Scale the Summit (The Migration) – Crítica

Publicado por el 23 septiembre, 2013

scalethesummit-themigrationArtista: SCALE THE SUMMIT
Álbum: THE MIGRATION
Estilo: Instrumental Progressive Metal
Sello: Prosthetic Records
Fecha: 2013
Nota: 8,5/10

¿Cómo se puede plasmar multitud de colores en un amplio rango de sonidos? ¿Y como se explica con palabras lo que se ve en la música actual? Difícil respuesta, para una pregunta que quizás no se pueda responder con total certeza. Sin embargo, existe una banda capaz de responder a todas esas cuestiones, capaz de plasmar cualquier sonido con un sumun de calidad que sobrepasa los límites, haciendo que los colores brillen a su antojo y simulando una experiencia auditiva, alucinante.

Una creación subliminal que hace cuestionar todo lo indecible, logrando que la perspectiva musical acoja otro tipo de ramas donde el género progresivo, consigue lo más difícil, sobresalir. Es el caso de la nueva aventura musical de los progresivos instrumentales SCALE THE SUMMIT que con su cuarto LP, “The Migration” dan un paso adelante en su ya dilatada carrera, iniciada en 2007 con su incuestionable primer trabajo “Monument”.

Con el arsenal definido para este trabajo, no me extrañaría que los de Houston, consiguieran tal resultado, agradar al oyente, esa es ya otra historia, pero resulta imperdonable para cualquier amante del género progresivo, no degustar las piezas de este rompecabezas multidimensional; donde Chris Letchford al mando de su guitarra de 7 y 8 cuerdas, Mark Michell, con su bajo de 6 cuerdas, Pat Skeffington encargado de batería y percusión, o Travis Levrier, músico de sesión y guitarrista profesional, ex miembro de INTO THE MOAT, consiguen delirar el pensamiento del oyente con unos simples acordes y melodías nada usuales, donde la instrumentalización, narrativa musical y habilidad técnica, difiere de la del resto de mortales.

Ese sonido triturado, agresivo, se ambienta en la técnica de algunos guitarristas conocidos, como es el caso de Joe Satriani en “The Olive Tree”, o los OPETH más setenteros e intimistas del disco “Heritage”, reflotando su sabiduría en los acordes de SCALE THE SUMMIT en el tema “Willow”, con un inicio calmado, asomando como siempre acostumbran con ese sonido característico de los de Houston; colores brillantes y cristalinos como el vaivén de notas de “The Olive Tree” o del juguetón y entusiasta “The Traveler” donde ponen toda la carne en el asador, para desafiar los límites del espacio tiempo con unas simples notas donde ambas guitarras entran a placer, desvirgándose la una a la otra, finiquitando infinidad de matices y virguerías sonoras. El tema avanza contrarreloj y muestra las partes más agresivas en el ecuador de su transcurso para después seguir con el colofón final, empleando armónicos apunta pala y desfigurando la mente del espectador con un entusiasmo abrumador.

Siempre es fácil comparar esta banda con una u otra, sin embargo SCALE THE SUMMIT hace ya tiempo que ascendieron a otra liga. Decir que este grupo se parece a esta banda o tal, es más que nada para poner al público en situación; cada canción de este Lp es un mundo abierto por descubrir, donde el equilibro entre ritmos pegadizos, y melodías hipnotizantes se mantiene a un gran nivel durante toda la escucha; imposible obviar la simpleza de ese interludio de nombre “Sabrosa” o el esplendor armónico de “Evergreen”, piezas lentas que ayudan al álbum a respirar frente a la consecución reflexiva que uno hace al descubrir los aromas que desprenden canciones como “Odyssey”, la delirante y ambiciosa “Atlas Novus” con unos arpegios sonoros de quitar el hipo, llamativa y acorde a las nuevas tendencias musicales con un bajo profundo y alentador; no obstante finalizar esta review sin nombrar otras guindas del pastel como son “Oracle” o la rugosa “Narrow Salient”, sería un descalabro.

Una pieza de coleccionista, asequible para los que gustan de nuevas experiencias sonoras. Las desventajas de SCATLE THE SUMMIT; el poco interés del público por este tipo de agrupaciones. Y es que, estar todo el rato oyendo solos sin parar, partes rápidas y tantas armonías juntas, no es tarea fácil. Aun así, poder escuchar a estos chicos supone un paseo verdaderamente enriquecedor.

Componentes:

Chris Letchford – Guitarras
Mark Michell – Bajo
Pat Skeffington – Batería, percusión
Travis Levrier – Guitarra

Tracklist:

01. Odyssey
02. Atlas Novus
03. The Olive Tree
04. Narrow Salient
05. Oracle
06. Evergreen
07. The Dark Horse
08. Willow
09. Sabrosa
10. The Traveler

WEB

Autor: Matthew Bourdais

1 Comentario

  1. David Coronado

    4 octubre, 2013 at 18:33

    Muy buena crítica. Lástima el poco apoyo del público (como tú lo dices) . Yo los escucho desde su primer álbum y sin duda son una de mis bandas preferidas. Simplemente excelente lml

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>