Slash (World on Fire) – Crítica

Publicado por el 15 septiembre, 2014

slash-myleskennedy-theconspiratorsArtista: SLASH
Álbum: WORLD ON FIRE
Estilo: Hard Rock
Sello: Dik Hayd Records
Fecha: 15 de septiembre de 2014
Nota: 8/10

A estas alturas podríamos afirmar con seguridad que Slash es el único superviviente real de GUNS N’ ROSES quien antes de cortar relaciones con su banda ya había puesto en marcha su carrera solista con unos olvidados Slash’s Sankepit. Le seguiría Velvet Revolver de duración fugaz también pero con mucho más peso musical y serían más añorados que su primer proyecto luego de su disolución. Finalizada la etapa con Scott Weiland decide poner una vez más en marcha su carrera musical pero esta vez  de forma solista lanzando un disco homónimo. Este trabajo sería simplemente espectacular y uno de los mejores trabajos de su etapa post Guns, en una jugada inteligente y brillante contando para el mismo con  la colaboración de artistas de renombre tanto del rock como de otros géneros tales como Iggy Pop, Lemmy Kilmester, Ian Astbury, Ozzy Osbourne, Alice Cooper, Koshi Inaba, Fergie o Adam levine. Lo cual no creo que sorprendiera mucho ya que años antes colaboró con el Rey del Pop Michael Jakcson , Marta Sanchez, Paulina Rubio, Rhianna, Carole King y unos cuantos más. Entre los colaboradores de este primer trabajo estaba un desconocido Myles Kennedy con el cual ha formado una especie de comunión musical que hasta ahora funciona como reloj ocupando el puesto de vocalista con la cual editó un muy buen Apocalyptic love (2012). Y en este 2014  Slash, Kennedy y compañía nos traen su tercer trabajo World On Fire.

En esta nueva obra no vamos a encontrar nada nuevo en absoluto, ya que sigue los mismos lineamientos musicales de su anterior álbum. Solo simple hard rock americano clásico muy 80’s donde las figuras principales son los riffs, los estribillos coreables, mucha energía positiva, mucho brillo y por supuesto no va a faltar en ningún track los solos insignia del melenudo violero. Hay para todos los gustos, temas muy potentes, medios tiempos y baladas repartidos en 17 canciones. Quizás este número a muchos les parezca una locura o le genere pereza tener que escucharlo, para mí todo lo contrario, cuanto más mejor ya que no es obligación escuchar en disco de un solo tirón.

El álbum posee una muy buena producción, con un sonido equilibrado y potente. La portada no me agrado demasiado,  sale un poco de los lineamientos de las dos anteriores en la que podemos ver muchos juguetes como si estuvieran fundidos y mezclados con pintura entre los cuales se pueden distinguir varios personajes de los Simpsons. El trabajo de Slash sigue siendo tan preciso y formidable como nos tiene acostumbrado, Myles con su carisma y singular estilo vocal no hace más que seguir reafirmando sus status de gran vocalista de rock. Y no quiero dejar de mencionar el trabajo de Todd Kerns  y Brent Fitz  fundidos en una base rítmica excelente. Por supuesto que Saul Hudson es el mentor de este proyecto y su líder, pero también es un trabajo de equipo.

“World On Fire”  da comienzo a esta tercera entrega con mucha fuerza. Un corte rápido, alocado de percusión muy sólida y el bajo sonando como un látigo a la par. Muy buen riff y un solo de Slash veloz  forman un  tema ideal para abrir un concierto, poner patas para arriba e incendiar a toda una multitud.

“Shadow Life” con su ritmo danzante e hipnótico gracias a la batería la cual le imprime una dureza increíble, este track intercalara pasajes más calmos y un tratamiento más melódico en la voz de Myles invitándote automáticamente a cantar el estribillo a diferencia de lo que ofrece el siguiente “Automatic Overdrive” que repara más en la velocidad dejando un poco de lado los ritmos contagiosos pero sin perder melodía, gancho en sus estribillos y filo en las seis cuerdas.

El riff de “Wicked Stone” es inevitable no asociarlo con el melenudo guitarrista que aunque no se le ha reconocido mucho, es dueño de un estilo muy personal y fácil de reconocer al instante. Otro corte que posee mucha fuerza y un solo formidable al finalizar  que pareciera no tener fin.

La intro con guitarra y batería  quizás a algunos les resulte un tanto familiar que posee “30 Years to Life”. Lo que sigue es riff veloz  y salvaje muy bien acompañado por la banda,  Kennedy enérgico y preciso en cada estrofa, un cencerro que sonara acompañando él solo, algo muy típico del estilo, y mucha adrenalina de puro rock americano.

Ahora toca el turno del infaltable medio tiempo de nombre “Bent to Fly”. Cargado de melodía y arreglos tanto en la guitarra como en la percusión muy bien trabajados, estribillos donde radica el punto intenso y la voz de Myles para disfrutar a pleno. Sobresaliente track tanto por intensidad como por su complejidad.

“Stone Blind” no es más que otra dosis de buen hard rock que centra su apoyo y mayor fuerza en la guitarra y la voz,  ambos factores van de la mano hasta colisionar con el solo que es lo que todos esperamos en este tipo de estilo. Simple, directo y potente.

La línea sigue siendo la misma, no por eso crean que el disco es plano, ya que “Too Far Gone” se mueve de forma más pausada resignando un poco la locura frenética del rock de Los Angeles pero dotando de mayor fuerza a la guitarra, marcando más los ritmos al igual que lo que sucede en “Beneath The Savage Sun” con una guitarra más metalizada aun, conformando dos de los cortes más duros del redondo.

Intro de guitarra, el infaltable cencerro acompañando y la mano de Slash vuelve a recuperar el filo con “Withered Delilah”. Este corte se mueve relajado y suave pero  incendiándose en el pegadizo estribillo. Más rock de la costa oeste inconfundible por  transpirar energía y buenas vibraciones por doquier.

slashguitarrLa balada del disco es “Battleground”, quizás este sea el tema más insípido del disco y que no llega a pegar  tan hondo como debiera un corte de esta naturaleza. Al solo le falta más calor y emoción lo cual le resta más puntos y el final con uno coros la lalala la la lalala la como para evitar que el barco se hunda con un solo de fondo, tampoco evitan el naufragio. No es malo pero si hubiese quedado fuera no afectaría.

“Dirty Girl” es pausado, melódico, con un buen riff de la mano de Slash, ritmo contagioso y los coros que entona Myles en los estribillos son una pieza excelente para mover el cuerpo y cantar a todo pulmón. Esto es rock simple buscando provocar emociones y sensaciones.

“Iris of the Storm” es otra especie de medio tiempo que busca combinar momentos suaves y de notas relajadas con fragmentos donde la guitarra aumenta su fuerza y los solos inyectan emoción, calidez y un feeling intenso. Muy buen apoyo de bajo y percusión contribuyendo más a inflar el track.

Una muy buena base rítmica se une a la guitarra del melenudo en “Avalon” siendo esta una pieza rápida, sencilla en estructura y de corta duración cuyo único fin es hacerte sacudirla cabeza, mover los pies y pasar un buen rato. Y siguiendo en la línea simple, “The Dissident” ofrece las mismas sensaciones, a base de melodías pegajosas, un coro diseñado para que lo cantes hasta dormido y un punteo con el mismo objetivo…. generan un perfil radiofónico ideal.

“Safari Inn” no es más que un instrumental donde Slash da libertad total a su inspiración, estilo y técnica permitiendo que sus manos  recorran a gusto su instrumento en un derroche de melodías de sello personal con un excelente acompañamiento de la banda.

Y finalizando este extenso álbum, pero fácil de asimilar, nos topamos con un corte lento, de atmosfera oscura, donde la guitarra genera una densidad en la atmosfera bastante particular junto a efectos varios y la voz de Myles que se arrastras sigilosamente en la oscuridad de “The Unholy”.

World On Fire no hace más que reafirmar el  gran status de Slash como compositor y guitarrista regalándonos un disco de rock con mucha adrenalina que seguro te llevará a mover los pies y a sacudir la cabeza con gusto de la mano de un sonido clásico pero a la vez fresco y renovado. Un sonido que quizás supongo hubiese sido el correcto a seguir por Guns N’ Roses en los 90’s. No reniego del sonido de la última etapa de la banda ya que Use Your Illosions I y II (1990) no solo fueron excelentes obras sino que me marcaron mucho de joven, pero estos adolecían de ese espíritu salvaje callejero, llenos de excesos, desenfreno y energía destructiva que poseía Appetite For Destruction (1987).

Un disco para disfrutar a pleno en su vasta duración, porque no hay nada mejor que para levantarte el ánimo y ponerte eufórico que una buena dosis de hard rock americano. Porque si  Inglaterra y Alemania son cunas principales del mejor Heavy Metal que vio este mundo, Estados Unidos es fuente del mejor Hard Rock desquiciado, fiestero y enérgico que ha pisado esta tierra.

Componentes:

Slash – Guitarra
Myles Kennedy – Voz, guitarra
Todd Kerns – Bajo
Brent Fitz – Bateria

Tracklist:

01. World On Fire
02. Shadow Life
03. Automatic Overdrive
04. Wicked Stone
05. 30 Years to Life
06. Bent to Fly
07. Stone Blind
08. Too Far Gone
09. Beneath The Savage Sun
10. Withered Delilah
11. Battleground
12. Dirty Girl
13. Iris of the Storm
14. Avalon
15. The Dissident
16. Safari Inn
17. The Unholy

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

15 Comentarios

  1. Alonso

    16 septiembre, 2014 at 12:32

    Pedazo de review amigo, te la has currado tela marinera. Me has dejado sin habla, porque eso mismo que has descrito en la crítica, es lo que pensaba cuando escuchaba el disco. Con la diferencia que yo le habría puesto un 9, porque para mi es un discazo. Un saludo.

  2. METALMANIACO

    16 septiembre, 2014 at 15:19

    Muchas gracias Alonso. Un 9 tampoco le quedaría mal al disco al menos a mi me gustaron mucho más los dos anteriores. Para mi el primero fue un 10 y el segundo un 9. Pero como vos bien sabrás los discos son como el vino, con el tiempo se ponen mucho mejor. De todos modos es un gran álbum. Slash está en su mejor momento. Saludos

  3. Juan

    17 septiembre, 2014 at 12:17

    Muy buen análisis del disco, te la has currado. El primer disco para mi fue más irregular, porque tenia auténticos temazos, y luego otros que más bien por el estilo de los cantantes y que se adaptó a ellos, no me llegaron tanto. El segundo me gustó bastante y no bajó el nivel, y creo que este tercero, salvando un par de temas con carácter popero, me gusta más que el segundo y está muy cerca del primero.
    Lo que pasa es que en la voz de Myles, pese a que sea genial, echo mucho de menos el rollo Axl, Eric Dover o Rod Jackson, por la potencia y el tipo de voz rasgada que tienen(o tenían…), que le daba un rollo más macarra y rockero a los temas. Myles tiene una voz como demasiado impecable y dulce a mi parecer, y aunque es un cantante increible, echo de menos esas voces más rotas. Pero el disco es muy bueno, de lo mejor que se podría encontrar en los últimos tiempos.
    Un saludo!

  4. METALMANIACO

    18 septiembre, 2014 at 1:38

    Muchas gracisa Juan. Es verdad Myles tiene una voz muy melodica y equilibrada, no es salvaje como Axl por ejemplo o todos los que nombraste son cantantes muy diferentes. Myles esta mas cerca de Eric Martin que de Axl y me parece el cantante correcto para esta nueva etapa ya que es la mas accecible de toda su carrera, no me gusta la palabra comercial. Saludos.

  5. Juan

    18 septiembre, 2014 at 13:22

    No necesariamente comercial diría yo. Quizás se acerca más a voces de grupos o cantantes del mundillo comercial, aunque no considere por supuesto que ninguno de esos discos de Slash sea comercial.
    Yo pondría por delante sobre todo el primer disco de Snakepit, por la voz y por el feeling que se siente en las canciones, en cuanto a melodía, voz y sobre todo los solos de Slash. Últimamente ha puesto mucho énfasis en la rapidez, que siempre la ha tenido, con más o menos precisión según quien opine, pero antes era más bluesero, melódico y no tan rápido como es ahora. Antes se notaba más el feeling y el soul que lo hacían tan diferente al resto.
    No hago apología de las drogas, por supuesto, pero cinciden sus peores épocas de consumo de drogas con su mejor etapa(para mi, claro) de creación musical, sea era Guns, era Snakepit o incluso era Velvet Revolver, de la que quizás no hubo muchos exitazos y sí le dieron mucho bombo como supergroup o incluso comercial, pero dejaron perlas como Slither o Fall to Pieces entre otras, que para mi están por encima de las canciones de estos tres últimos discos.
    De todas formas son etapas, la de ahora es más estable y centrada que las anteriores, y es un lujo verlo en directo con la variedad de cosas que puede tocar de sus diferentes etapas. Una pena que este año no se pase por España como años anteriores porque sí que iría a verlo sin dudarlo(por tercera vez). Saludos y perdona por el tostón!

    • METALMANIACO

      18 septiembre, 2014 at 17:19

      No creo que su mejor epoca de composiciones sea por la droga eso es puro mito del mundo del rock. Creo que todos coincidimos en que su era en Guns N Roses es la mejor sin dudas y para mi creo que se debia a la magia y la quimica que existia entre sus miembros. Habia un feedback y una energia en el seno de la banda que los hizo ser quienes fueron. Tambie Slash era joven y tenia toda la fuerza y la inspiracion de quien se quiere comer el mundo de un solo bocado. Eran los 80´s y el hard rock gozaba de muy buena salud lo cual impulso mucho mas su carrera. Si bien lo que predominaba en la escena era el Glam y el AOR los Guns supieron devolverle ese lado salvaje al rock que se habia perdido,esa actitud callejera, provocadora, agresiva y descontrolada que habian fundado The Who, The Stogges el mismo Iggy Pop despues, MC5, Rolling Stones o los mismos Sex Pistols. En cada una de sus etapas Slash supo explorar muy bien diferentes terrenos dentro del hard rock sin perder su sello de identidad. Cada una de las bandas que formo tuvieron un nivel muy alto y cada una dejo elementos destacables. Snakepit fue muy invalorada primero por que muchos seguian esperando un regreso de Guns y le restaron importancia al proyecto de Slash, al igual que el primer disco solista de Duff, aquel Belive In Me que fue un gran album completamente ignorado. Otro factor que sepulto a Snakepit fue todo el movimiento de rock alternativo. Temas como Monkey Chow o Good To Be Alive eran una clara muestra de puro Hard rock que no fue valoarado como es debido. Saludos Juan

      • 7Angels

        19 septiembre, 2014 at 7:18

        Si queréis escuchar al Slash más macarra aconsejo aquel disco que fue un poco defenestrado de los Guns and Roses que se llama “The Spaghetti Incident” que iba de versiones Punk…que buenos recuerdos de aquella época en la que estaba en pleno descubrimiento de bandas de rock y metal!!!, vale que los Guns ya habían sacado sus mejores discos y que el auge del Hard Rock ya había pasado a la historia pero es que hay cosas que marcan…

        Buena reseña amigo!

  6. Juan

    25 septiembre, 2014 at 9:30

    No digo que sea por la droga. Pero sí que es cierto que puede llegar a ayudar… imagino que en ese mundo tendrás en la cabeza muchas paranoias, te llevará a sitios, a gente y a situaciones extremas y supongo que de ahí habrán salido canciones varias, no sólo de Guns si no de otros grupos también. Pero queda claro que Guns es producto de que coincidan 5 tíos en concreto con una química que se sale del mapa. Eso está claro.
    De todas formas el conjunto Eric Dover/Slash tenía algo cojonudo. La voz del tío ese me parece la mejor compañía para la forma de tocar de Slash. No llega a la etapa Guns, pero es un discazo que pasó desapercibido y muchos de esos temas, tocados por Guns, serían clásicos también. Es una pena la verdad.
    Y con Myles creo que también tienen una química muy guay, y de hecho este disco, cuanto más lo escucho más me gusta. Está por encima del anterior sin duda. Quizás cuesta pillarle el rollo por tantos temas, pero la verdad es que es muy bueno.

  7. Javier

    11 octubre, 2014 at 22:07

    La verdad es que admirando y siguiendo el trabajo de slash desde la época guns y espera muchísimo pero muchísimo más para este disco, pero al contrario me decepciono. World on fire pudo haber dado muchísimo mas dado la calidad de sus músicos en especial de slash, como nos demostró su capacidad y técnica en anteriores trabajos como “nothing to say” donde nos enseño su adaptabilidad para hacer un metal duro con unos buenos riffs y unos solo impresionantes sin dejar de lado su estilo, o como en “anastasia” donde se muestra como guitarrista en otro nivel con su técnica llevada a su máximo esplendor. Sin embargo en este disco lo encuentro monótono y con licks si es que no idénticos, demasiado parecidos a anteriores trabajos como en en unas cuantas canciones como:Iris of The Storm(WoF)-No more heroes(AL) o Bent to Fly(WoF)-Anastasia(AL). Lo calificara con un 5/10. :( espero slash en sus próximos trabajos nos demuestre su potencial al máximo.

  8. Francisco

    15 octubre, 2014 at 2:16

    Estoy escuchando el disco detenidamente más de una vez ya que nunca podes llevarte por una primera impresión. Debo decir que el estilo de Slash está cambiando con el correr del tiempo. Creo que en éste disco en particular ha dejado esos riffs bluseros y esas bases hardrockeras que tanto lo caracterizaban por centrarse un poco más directo en el metal. Yo creo que Slash puede crear cosas increíbles con el Metal, de hecho éste disco no me disgusta. Solo opino que lo más explotable de el son el blues y el hard rock. Creo que en su carrera solista y esto es una opinión personal, en Slash’s Snakepit y su primer album con Eric Dover significó su punto de encuentro más alto, donde creo yo se sintió más cómodo. Creo que Eric y el formaban una dupla de primer nivel. Si bien creo que Myles es un excelente cantante y me gusta mucho como canta, Eric era esa parte que Slash necesitaba para explotar todo su potencial.
    El disco es bueno, aún no me ha conquistado por la carencia de los condimentos que expuse anteriormente pero creo que con el tiempo puede llegar a convencerme. De todos modos, espero que Slash retome la senda del Blues y del Hardrock a la hora de componer ya que ahí está su lugar dentro de la música. Abrazo grande desde Argentina!

    • METALMANIACO

      15 octubre, 2014 at 19:24

      Es verdad que con el correr de los años Slash a cambiado mucho. Me parece que se esta dando el placer de explorar dentro del rock los matices que mas le gustan, y en lo personal a mi no me a disgustado ninguna de sus etapas post Guns. Esta ultima etapa solista creo que es la que mas me ha gustado de todas. Slash’s Snakepit fue su sonido mas cercano a Guns And Roses y despues de ahi comenzo lentamente a alejarse de esa base blusera que tan famoso lo hizo. Lo que si no creo es que la musica actual de Slash sea o tenga algo de metal. Yo personalmente lo veo como un musico que ha crecido de manera gigante, mucho mas prolijo, tecnico y detallista en sus composiciones. Saludos Javier

      • richard

        20 octubre, 2014 at 16:00

        A mi me gusto el disco, es decir, no todas las canciones, pero hay una que otra muy buena, yo soy un gran seguidor de myles, nunca me decepciona, el hace con slash cosas diferentes que con alter, en un buen sentido, me gusta mucho mas alter bridge, pero creo que con slash tiene mucho quimica, el disco me gusto como para darle un 7/10, falto algo en este disco, pero calidad no fue

  9. Josue castañeda

    6 junio, 2015 at 1:08

    Muy buen día señores conocedores, me gustaría saber a q esta enfatizada la letra del tema “The Unholy”. Me surgió la duda ya que no entiendo a que se refiere!!!

    Gracias por su ayuda.

    Saludos cordiales desde Guatemala.

  10. michelle

    13 enero, 2016 at 10:19

    increible critica hermano siendo un fan de slash te lo digo dijiste todo a la perfeccion para mi el 2do album de slash es mejor que el primero pero cada quien

    un saludo y la reseña que hiciste simplemente perfecta gran pagina

  11. METALMANIACO

    14 enero, 2016 at 18:18

    Muchas gracias Michelle, agradezco mucho tus palabras me alegro que te haya gustado la critica. Abrazo!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>