente han mejorado todo lo hecho anteriormente, en conjunto hablamos de uno de los discos más ambiciosos que yo recuerde haber escuchado en una banda nacional en los últimos años.

Cuando digo ambicioso, me refiero a lo musical y trascendental de cualquier obra, la trama, esa que queda huérfana la mayoría de las veces sin que nadie sepa apreciar su más fino fondo y que aquí queda fielmente reflejada en la estampación principal, diseño interior y en el concepto lírico.

Un disco que es todo un paisaje de sentimientos encontrados, ya sea por los seis cortes que lo forman o las versionas que hay en él. Versiones de artistas consagrados como BIOHAZARD o STONE TEMPLE PILOTS. Reconozco no ser muy seguidor de estos últimos y más de los primeros, pero eso ha de cambiar a partir de ahora, ya que tras escuchar ambos temas me satisface ver la pasión con la que OVERDRY son capaces de llevarte a su terreno, lo cual da muy buena impresión de cara a la escucha final. Dejando de lado dichos covers, “El oscuro reino del verso” se divide en dos partes, o en todo caso en dos temas, una primera versión normal de apenas cuatro minutos de duración y otra extendida de ocho minutos donde se puede ver el paso de gigante con respecto a “Golem” y la versatilidad con la que muestran sus cartas en esta apasionante, intrigante y deslumbrante obra.

overdrybandaLa pega es que es un disco que se hace muy corto, apenas 36 o 37 minutos que se evaporan como un suspiro. Al menos es un disco que ni se hace tedioso, aburrido y que engancha a la primera. Además, hablamos de un LP que se luce en cada giro, destilando un metal contundente, vivo, cargante, rabioso, visceral. Lo mejor, la amplia mezcla de estilos que se pueden vivir en cada corte, sin alejarse demasiado del sonido que OVERDRY ha hecho como suyo propio en obras pasadas, y que ahora se ve reflejado con entusiasmo en este cuadro variable que conjuga la mejor agresividad con la melodía táctica o esa técnica fuerte y moldeable influenciada por un sinfín de bandas de la escena de los 90.

Recuerdo que antaño pudimos disfrutar de todo un pepinazo como fue “Tu Reflejo”, el cual reportó grandes momentos a la banda. En este nuevo capítulo, es difícil destacar un tema por encima de otro, ya que todos tienen lo que un disco hoy día ha de tener; garra, fuerza, agresividad, contundencia, improvisación, frescura, tendencia, melodía, y lo mejor sentimiento. ¿Qué sería de un disco o de unas canciones sin ese sentimiento o emoción que producen en el oyente? Sería como estar escuchando un disco vacío sin fondo que no dice ni ofrece nada.

Una de las cosas a destacar es la profundidad con la que la voz de A. Díaz cala en el corazón. Y creo que su labor en este disco, se ve mejor integrada que en la obra anterior, de hecho en el tema número seis “Solo” (del cual han realizado un fantástico lyric vídeo), su aporte es crucial para meterse en la piel de esa soledad inmunda tal y como reza la letra de la canción. Musicalmente ofrece un abanico de posibilidades magistral, conjugando las mejores melodías o los punteos del inicio con ese riffeo cargante del ecuador de la canción donde los guturales acribillan con su crudeza y donde la ferocidad de la voz es capaz de poner los pelos de punta. Un tema que empieza suave y que perfora los tímpanos con su agresividad hasta volver otra vez a la calma. Una auténtica joya, y personalmente uno de mis cortes favoritos del disco. Escuchadlo porque no tiene desperdicio. Aunque realmente, habría que destacar todo el álbum, pues todos los temas a excepción de los covers (sin desmerecerlos en absoluto) tienen su grandeza. Y es que la producción ha jugado un papel sumamente importante, así como la labor de Alex Cappa en TheMetalFactory, sin él, este disco pienso y lo digo con todo respeto, no tendría el mismo enfoque. Aunque finalmente es la banda la que aporta la guinda final.

Otra de las lindezas que hace interesante dicha obra antes de adentrarse en su mundo, es  la portada o diseño exterior el cual alberga muchas dudas a simple vista. Una tapa que hará que nos quebremos la cabeza una y otra vez, hasta descubrir que significan esas manos colocadas en diferentes posiciones.

Calidad, humildad y un bagaje musical que os enamorará. Magistral regreso de estos andaluces afincados en Jerez de la Frontera (Cádiz), que vienen pisando fuerte con su nueva conquista, El oscuro reino del verso. Un disco cuyo arte musical os cautivará.

Disco realmente vertiginoso que empieza con la introducción “Sheol” presentando un aire espectral muy cuidado que da paso a “Quimera”, la primera bomba de este meticuloso manjar. Un tema cargante e hiriente, donde se ve la profunda labor de las guitarras de Markos y Kike o la fantástica y martilleante batería de Fran Santamaría y el bajo de P. Primoy que aturde con su espectacular capa burbujeante, un corte sombrío donde los desgañitos aturden y cuya parte lírica os dejará aturdidos con frases tan solemnes como (Me alimentaré de la decepción) una buena forma de salir indemne de esta sociedad imbécil que nos controla cada día.

Espectacular comienzo que da paso a otro tema que a buen seguro será recordado por los arañazos que provoca en la piel, hablo del tema principal “El oscuro reino del verso” en su versión breve, qué versión madre mía. Pese a tener una entrada tranquila, atentos a las variaciones vocales de Alberto con su tono y el paso de los punteos al riff más marcado y por tanto guturales de nuestro amigo, que soberanamente nos concede un viaje al Olimpo más tortuoso con un letra que tiene más peso de lo que muestra a simple vista. Musicalmente es una canción que tanto en el apartado más tranquilo como en el más agresivo, es un elixir para disfrute de ese oyente que disfruta de la música bien hecha. En cuanto a la versión extendida que es la última pista del CD, hablamos de una canción que alarga un poco más la intensidad de la primera con otro tipo de melodías, y con el típico silencio hasta finalizar con unas armonías algo más rebuscadas.

Cuarto capítulo “La misión”, otro título con una entrada calmada donde se escuchan las olas del mar florecer, y un enfoque más groove que sorprende con unas guitarras enroscadas al comienzo y unos riffs afilados cuya base rítmica os estremecerá. Un cañonazo que no queda aquí precisamente, ya que incluye una parte intermedia con unos elementos acústicos de aire andalusí aromatizados por diversas influencias arábigas que os cautivarán. Así de primeras puede chocar bastante, pero cuando le coges el punto suena de maravilla, una auténtica gozada. Ahora, para redondear la canción, en el minuto 3:00 se atreven con un solo de guitarra hasta acribillarnos con una martilleante base rítmica y unos guturales cuyas guitarras suenan con una fuerza extrema. Pero para extremo de verdad, “Confieso”, un tema de apenas minuto y cuarenta segundos, donde ponen el límite con toda su artillería pesada, explotando con riffs a diestro y siniestro y edulcorando su propuesta con esa vena agresiva recordando a bandas como BRUJERIA, o ASESINO, acercándose también a una estampa grindcore mezcla de hardcore, y varios estilos que yo desconocía hasta el momento de OVERDRY. En cuanto a la voz de Alberto, parece una cuchilla a punto de cortarte el gaznate.

Finalizando la reseña, solo voy a decir varias cosas de las versiones que han realizado de STONE TEMPLE PILOTS y BIOHAZARD. Ambas están muy logradas y bien pensadas, y lo mejor es que dan cierta variedad al disco lo cual nunca viene mal. Lo mejor, se aprecia un nivel de inglés bastante bueno, lo digo precisamente porque no todas las bandas nacionales tienen un nivel de inglés óptimo, además a veces es mejor asegurarse cantar en tu idioma natal, que arriesgarse con algo que no dominas bien del todo. Ambos temas son la cara y la cruz de la moneda, “Plush” de STONE TEMPLE PILOT es una canción muy hermosa, mientras que “Punishment” de BIOHAZARD es un cañonazo que en directo debe ser una bomba. Ya digo no son mis estilos, pero reconozco que ambos cortes me han gustado bastante.

Llegados a este punto, creo que todo está dicho, si me dejo algo en el tintero, lo siento, pero he intentado ser lo más claro posible. Si algo debo destacar de este trabajo en su conjunto es la variedad que incluye y lo que ofrece. Creo que con discos así, bandas como OVERDRY tienen el cielo ganado. Ya lo he dicho antes y lo volveré a repetir,  si con “Golem” dieron un paso de gigante, ahora con “El oscuro reino del verso” han dado un paso gigantesco, además se aprecia una claridad enorme en la producción, en las composiciones, en la ejecución, lo cual es de agradecer.

Con discos así queda claro que en Andalucía también existe metal y bandas de calidad, OVERDRY son el ejemplo más claro, un disco así no debería pasar desapercibido, lo tiene todo para convertirse en lo más destacado del año a nivel nacional. ¡RECOMENDADO!

Componentes:

A. Díaz – Voces
Markos – Guitarras
P. Primoy – Bajo
Kike – Guitarras
Fran Santamaría – Batería

Tracklist:

01. Sheol
02. Quimera
03. El oscuro reino del verso
04. La Misión
05. Confieso
06. Solo
07. PLus – Stone Temple Pilots – Cover
08. Punishment – Biohazard – Cover
09. El oscuro reino del verso – Extend

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>