Rush (Clockwork Angels) – Crítica

Publicado por el 27 junio, 2012

Artista: RUSH
Álbum: CLOCKWORK ANGELS
Estilo: Progressive Rock/Metal
Fecha: 8 de junio de 2012
Sello: Anthem Records
Nota: 7/10

38 años de trayectoria, 20 discos de estudio, una de las formaciones más estables de la música, pilares del rock progresivo, influencia de numerosas bandas de metal (DREAM THEATER por nombrar alguna), una maquinaria formada por tres piezas de un metal a las cuales el paso del tiempo parece no desgastarlas nunca. Esas tres piezas tienen un nombre, Geddy Lee, Alex Lifeson y Neil Peart, que juntas y en funcionamiento dan vida a la enorme maquinaria llamada….RUSH.

Cinco largos años tuvimos que esperar para un nuevo trabajo de los canadienses, cuando allá por el 2007 nos regalaron un excelente “Snake & Arrows”.

En 2010 para que la espera no se hiciera tan larga pudimos degustar dos singles a modo de adelanto que fueron Caravan y BU2B y al fin este 12 de junio de 2012 el nuevo trabajo de RUSH se materializó bajo el nombre de “Clockwork Angels.

La primera sensación que se me vino a la mente al escuchar el redondo fue……”este es el sonido clásico de los 70′s de la banda”. No confundamos sonido con calidad, mucho cuidado. Por qué digo esto??? Porque este nuevo disco posee las melodías  y los arreglos típicos que apenas uno los escucha a 100 Km. de distancia se da cuenta de que son ellos, algo que no sucedía con su anterior disco, pero lejos está de la calidad de sus obras clásicas.

“Snake & Arrows” fue un enorme álbum, hasta me atrevo a decir uno de los mejores en los últimos 20 años de la banda, disco de hard rock progresivo de principio a fin con un trabajo de producción impecable, pero que carecía de la esencia y de ese sonido tan típico de los de Toronto.

“Clockwork Angels” es un disco más blando y melódico,  los riff de Lifeson no tienen la misma presencia y fuerza en determinados momentos como en el anterior álbum, se encuentran más en un segundo plano, dejándose envolver por muchos efectos y dando un paso atrás para que ganen presencia los teclados y sintetizadores de Lee, inclusive los solos son de un perfil bajo no logrando imponerse como otras veces. Peart también se muestra más tranquilo y simple al momento de repartir golpes a su siempre enorme kit de batería. En cambio el incesante galope de las cuatro cuerdas de Geddy que se mantiene perenne álbum tras álbum.

La temática del álbum es conceptual y narra la historia de un joven que cansado de su vida rutinaria y monótona se lanza a la búsqueda de sus sueños en un mundo fantástico que está gobernado por un ser llamado Watchmaker, en este universo vivirá numerosas aventuras acompañado de extraños y delirantes personajes  hasta lograr su objetivo.

Comenzamos con “Caravan”, con el trío a toda máquina descargando un excelente tema de hardrock con tintes progresivos. Riff poderoso sostenido por una musculosa base de bajo, una batería con mucho brillo, aderezo de pequeñas dosis de teclados, más los típicos cambios de ritmo, nos devuelve a unos Rush muy similares a los de fines de los 70’s, un muy buen comienzo.

“BU2B” de intro  atmosférico y místico desemboca  en enérgicos acordes  que va alternando con otros más estridentes y psicodélicos, un sonido más actual y de los 90,  pero que lleva el sello distintivo de la banda.

Llega el turno del corte que da nombre al disco, “Clockwork Angels”, de ritmo lento e hipnótico, un bajo con mucho peso, Lee y Lifeson  juegan con unos abanicos de efectos en sus instrumentos que se transforma en la alternativa para relajarse y dejarse llevar a un universo paralelo de sonoridades astrales, pero en determinados momentos el volar tan alto se vuelve un poco denso y aburrido haciendo que la larga duración del tema pese bastante.

La vena hardrockera vuelve a aparecer de la mano de “The Anarchist”. El aroma al sonido de antaño se hace presente nuevamente, mención especial para el sonido que logra sacar Gady de su Jazz Bass, compacto y sólido como una pared de concreto acompañado por  Alex  y los precisos batacazos de Neil. Un tema con mucho cuerpo y feeling que te incita a sacudir la cabeza con ganas.

Guitarras duras se mezclan con efectos de sintetizador y pedaleras para dar vida a “Carnies”. Típico estribillo que con escucharlo sabes bien de quien se trata. El solo más que un solo de guitarra es un solo de sonoridades de computadora. Es un buen tema con mucha garra, la batería está  muy presente,  pero hay un gran abuso de los sintetizadores para mi gusto lo que le quita frescura.

El medio tiempo de nombre “Halo Effect”, acompañado por unos cellos y violines de fondo que le ponen la cuota de calma. Corte simple y sin demasiados arreglos que cumple de forma justa con su objetivo…conmover al oyente y nada más.

“Seven Cities Of Gold”, asoma lentamente con unas tímidas notas de bajo y que adquieren gran vigor con la distorsión de las seis cuerdas. De ritmo marcado y contundente,  nos enfrentamos a puro hard rock con la fuerza necesaria para poner a saltar a una multitud  durante cualquiera de sus conciertos.

La intensidad baja, para dar paso a las dulces melodías de “The Wreckers”. Arreglos de cuerda y viento más un estribillo muy inspirado imposible de no tararear, dotan de una emotividad única y aire casi cinematográfica a una de los temas más cálidos del disco.

La adrenalina estalla con “Headlong Flight”, el que para mí y creo que muchos estarán de acuerdo es el mejor corte de todo el álbum. Esto es RUSH de principio a fin, brillando como mil soles al mismo tiempo. Los tres músicos ensamblados y funcionando como una gran maquinaria que despide energía en forma de notas sobrecargadas de una emoción y calidad que en pocos segundos se apodera de tus sentidos llevándote a un éxtasis musical máximo. Todo lo que uno espera de RUSH están comprimidos en 7:20 minutos sonando como el galope de un malón de indios embravecidos, nos trae las mejores épocas de la banda. Como un amigo dijo….”para apreciar este tema en su totalidad hay que sentarse tranquilo y escucharlo 3 veces, primero la guitarra, luego el bajo y por último la batería”….y creo que está totalmente en lo cierto. Genial, poderoso y enorme de la primera a la última nota.

“BU2B2″ muy ambiental, de escasa duración y con guiños a “BU2B” da continuidad a la historia y sirve de puente para “Wish Them Well” de melodía muy agradable, estribillo simplón pero que engancha a la primera escucha, y Alex que logra brillar sin esforzarse demasiado, hacen de este tema un  futuro candidato para convertirse en hit de radio.

Y para ponerle punto final, la banda se despide con “The Garden” una exquisita y sentimental  balada, cuyos principales ingredientes son un Lifeson acústico, que logra un solo muy atractivo, acompañado por unos magníficos toques orquestales que van creciendo y ganando fuerza y emotividad a medida que se aproxima el ocaso. Un final con mucha altura para este trabajo.

En líneas generales es un buen disco que con las sucesivas escuchas va ganando puntos. No es el mejor disco de la banda pero tampoco el peor. Posee buenos arreglos, es simple y directo pero carece de  la complejidad de su antecesor o de las obras clásicas progresivas de la banda. Lo que más echo en falta en el disco son la presencia de guitarras más duras y con más protagonismo, pero debemos conformarnos con lo que tenemos que no es poco.

El disco suena fresco, la calidad de las composiciones es más que digna, los tres ejecutan sus instrumentos con una habilidad y una calidad técnica envidiable y por sobre todas las cosas después de casi 40 años es para sacarse el sombrero frente a estos 3 músicos, porque no cualquiera logra sostener una carrera semejante después de tantos tiempo y puede sacar a la calle un trabajo como este, que es simplemente para sentarse, relajarse, disfrutar y dar gracias que  todavía la gran maquinaria sigue funcionando y nos sigue regalando música de calidad y que merece la pena ser escuchada.

Componentes:

Geddy Lee – bajo, voz, teclados
Alex Lifeson – guitarras
Neil Peart – batería y percusión acústica y electrónica

Tracklist:

01. Caravan 5:40
02. BU2B 5:10
03. Clockwork Angels 7:31
04. The Anarchist 6:52
05. Carnies 4:52
06. Halo Effect 3:14
07. Seven Cities of Gold 6:32
08. The Wreckers 5:01
09. Headlong Flight 7:20
10. BU2B2 1:28
11. Wish Them Well 5:25
12. The Garden 6:59

WEB

Autor: Hernan Dalmaso

13 Comentarios

  1. running wild

    27 junio, 2012 at 16:53

    MUY BUENA RESEÑA AMIGO,AUNQUE YO AUN NO VOY A DAR UNA OPINIÓN SOBRE EL DISCO,PUESTO QUE QUIERO DARLE DOS ESCUCHAS MÁS PARA OPINAR DE FORMA CORRECTA,EL DISCO LO ESCUCHÉ DE CAVO A RABO,PERO NO ES SUFICIENTE SOLO CON UNA ESCUCHA,GRACIAS A METALMANIACO QUE ME PASO EL ENLACE DE DESCARGA,EN BREVE DARÉ MI OPINIÓ AL RESPECTO DE ESTE DISCO DE (RUSH).

  2. METALMANIACO

    27 junio, 2012 at 17:31

    Muchas gracias camarada. es un buen disco, el que tenga ganas de escuchar buena música de Rush con este disco lo va a encontrar, pero nada mas. Los que no conozcan a la banda y quieran saber quienes son realmente deben tomar cualquiera de sus discos de 1975 a 1981 que es la etapa de oro de la banda.
    Saludos amigo

  3. Golfie

    28 junio, 2012 at 21:14

    A mi me encanta esta banda, tengo toda su discografía al completo, pero opino igual que el redactor, si quieres meterte en el tema clásico mejor que vayas por otro camino, es un buen disco, pero para nada un trabajo imprescindible, de decir wow lo han clavado, pero se agradece que después de tantos años sigan manteniendo el nivel creativo.

  4. METALMANIACO

    28 junio, 2012 at 22:17

    Es admirable que todavía sigan manteniendo un nivel tan bueno. Si a los tres les vendaran los ojos y les ataran las manos, igual serian capaces de tocar sus instrumentos con calidad. A mi gusto la etapa clásica por excelencia va de Caress of Steel a Moving Pictures. Signals, Grace Under Pressure y Power Windows son excelentes discos pero la presencia de los sintetizadores y el acercamiento mas al AOR y al pop-rock de la época provoco un cambio bastante radical en el sonido de la banda. Otro gran disco es Counterparts.
    Gracias por tu opinión Golfie. Saludos

  5. Frank

    28 junio, 2012 at 22:25

    Ya lo he escuchado, no soy muy seguidor de Rush, nunca me ha atraido esta formación, aunque le di una oportunidad al material, no me disgustado, pero tampoco me ha parecido una bomba, para pasar el rato está bien, pienso, a lo mejor me equivoco, a lo mejor a los seguidores de este grupo, este disco les parece de lo mejor.

  6. METALMANIACO

    28 junio, 2012 at 22:48

    No creo que estés equivocado Frank, yo soy un gran seguidor de la banda, no un seguidor absoluto, pero como dijo Golfie, es un buen disco pero para nada imprescindible, la banda tiene obras que le pasan el trapo a este disco, como por ejemplo 2112, el vivo All the World’s a Stage que es impresionante como suena uno de los mejores directo que escuche en mi vida o Hemispheres una obra conceptual que es simplemente genial. Si no conoces algunos de estos discos no sabes lo que te estas perdiendo.
    Saludos Frank

  7. Dani

    4 septiembre, 2012 at 18:16

    ,,,pues chicos, yo soy fan de la banda, de la época antigua por supuesto, de los verdaderos Rush, del 2112, del Caress of steel, de los temas largos, de la guitarra potente….y ésta etapa en al que los canadienses llevan sumidos desde el album Presto es…personalmente decepcionante. Buena técnica, pero alejados sin duda de lo que fueron. A éste Clockwork Angels le he pegado una escucha y me ha dejado frío una vez más. No me esperaba otra cosa, por cierto. Siguen buscando un camino sin encontrarlo…pero Rush, qué grandes fuísteis! qué os ha pasado?

  8. METALMANIACO

    4 septiembre, 2012 at 19:42

    No creo que sea para tanto. Si bien los Rush de los 70 y mediados de los 80 ya no volverán la banda siempre a tenido un nivel de bueno para arriba. En estos últimos 25 yo no tildaria ninguno de sus discos como decepcionante han logrado mantenerse estables con algunos altibajos pero jamás a editado material lamentable. Ya no tienen que demostrar nada a nadie ya hicieron una enorme contribución a la musica en los 70 y después se dedicaron a navegar por distintas vetas musicales. Pero para ni Snakes & Arrows es un grande disco muy muy bueno muy cerca de sus clásicos y este -último trabajo no es para tirar cohetes pero tampoco para tirarlo por el piso. Desde mí punto de vista muchos siguen esperando otro 2112 en vez de apreciar la calidad de sus trabajos actuales y eso es un error. Es ni opinión personal. Saludos Dani

  9. Rodrigo

    21 septiembre, 2012 at 12:06

    Yo recientemente he escuchado el disco y me ha parecido muy bueno desde la primera escucha. Siento que no es tan matizado como el “Snakes and Arrows”, creo que tiene un sonido muy uniforme y los temas en general mantienen una línea muy marcada, pero de todas formas me encantó, pronto me lo voy a comprar. Sobre lo que conversaban, no comprendo mucho el afán por seguir buscando que RUSH lance otro “2112″, siento que eso impide que los oyentes logren apreciar lo que estos nuevos discos ofrecen en cuanto a texturas y arreglos que a mi parecer, son diferentes y suman a su legado. Creo que todo depende de un cambio de switch en nuestra forma de enfrentar los nuevos trabajos es estos maestros.

  10. Jordi Mar

    30 octubre, 2012 at 19:17

    Este disco esta muy pero que muy bien Rush continuan siendo una banda muy compacta, y disfrutan haciendo música se les nota buen feeling.

  11. Dani

    25 enero, 2013 at 15:43

    Soy un fan de la banda, pero de esos Rush del 2112, del Caress of steel, del Moving Pictures, del primer trabajo tambien llamado Rush…cuando alguien me pregunta por ellos les recomiendo siempre lo mismo: cuanto más antiguo su trabajo mejor es.
    ¿Qué sensaciones me provoca este Clockwork Angels? Ninguna, cero grados. Actualmente navegan sin rumbo, en un mar de tranquilidad, con oficio, sin apreturas económicas, sin estar pendientes si venden o no..
    Y me jode mucho porque son capaces de hacer mejores trabajo porque tienen talento por arrobas, han sido un referente; ellos siempre han construido la música que les ha dado la gana psasndo ampliamente de los dictados de la mercadotecnia….yo espero que vuelvan a las complejidades melódicas e instrumentales de la primera etapa, y dejen este desatino en el que se ven inmersos desde los años 90.

    …son muchos ya los discos que siguen esta linea, lo cual me hace a veces preguntarme con resignación: ¿y si los verdaderos Rush son los de ahora?

    • METALMANIACO

      25 enero, 2013 at 16:19

      Es verdad que la esencia de la banda esta principalmente en la década de los 70 todos sus discos de esa época fueron insuperables y su aporte al rock fue único, en los 80 también grabaron grandes obras como Permanent Waves, Moving Pictures o Signals. Ya la senda tomada a mediados de los 80 desde mi punto de vista creo que pasa por cuestiones personales de los músicos y de los deseos buscar nuevos horizontes musicales, que muchas veces cala hondo en los fans ese cambio y otras veces genera rechazo absoluto. Me parece que mas allá de la dirección musical que Rush allá tomado en los 90 y décadas posteriores si bien no supera a su era dorada tampoco me parece que sea una carrera y una discografia para no tener en cuenta. Rush es una de las pocas banda con una trayectoria de 40 años, con una única formación y una pila de discos sobre sus espalda, muchos de los cuales son fundamentales a la hora de entender el metal y el rock progresivo. Y otro puñado de discos que si bien no son la gloria pero sin embargo sigue siendo un material de alta calidad. Pretender que todos sus discos sean en calidad y complejidad como por ejemplo 2112 es pedir demasiado……Es mas creo que si toda los discos hubiesen seguido el patrón compositivo de 2112 por nombrar alguno la carrera de la banda hubiese naufragado rápidamente, los hubiesen criticados por sonar siempre igual…..Es una constante en el rock si te mantienes siempre en la misma linea musical, te critican de que “siempre lo mismo”, si cambias la dirección…. salen a decir “ohh traición como van a cambiar así su estilo” la historia es siempre la misma. Yo personalmente creo que mientras una banda edite trabajos con calidad y dignos de ser escuchados como cada uno de los álbumes de Rush es para aplaudirlos de pie una hora ininterrumpida. Los Rush de la década 70 y los del año 2012 para mi siguen siendo los mismos, son unos dinosaurios que han sabido sobrevivir a muchísimos cambios musicales, a todo tipo de modas, y a una industria musical que exprime, devora y destruye todo lo que encuentra en su camino. De nuevo insisto que personalmente Clockwork Angels me parece un buen disco, Snake And Arrows me pareció muy superior, Dani que este ultimo trabajo no te genere nada es cuestión de gustos y eso me parece perfecto pero creo que la carrera de la banda desde mi punto de vista desde los 90 en adelante no es para ignorarla mas allá de su dirección musical. Saludos

  12. Andres

    9 julio, 2013 at 7:40

    Discaso. Estamos de acuerdo que no es un Permanent Waves o un Moving Pictures pero de que es bueno no se lo quita nada.

    Las canciones poseen mucha calidad y se nota un trabajo exquisito. Como leí por algún lado, es un disco que difícil digestión pero una vez que lo logras le encuentras el lado bueno.

    Mis favoritas, Clockwork Angels, se me eriza la piel de escucharla y The Garden que es una super pieza.

    Y como mencionas, no esta al nivel de Snake and Arrows que fue un trabajo excelente pero no tiene nada que envidiarle en cuanto a calidad. Increíble Geddy cantando así con esa edad

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>