Primordial en Madrid: Fieles a su política y sin caretas, los irlandeses volvieron a sorprender.

Publicado por el 10 marzo, 2016

primordialfoscormadridCrónica: Unai Endemaño
Fotos: Unai Endemaño
Nota: 8,5/10
Fecha del concierto: 13 de febrero de 2016

Fecha única y exclusiva la que habían dispuesto PRIMORDIAL para poder presenciarles este año. Una única oportunidad en la capital del reino y con una pareja de teloneros de auténtico lujo, redondeando el impepinable cartel que presentaba la madrileña sala Penélope a primeros de febrero. Estaría lejos el llenazo que tenían que haberse apuntado, pero al menos el recinto presentaría una digna entrada, con la que no afear la noche a tan reputados participantes.

Comenzarían los más jóvenes del luminoso, jugando como locales y sabiéndose favoritos de gran parte de la audiencia allí presente. No demasiada gente habría entrado cuando ellos arremetieron sobre la Penélope, y esto les frenaría ligeramente en su sincero intento por doblar la noche sobre sus dictados. Conseguirían agradar a todos los que habían ido con la lección aprendida, mostrando una puesta en escena marcadamente metálica y furibunda, ajena por completo a la supuesta juventud del cuarteto. De esta manera conseguirían los FROZEN DAWN, una cálida despedida una vez hubieron bajado de las tablas, habiendo dejado una importante semilla en muchos seguidores potenciales que allí nos encontrábamos.

primordial01Con mucho más nombre tras de sí, se presentarían ante nosotros, los catalanes Foscor, un conjunto que lleva casi veinte años en la vanguardia absoluta del Metal nacional, (catalán para ser más concreto) y que el año pasado editó su trabajo más ambicioso hasta la fecha. Saltarían sobre el escenario madrileño bastante mejor armados que la última vez que los tuvimos delante, ya con Falke recuperado de su lesión, apostado sobre el flanco derecho del escenario. En el centro, como siempre, estaría Fiar comandando la institución barcelonesa.

primordial02La apuesta que la banda esgrimiría en esta ocasión, sería mucho más valiente de lo esperado, apostando todos sus minutos a la única carta que supone su último trabajo. De esta manera interpretarían en directo desde “Whirl of Dread” hasta “To Strangle a Ghost”, todos y cada uno de los horrores que encierra su último opus, constatando la enorme confianza que tienen es sus recientes composiciones. La banda demostraría de esta manera, estar en un momento dulce de su carrera, sin tener que rendir cuentas a su beligerante pasado, en lo que oficiaban tan orgullosos como honestos con sus propias canciones.

primordial03Rematarían por toda la escuadra los irlandeses PRIMORDIAL, dejando en agua de borrajas la mayor parte de lo que hasta ese momento habíamos podido contemplar. Demostrarían una vez más -por tercera vez en Madrid en los últimos años- que son una banda absolutamente única en su estilo, intratablemente épica en su propuesta y abrumadoramente sincera en cada pasaje que predican. Sobresaldría como de costumbre, Alan Averill, mostrándose como el frontman definitivo que siempre ha sido. Cercano con sus seguidores, clavando cada tono que le tocaba cantar y trasmitiendo misticismo y autenticidad bajo su capucha de monje chalado.

primordial04Interpretarían un repertorio difícil de cuestionar, en el que su último Where Greater Men Have Fallen, encontraría un amplio respaldo, pero en ningún momento daría la espalda a la amplia carrera del conjunto.

Especialmente celebrado sería en los minutos iníciales, el replicar incesante de “No Grave Deep Enough”, un himno de batalla que resume certeramente, la furia pagana que Primordial dibuja sobre sus canciones. La misma que sobrevuela los surcos de “Babel´s Tower”, y que quedó impregnada en cada rincón de la Penélope Madrileña, una vez hubieron terminado de repartir.

primordial05Sin embargo, es bien sabido que el gran despunte de estos irlandeses como banda, se produjo con el clásico To The Nameless Dead, con el que consiguieron sacar la cabeza del glorioso underground en el que llevaban mucho tiempo merodeando y es por esto, por lo que aun a día de hoy, su repertorio sigue capitalizado por temazos de tan ilustre redondo. “Traitors Gate” azotando la parte central del concierto, “As Rome Burns” acto seguido y “Empire Falls” culminando los minutos de los irlandeses, darían la razón a los que ven en esta joya de sonoro nombre, el mejor disco jamás grabado por PRIMORDIAL.

Como triste recuerdo por desgracia, la sala negaría al conjunto despacharse con un bis para rematar la comparecencia, dejándoles sin la oportunidad con la que despedirse dignamente. A pesar de esto, el bolo sería de los que se enmarcan para los años venideros, protagonizado por la mejor banda irlandesa de Metal de la historia. Un conjunto con tanta personalidad, que es imposible buscarle referentes, simple y llanamente, porque nunca han atendido a los rudimentos básicos sobre los que se suelen montar los conjuntos. Lo suyo siempre ha sido buscar su identidad sin caretas, y en Madrid, un año más, han vuelto a demostrar que siguen fieles a su política.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>