Satan (Atom by Atom) – Crítica

Publicado por el 11 noviembre, 2015

satanatombyatomArtista: SATAN
Álbum: ATOM BY ATOM
Estilo: NWOBHM, Heavy Metal
Sello: Listenable Records
Fecha: 2 de octubre de 2015
Nota: 9/10

Después del inesperado regreso de los clásico británicos SATAN con su grandioso “Life Sentence” tras 26 años de inactividad, la banda vuelve dos años después con “Atom by Atom”, un disco igual de rotundo, contundente y feroz que su predecesor.

Parece que la NWOBHM vuelve a estar en su mejor época, (si es que alguna vez estuvo de baja claro), recientemente pasó algo parecido con HELL, si recordáis, la banda de los hermanos Tim Bowler y Kev Bower reclutaron a Andy Sneap en 2008 y ya han lanzado dos discazos “Human Remains” y “Curse and Chapter”. A SATAN le ocurre algo parecido, han vuelto a escena, y con este “Atom by Atom” van dos pepinazos. Han conseguido sacarse otro discazo de auténtico heavy metal, y la verdad que pocas bandas actuales de la escena clásica pueden decir lo mismo.

Lo más sorprendente de todo, es la voz de Brian Ross que canta con una frescura de alucine, no hay más que ver el chillido principal que abre la pista inicial “Farewell Evolution”. Un tema “espectacular” con un tempo rápido, sonido directo sin ningún artilugio de por medio que os recordará a una mezcla del “Aces High” de MOTÖRHEAD y la era “Kill Em All” de METALLICA, que viene con sorpresa incluida, una rica gama de solos y una elaboración rítmica donde veremos el amplio despliegue que propone la batería de Sean Taylor y el bajo de Steve Ramsey. Riffs aparte, “Fallen Saviour” es otro sablazo y de los buenos, es más un midtempo rockero y pegadizo con unos revoloteos guitarreros  de la leche, además cuenta con un coro a modo de himno recordando a la vieja escuela.

satanbandaLa producción de “Atom by Atom” es casi idéntica a la de su hermano gemelo “Life Sentence”. Todos los instrumentos suenan de lujo, crudos y la voz de Ross está en su sitio a cada momento, sonando notable como una banda de metal debería tocar hoy día. Estas son las cualidades admirables de este registro. En “Ruination” tenemos otra pista la mar de variada que utiliza armonías de guitarra con una disposición progresiva y que incluye riffs semi-técnicos, partes más lentas y solos de altura. Un corte completo, bien compuesto y muy elaborado, al igual que “The Devil’s Infantry” con un aderezo thrash que navega con un ritmo de batería con el cual no pararás de moverte. Corte que parece sencillo pero que tiene tela, además de una intensidad variable y un sinfín de matices para darle coba (al vecino) durante un buen rato, casi cinco minutos donde hay de todo para todos los gustos.

El título que da nombre al disco se inicia con otro riff clásico de estancia superior, además incluye un coro monstruoso, y lo más curioso de todo es que parece como si ya todo estuviera inventando, sin embargo estos chicos innovan con cada pasaje musical, cada solo, cada rima y ritmo.  Un corte alucinógeno donde el trabajo de guitarra se siente en cada tramo. “In Contempt” vuelve a darnos una clase magistral de cómo debe hacerse un buen disco de heavy metal sin entrar en los cánones establecidos de siempre. Un track que roza la vena thrash metal allá por el minuto 2:16 y que no se olvida del típico ouoooo para acompañar.

En “My Own God” el disco toma un ligero bajón, aunque decir bajón tampoco sería del todo cierto, es un corte que no suena tan elaborado como el resto pero que también tiene su miga y que incluye una parte lírica más cursi, pero que está cargada de sentimiento. Eso sí, esos punteos cortantes con la batería a ritmo perpetuo mientras el estribillo hace el resto es para enmarcar.

“Ahriman” está cargada de una épica desbordante, “Bound in Enmity” es chirriante en el buen sentido, esa punteada intermitente mientras la guitarra grave ahonda el camino retumbando entre la inmensidad es para quitarse el sombrero, ufff la técnica es francamente impresionante, no menos que la propulsión que hay detrás de “The Fall of Persephone” que empieza lenta, metiendo cizalla de la buena, ritmos setenteros, psicodélicos y sonido amorfo, bizarro o estremecedor, llegando hasta  cotas ocultas en las que siempre ha brillado SATAN con luz propia. Los coros en dicho tema y su ampulosidad me hacen imaginar, lo que habría sido la banda en sus años mozos de no haberse retirado. Decir cualquier otra cosa, es volverse loco, lo mejor es escuchar el disco y disfrutar de lo que ofrece. En cuanto a producción, algo más de brillo no vendría mal, por lo demás estamos ante un disco perfecto que se come al resto de propuestas de la escena actual casi sin pestañear.

Los que buscáis heavy metal clásico del bueno, ya sabéis donde hincar el diente. Solo espero una cosa, que la llama no se apague y podamos seguir disfrutando de SATAN muchos años más. En su segunda juventud, brillan como el fuego que asola el infierno, con ese ingenio que siempre les ha caracterizado. Si disfrutasteis con “Life Sentence”, simplemente pulsad el play y disfrutad de “Atom by Atom” un disco que no tiene desperdicio. ¡Muy Recomendado!

Componentes:

Steve Ramsey – Guitarras
Russ Tippins – Guitarras
Graeme English – Bajo
Sean Taylor – Batería
Brian Ross – Voces

 Tracklist:

01. Farewell Evolution
02. Fallen Saviour
03. Ruination
04. The Devil’s Infantry
05. Atom By Atom
06. In Contempt
07. My Own God
08. Ahriman
09. Bound In Enmity
10. The Fall Of Persephone

FACEBOOK

Autor: Matthew Bourdais

2 Comentarios

  1. @Alber_Metal

    12 noviembre, 2015 at 14:22

    Culpa de que SATAN haya grabado dos álbumes de estudio y un directo en menos de 3 años sabiendo que desde 1987 no grababan nada nuevo es por el regreso de muchas bandas de la vieja NWOBHM, parece como un renacer de esas bandas. El disco que editaron en el 2013 “Life Sentence” obtuvo muchas buenas críticas por la prensa escrita y digital, ejemplo la Metal Hammer edición papel que siempre ha defendido a los grupos viejos, y en concreto a Satan cuya reseña de ese disco editaron en la revista. Tal vez, por esas buenas sensaciones, esas buenas críticas, el grupo se ha sentido con ganas de grabar otro disco, ya digo, en menos de dos años, otra cosa que ayudó es la estabilidad que le está dando su actual sello discográfico que ha editado tanto el disco del 2013 como el directo como este nuevo “Atom By Atom”. Satan en los ochenta cambió mucho de nombre, que si (BLIND FURY) que si (PARIAH), y eso no ayudó a que el grupo despegara totalmente, además el hecho de llamarse (Satan) no ayudó, porque por lo visto la gente ese nombre le echó para atrás gente miedosa que una simple palabra macabra se cagaba por las piernas para abajo. Brian Ross el vocalista de todos los discos de Satan es el mismo que el de otro combo clásico como son los (Blitzkrieg) de hecho grabó el último disco de estos en el 2013 Back from Hell, y este mismo año lanzaron su primer disco de 1985 reeditado conmemorando el 30 aniversario del mismo. El hecho de que Satan esté arrancando y poco a poco despegando es bueno para todos los que amamos esos grupos viejos, al igual que los ANGEL WITCH, otro pedazo de grupo, que también se movieron en 2012 con un disco de estudio, además que grupos nuevos como WOLF, STEELWING, PEGAZUS, ENFORCE etc ha ayudado a que las bandas viejas hayan vuelto en busca de su trono. Saludos.

    • Carlos Salinas

      8 diciembre, 2015 at 17:47

      Estimado, que nunca se te olviden los extraordinarios “HELL”, creo que esta banda es la mejor de éste movimiento…!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>