Ring of Fire (Battle of Leningrad) – Crítica

Publicado por el 10 febrero, 2014

ringoffire-battleofleningradArtista: RING OF FIRE
Álbum: BATTLE OF LENINGRAD
Estilo: Power Metal/Neoclásico
Sello: Frontiers Records
Fecha: 24 de enero de 2014
Nota: 7,7/10

Después de casi una década de descanso continuo desde el lanzamiento de “Lapse of Reality”, la formación norteamericana, RING OF FIRE, liderada por la inconfundible voz Mark Boals (ex-Yngwie J. Malmsteen, ex-Royal Hunt, actualmente en IRON MASK y un sinfín de bandas más) el guitarrista Tony MacAlpine y el teclista Vitalij Kuprij, nos presentan su sucesor “Battle of Leningrad”, que como bien indica su título, se trata de un álbum conceptual sobre el sitio de Leningrado, que ahonda en profundidad en la trama de la Segunda Guerra Mundial.

Heavy/Power Metal Neoclásico, repleto de elegancia, y muchas partes instrumentales, donde cabe añadir la participación del genio Timo Tolkki al bajo, o la incursión del baterista Jami Huovinen (SENTIMENT). Ambos despliegan su magia y se adhieren a la grandilocuencia perpetuada por sus compañeros en 10 joyitas que no pasarán desapercibidas para cualquier amante de este tipo de música.

Pomposo y con un atrayente enjambre de guitarra y teclados, con la profundidad del piano, que marca el punteo y ritmo general por donde giran piezas como “Empire”, donde la progresividad y esos aires neoclásicos con un MacAlpine redondo, son la clave de todo. Mark Boals sigue en sus trece, sin embargo el que más admiración me merece es Vitalij Kuprij, que lo encuentro muy subidito como se puede ver en la introducción atmosférica de “Mother Russia” perpetrada por un coro tristón muy acorde a ese aire desconsolador y rocambolesco de la portada.

Una de las canciones más logradas de este notable trabajo. Donde el inicio de guitarra,  o el repiqueo de la batería anticipan lo que nos encontraremos más adelante. Una canción, que sin ser lo más de lo más, puede considerarse como uno de los ejes centrales de este preciado manjar, cuya portada deja entrever la gloria, el honor, pundonor y barbarie que estos discos suelen llevar a cuestas en su mayor medida.

El ensartado sonoro y rítmico, con un cabalgante inciso de guitarra al estilo clásico en “They’re Calling Your Name” nos presenta una de las canciones más spéedicas, o power metaleras (valga la redundancia) donde podremos ver el lado más brilloso y cristalino de estos norteamericanos. Tanto este, como los dos cortes anteriores, son las piezas más obvias y que mejor entran a la primera escucha en la cabeza del oyente.

No obstante, la balada “Land of Frozen Tears” donde veremos la interesante interpretación de Boals, hace de esta, otra de las guindas del pastel. Una canción que empieza un tanto perdida y que poco a poco va ganando en poderío y fuerza. Sin embargo, pese al diverso colorido de la tapa, que luego puede verse reflejado con calidez en infinidad de pasajes del disco, como las ostentosas rítmicas y delicadas partes de “Firewind”, algunas piezas no consiguen salir de la linealidad, ni demostrar la grandeza que se espera de un disco de estas características.

La segunda mitad del álbum se vuelve bastante monótona, aunque viene intercalada con ritmos de todo tipo donde la música clásica sale a relucir en los guitarrazos de Tony MacAlpine en cortes como “No Way Out” con un Mark Boals normalito. Otros cortes como “Where Angels Play” juegan al despiste con una bocanada de aire fresco, mucha pegada y unos tonos altos de Boals, predecibles y poco llamativos. Aunque las guitarras siguen rugiendo, en “Battle of Leningrad” la banda vuelve a hondear con magnitud cerca del virtuosismo, mezclando sendos riffs con teclados y frondosas atmósferas sensibles, enmarcando un cuadro repleto de sentimiento reflejado posteriormente por la preciosa “Our World” y la semi-futurista “Rain”, donde la banda demuestra su gran nivel multi-instrumentista, una vez más.

Por suerte, todas y cada una de las canciones, aparte de sonar como un todo conjunto, muestran de cerca el potencial que cada uno de sus integrantes desarrolla en solitario con dicho instrumento. Un disco muy entretenido con canciones muy meritorias que a buen seguro serán del agrado de todos aquellos incondicionales de dicho género.

Componentes:

Tony MacAlpine -Guitarras
Vitalij Kuprij – Teclados
Mark Boals – Voces
Timo Tolkki – Bajo
Jami Huovinen – Batería

Tracklist:

01.Mother Russia
02.They’re Calling Your Name
03.Empire
04.Land of Frozen Tears
05.Firewind
06.Where Angels Play
07.Battle of Leningrad
08.No Way Out
09.Our World
10.Rain

iTUNES

Autor: Matthew Bourdais

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>