Rage (The Devil Strikes Again) – Crítica

Publicado por el 17 agosto, 2016

ragethedevilstrikesArtista: RAGE
Álbum: THE DEVIL STRIKES AGAIN
Estilo: Heavy Metal
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 10 de junio de 2016
Nota: 8,5/10

Hablar de RAGE es hablar de Peavy Wagner lo cual es sinónimo de heavy metal, del bueno, del clásico….de ese heavy metal que seguro es garantía de calidad y que en sus más de treinta años de existencia jamás defraudó.

Muchos han sido los músicos que han pasado por esta  oscura y diabólica maquinaria metalera cuya mente maestra es el gran Peavy. Y como era de esperar todos sabíamos que la fructífera unión con  André Hilgers y Victor Smolski llegaría a su fin. Y así fue, luego de su último trabajo “21” y del proyecto sinfónico LMO cada uno se embarcó en sus proyectos personales. Una vez más Wagner toma el control de su bestia,  reconstruyéndola para traer nuevos y renovados aires como ya es habitual desde siempre. El venezolano Marcos Rodríguez es quien toma el puesto en las seis cuerdas y el griego Vassilios “Lucky” Maniatopoulos  se sienta tras los parches.

Portada siniestra y oscura diseñada por Karim König nos está dando una clara señal del contenido de este The Devil Strikes Again. Álbum oscuro, potente y veloz que nos traslada la sonido de los noventa, dando la sensación que Peavy ha encontrado en esta nueva alianza ese sonido limpio y demoledor que quizás hacia bastante tiempo no escuchábamos de Rage. Muchos quizás pensarán…por fin la banda retornó a sus raíces y rezan para que no vuelvan nunca más experimentos del estilo LMO o discos como Lingua Mortis (1996), XII (1998) o Ghosts (1999). Pero para aquellos que conocemos su basta carrera, sabemos que estamos frente a una de las discografías más sólidas y estables dentro del metal clásico. Rage nunca se ablandó o se vendió a las modas de turno. Y aunque muchos señalen con un dedo inquisidor su fusión con los sonidos orquestales siempre voy a sostener que Peavy Wagner es dentro del metal quien mejor supo amalgamar estos dos géneros sin que ninguno de los dos perdiera su espíritu y su fuerza. Pero hoy lo que interesa es que RAGE está de regreso con un álbum el cual a más de uno le traerá serios problemas en sus vértebras cervicales.

ragebandaLa primera bomba en caer es la homónima “The Devil Strike Again” dominado por un grueso y potente riff ejecutado a toda velocidad mientras la batería acompaña golpe tras golpe y la voz de Wagner escupe rabia en todas direcciones. Un comienzo con la energía a tope con un sonido 100% reconocible en los primeros acordes.

“My Way” comienza con un duro riff que derivará en un pequeño pasaje acústico para retornar a la distorsión que forma parte de una base rítmica robusta pero más relajada y melódica que la anterior abrazando esos estribillos marca de la casa. Corte sólido y sin fisuras, con un excelente solo hacia el final.

El speed se ve presente en “Back On Track” dueño de un riff que busca más la velocidad que los sonidos densos y oscuros. Una interpretación vocal trabajada, melodiosa y relajada que se ve más patente en su alegre y dinámico estribillo.

“The Final Curtain” goza de buenos arreglos en la guitarra que acompañan al riff. Este es un tema que por momentos suena muy melódico con cierto toque de nostalgia y en otros más duro pero siempre con ese singular sello que poseen las composiciones del calvo teutón cuyo sabor las hacen única en su género. Un corte que define a la perfección la vertiente más melódica de Rage.

Otro de los cortes que pisa fuerte es “War”, con una intro potente se dará la mano con un pasaje melódico para luego explotar en una excelente pieza de puro heavy metal. Esta ira alternando versos de baja distorsión, una sólida base rítmica en su puente, seguido de un estribillo insignia donde alcanza el zenit.

Hablar de Rage es hablar de Peavy Wagner lo cual es sinónimo de heavy metal, del bueno, del clásico….de ese heavy metal que seguro es garantía de calidad.

“Ocean Full of Tears” busca que el oyente sacuda la cabeza al ritmo del estridente y electrificante riff, simple en su estructura pero enérgico. Una simple percusión también inunda este track que explota en un intenso doble bombo en el estribillo. Pieza sencilla, ágil y directa cuyo único fin es sacudir las neuronas del oyente.

Lo mismo ofrece “Deaf, Dumb and Blind” duro y puro metal que descansa sobre un sólido riff y busca alcanzar la armonía y el brillo necesario para equilibrar la fuerza de los versos con los estribillos. Marcos Rodríguez vuelve a cautivarme con un magnifico punteo, y no solo en esta pista, su desempeño a lo largo de todo el disco me ha dejado una impresión más que gratificante siendo un músico tan joven aportando su toque fresco y moderno al sonido de la banda, pero respetando su esencia en todo momento.

“Spirits of the Night” es otro de los puntos altos del álbum, donde toda la banda esta fusionada al máximo brindando un sonido demoledor con una base rítmica que impacta sobre, todo en la percusión del griego Vassilios  Maniatopoulos marcando el ritmo en todo momento y explotando el doble bombo en los estribillos de manera muy efectiva. Esto es metal al rojo vivo derritiéndose en mis oídos…..temazo!!!

La velocidad baja, el ritmo se vuelve más marcado y denso mientras Peavy gruñe con su oscura y pútrida voz en “Times of Darkness”. Muy buena la sección instrumental que suena a partir del minuto 2:56 generando una atmosfera tensa y oscura. Mientras la batería y el riff marcan el camino, Rodríguez juega con sus dedos sobre las cuerdas conformando un buen segmento de sonidos y melodías del inframundo. El tema más oscuro del álbum sin duda.

Y el último golpe del diablo llega con “The Dark Side of the Sun” a modo de una cabalgata power que deja en claro las capacidades de los nuevos miembros que forman una dupla muy sólida a la hora de atacar nuestros sentidos, esto queda totalmente expuesto en la percusión y en el fantástico riff acompañado por uno de los mejores solos del disco. Un corte que sube y baja en velocidad e intensidad con una muy buena interpretación de Wagner con ciertos aires arabescos muy bien lograda.

“The Devil Strikes Again”  es un disco al que no se le pueden buscar peros, esto es Heavy Metal teutón demoledor, donde guitarra, bajo y batería se fusionan con el inconfundible  registro vocal y la prolífera mente de Peavy Wagner. Cuando dije que esto era un regreso a los 90’s a no confundirse… esto no es un Trapped!(1992), The Missing Link (1993) o un End of All Days (1996) esto es RAGE mirando atrás en el tiempo pero sonando frescos y actuales sin perder esa cuota de calidad que siempre estuvo presente en cada uno de sus trabajos de estudio. Señores esto es HEAVY METAL….esto es RAGE!!!!

Componentes:

Peter “Peavy” Wagner – Voz
Vassilios “Lucky” Maniatopoulos – Batería
Marcos Rodríguez – Guitarra

Trakclist:

01.The Devil Strikes Again
02.My Way
03.Back on Track
04.The Final Curtain
05.War
06.Ocean Full of Tears
07.Deaf, Dumb and Blind
08.Spirits of the Night
09.Times of Darkness
10.The Dark Side of the Sun

Facebook

Autor: Hernán Dalmaso

13 Comentarios

  1. Patrick Castelo

    18 agosto, 2016 at 17:37

    Buena reseña pero hay un errorcillo, Marcos es venezolano y no colombiano

    • Matthew Bourdais

      18 agosto, 2016 at 18:50

      Hola Patrick, gracias por el aviso, ya está corregido. Un saludo..

    • METALMANIACO

      18 agosto, 2016 at 19:04

      Eso me pasa por no confirmar ciertos datos, leí el origen de Marcos hacer mucho tiempo cuando se anunció la nueva formación de Rage y no lo corroboré de nuevo. Muchas gracias por avisar. Saludos!!!

  2. Davidi

    18 agosto, 2016 at 20:26

    Admito que el disco suena bien pero no puedo evitar pensar en la gran labor que realizó Victor Smolski en los álbumes que grabó con la formación y que le dio a la banda un soplo de aire fresco,caña y melodía sin perder la esencia de antaño.Ahora, no es que suenen mal pero sinceramente a mi me falta algo; sigue sin llenarme con esa frescura de antes.

  3. Francisco Román Valverde

    18 agosto, 2016 at 20:35

    Yo creo que es bueno quitarse de la cabeza la idea que uno tenga sobre los Rage de antes, para no estrellarse contra la pared. Como decimos por aquí, hacer borrón y cuenta nueva, y darle una oportunidad a esta nueva etapa que acaba de nacer. A mí personalmente me parece un disco potentísimo, de lo más fuerte y oscuro que ha lanzado Rage en muchos años de carrera. Entiendo que muchos extrañen la etapa con Smolski, ya que estuvo demasiado tiempo en la banda, y le dio alma a esas canciones. Pero creo que era necesario un cambio en la dirección del conjunto, Rage personalmente empezaban a cansarme, y creo sinceramente que con este álbum han dado un latigazo sobre la mesa. Algunos preferirán la etapa anterior con Smolski, a mí me encantaba que quede claro, pero los últimos cds anteriores a este, no vi a unos RAGE tan inspirados como me habría gustado. En esta ocasión, los veo más enérgicos y con más gancho. Yo personalmente aplaudo que las bandas cambien de dirección de vez en cuando, y reactiven su línea como mejor saben hacer. Tengo muchas esperanzas puestas en esta nueva formación.

  4. Matthew Bourdais

    18 agosto, 2016 at 20:44

    Buena review, coincido en algunas cosas, y otras no. Yo personalmente no estoy decepcionado, pero esperaba más. Creo que este disco no pasará a la historia como uno de los clásicos de Rage. Algo me dice que en poco tiempo la gente se olvidará de él.

  5. METALMANIACO

    19 agosto, 2016 at 1:31

    A mi personalmente todas las etapas de Rage me parecieron solidas y con su brillo propio cada una. Smolski me pareció el mejor guitarrista que paso por la banda, pero Strings to a Web y 21 ya venían perdiendo magia. Yo creo que la mejor formación de Rage fue la de dupla Efthimiadis y Fischer, como sonó la banda en esa época nunca mas volvió a sonar así. Smolski le dio mas complejidad y nivel a la música de Rage la llevo a otro plano y en ese viaje perdió fuerza y oscuridad en pos de tecnicismo. Aun así la carrera de Rage es brillante y totalmente recomendable del primer al ultimo album….

  6. Comenter

    24 agosto, 2016 at 23:05

    Aigh! Que bien que no está Smolski! Y como se nota!

    Será todo lo bueno que queráis y os gustará mucho (cada uno tiene su gusto), pero consiguió desde que entró en el grupo, que yo fuera perdiendo todo el interes por lo que hacía Rage. No os imagináis la enorme distancia que hay entre lo que me molaba Rage y lo que me dejó de molar, hasta el punto de darme una rabía tremenda encontrarme por casa un disco de ellos con Smolski, por el dinero tirado, porque esa grabación exista con el nombre de Rage, y porque ocupa espacio y no tengo mucho. Tengo varios con el niño pera ruso porque les di muchas oportunidades. Inercia, cariño, morriña… esas cosas. Pero joder, que bien que se ha ido! Que bien! Ni soplo de aire fresco ni hostias!

    PD.: si vale, el Ghosts es muy pedorro, un disco sacado con desgana lo tiene cualquiera. Eso no invalida que lo que viene después me produzca desidia, flojera y rabia. Si, eso es, rabia

    PDD.: que no será todo culpa del pobre hombre, pero que manía le he cogido al ruso. Ala! Adios!

  7. @Alber_Metal

    1 septiembre, 2016 at 19:01

    Yo también estoy de acuerdo con el último comentario de ´Comenter´, Victor Smolski será un guitarrista virtuoso y todo un genio de las 6 cuerdas, un músico de pies a cabeza, pero, en mi opinión no pega en una banda como RAGE, que nunca ha sido una banda progresiva ni virtuosa, sólo una banda tal cual de Heavy Metal con su estilo personal e inconfundible que la diferencia de las demás, no queremos unos RAGE progresivos ni virtuosos en plan PAIN OF SALVATION o DREAM THEATER. De los discos de RAGE con Victor Smolski que más me impactaron y me cautivaron fueron “Welcome to the Other Side” – (2001), y “Strings to a Web” – (2009) para mí los mejores discos de RAGE en la era Victor Smolski. Del nuevo disco me quedo con estos temas: (My Way, Back On Track, The Final Curtain, Deaf, Dumb And Blind, Spirits Of The Night, y The Dark Side Of The Sun), aunque mi tema favorito sea “Spirits Of The Night”. La edición limitada (deluxe edition) es muy lujuza, el tercer CD es un directo (LIVE IN WARSAW 2016) de 9 canciones en vivo, y un segundo disco de 6 canciones incluida una versión de RUSH unas de mis bandas preferidas. El sonido actual de RAGE en este disco es el que tenían antes de la entrada de Victor, canciones que entran a la primera, estribillos pegadizos de fácil tarareo, melodías Made In Rage, y una batería muy buena, se nota que la producción de este disco es mejor que la de los últimos discos. A veces los buenos guitarristan alardean de su calidad y destreza pero caen en saco roto porque empalagan al oyente, tanta exquisitez tanto perfeccionismo pueden como dije antes EMPALAGAR, si es breve, dos veces buenos dice el refrán.

  8. @Alber_Metal

    1 septiembre, 2016 at 19:09

    Y en cuanto al disco en sí, yo creo que no es mejor que los discos del 2001 y 2009, pero sí mucho mejores que los anteriores de la etapa de Victor, aunque el Ghosts de 1999 que colaboró el señor Victor me pareció un gran disco, repleto de buenos temas como “Spiritual Awakening”, “Back In Time”, “Beginning of the End” etc yo ese disco lo tengo original, y en los créditos ya salía Victor como colaboración. RAGE llevaban una época perdidos, su estilo característico casi había desaparecido y justo con este nuevo disco lo han vuelto a recuperar aunque insisto, los discos del 2001 y 2009 fueron para mí obras maestras.

  9. Comenter

    3 septiembre, 2016 at 10:58

    El Ghost es un disco raro. Pero si, tiene sus momemtos buenos, aunque en general me deja un poco frio y me aburre. Peavy estaba tristón. Sus colegas se piraban. Sale Victor en las fotos, eso si, pero tocan mismos de antes. Los vi en la gira del Ghost y en la del XIII, en la que me encontré con el grandullón del Peavy por sorpresa y si, el tío es requetemajo. Pues en la gira del Ghost era como ese tio majo de siempre al que le ha dejado la novia, pero como es un tío majo hace como si nada. También los he visto más veces después de eso, que aunque los siguientes discos no me entusiasmen nada, en directo siempre molan un huevo.

    ¿Y que más da todo eso, no? Pues es que la cosa es que aquí hay dos temas: que hay disco nuevo y el cambio de etapa que encima parece un retorno a los noventa. Mola. Da para marujear un rato.

    Venga, el disco nuevo… Pues podría estar mejor. Que está bien. Me encanta que haya terminado la epoca Smolski porque eso me hizo abandonar a Rage. Ahora, el disco nuevo suena muy bien, Rage vuelve a ser Rage, no Smolskilandia, pero le falta algo de profundidad. Que yo estoy happy, eh! Pero a ver que nos traen la próxima vez. Yo apostaría por que van a ir para arriba (de calidad digo, no de ventas)

  10. Comenter

    3 septiembre, 2016 at 11:16

    Por cierto, vaya página chula tenéis, truenosmetálicos.

    Y un saludete para @Alber_Metal. Los que queremos unos Rage que sean más coherentes con el nombre del grupo estamos de enhorabuena. Bueno, bueno, saludos para todos!

  11. @Alber_Metal

    5 septiembre, 2016 at 18:50

    Gracias Comenter, en realidad Trueno Metálico es una muy buena página de noticias y de reseñas de discos etc es la única web junto con la enciclopedia METALLUM que suelo entrar y mirar, en cuanto a T.M. Conozco esta web desde el 2011 creo, y son buenas personas aunque he tenido mis “encontronazos” con algunos no lo niego. Sobre RAGE pues el nuevo disco me encanta es más, desde que lo escuché el mismo día de su salida tuve un día muy especial para que luego digan que el Heavy Metal no es una gran cosa para mi lo es todo. RAGE tocaron en mi isla donde vivo Gran Canaria en el 2007 en un festival en el sur de la isla se llamó Metalzone festival además de RAGE. Mike Terrana también estuvo en el 2003 en una tienda de guitarras y baterías aquí en Las Palmas de Gran Canaria. Como dices tu, el futuro de RAGE pinta pero que muy bien.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>