Somas Cure (Mitos) – Crítica

Publicado por el 20 abril, 2015

somascure-mitosArtista: SOMAS CURE
Álbum: MITOS
Estilo: Metal
Sello: Fair Warning
Fecha: 2015
Nota: 9/10

“Mitos”, cuentos, relatos, historias, mundos afines, diez nuevos capítulos en los que nos sumerge el nuevo disco de los madrileños SOMAS CURE. Segundo en su haber, cuya evolución proviene de las fauces de su debut “Equilibrium”, disco que apuntaló con fuerza el metal hecho con firma propia; metal rotundo, emergente, cristalino, abierto, enérgico, moderno, evolucionado de las propuestas actuales del metal hecho con estima y con cariño. Da igual su procedencia, SOMAS CURE están llamados a liderar una de las propuestas más originales del segmento nacional. Lo dejaron bien claro con su obra anterior, y dos años después, vuelven a reafirmarse con un sello propio, sin copiarse del escaparate del vecino, y apostando por piezas arriesgadas, pero que en su haber esconden las mil y una noches.

Intrigante diseño exterior que incita a perderse en su ramificada vidriera con un interior que yace sin explorar hasta que empiezan a sonar los primeros acordes de “Belial”, uno de los temas más oscuros, aunque no es el único, el disco está repleto de temáticas variadas por así decirlo. Si “Equilibrium” era la claridad personificada, “Mitos” es la sombra que te acecha. Un disco contundente donde no falta la potencia que ya pudimos ver anteriormente en temas como “Non Grato” y que ahora reluce con savia propia a través de sus guitarras como principal semblante de agresividad, siendo la voz de Txema Fonz la principal bomba melódica del disco, aunque su única fuente para enmudecer al oyente no pasa simplemente por los tonos limpios, su agresividad queda expresamente expuesta una vez pasado el ecuador de “La huída” cuya fuerza irrisoria nos incita a caer en el sentimiento mejor perfumado, para posteriori sucumbir ante sus guturales.

Siendo un disco más oscuro en temática, es más limpio vocalmente hablando, un trabajo más equilibrado al que no le habría venido nada mal, más redundancia en el growl de Txema, sobre todo en algunas partes rítmicas donde las guitarras reflejan algo más que sentimiento. Es el caso de la pieza número tres, “Llueve” donde llueven mordiscos etéreos, guitarras rasgadas que se energizan posteriormente con más énfasis gracias a esas prodigiosas manos de Borja Iglesias y Alvaro Longarela que rápidamente no escatiman en remolonear la melodía a su antojo. Eso sí, la canción parece un cuento cantado hasta que de repente la base rítmica entra en ebullición y los bombos de Dario Gómez explosionan metiendo cizalla a la canción; sin embargo es pasado el min 2:17, cuando un martilleo rotundo entra en acción, marcando una de las partes más agresivas y espectaculares del compacto, tanto vocalmente como musicalmente hablando.

Somas Cure - Foto de grupo 2Lo más sorprendente del disco, podríamos otorgárselo al sentimiento que desprende cada pieza, que al fin y al cabo es de lo que se trata, de que el recado que SOMAS CURE transmite, llegue a su destino, y de que la gente capte el mensaje como es debido.  En ese aspecto, “Mitos” es un álbum muy sensitivo, y la facilidad que tiene para llevarte a su terreno es abismal. Quizás como dije antes, más contundencia, ayudaría bastante en según qué cortes y momentos. Si bien, ellos ya dejaron bien claro con “Equilibrium” que esta no es su forma de hacer las cosas. De hecho, no es la típica banda que tira de guturales todo el tiempo;  simplemente los usa en pequeñas dosis para dar más consistencia y variedad a las canciones, lo cual me parece una maravilla, ya que ahí es cuando nace el verdadero sentimiento y la fuerza más irrisoria de los madrileños. El caso más claro lo encontraremos en “El Reino del Lobo” que sin ser una canción rápida, enamora desde el primer minuto con unos toques punteados de guitarra y una interpretación magistral por parte de Txema, que viene acompañado de Leire Antoñanzas a los mandos de su violonchelo que da una sensación de calma y añoranza que no se puede describir con palabras. A pesar de su simpleza, la canción poco a poco va sacando su llama hasta explosionar con su encanto propio. Tiene de todo, partes lentas, partes más gruesas, otras más suaves y unos acordes instrumentales al finalizar, que son una delicia.

La facilidad que tiene SOMAS CURE para sorprender, es algo que pocas bandas han conseguido transmitir a lo largo de los años. Es excitante ver como empieza una canción, y tu esperar algo potente, descarado y de repente sucumbir ante el engaño. Es el caso de “El reino del lobo” tema que no consigo quitarme de la cabeza. Hay otros cortes que son tal y como empiezan, el caso más cercano es “Despierto”; un corte que incita a explorar lo inexplorado y a vivir la esencia pura. Tal y como reza su mensaje, “Mito contemporáneo grabado en una cama”. Que mejor forma de sentirlo tal y como es, que estar a oscuras tendido sobre una cama dejándose degollar (buenamente hablando) por cada armonía de guitarra y esa voz colorista que enmudece y tranquiliza.

Una vez pasado el ecuador del disco, hay que atreverse con temas que de verdad son piezas para enmarcar como por ejemplo, “Uno de cientos” donde vuelve la energía más exquisita, guitarras y batería marcando uno de los duetos más completos del compacto. La participación de Leire vuelve a relucir ante el resto de instrumentos, una simpleza minúscula que otorga variedad al conjunto y que queda superlativamente bien enmarcada. La definición de guerra llega de la mano de “El buen soldado”, no es más hombre el que dispara, ni los niños que se esconden detrás de sus armas. Religión, deshonor, tentación. Una crítica bien hallada a toda esa morralla que existe en oriente próximo, bien dirigida y sin caer en la mediocridad; musicalmente sus guitarras y la base rítmica, son como bombardeos constantes que no dejan títere con cabeza.

La consecuente “Di mi nombre” se caracteriza por tener una de las bases rítmicas más poderosas del compacto: Víctor Pérez y Darío Gómez han realizado un trabajo de diez. El resultado salta a la vista. El estribillo de dicho corte queda bien encuadrado frente al resto de composiciones; su caracterización pasa por tener uno de los comienzos más rápidos y extenuantes, de ahí que parezca una metralleta en constante cañoneo. La diversidad de estilos y melodías que confluyen entre sí, la hacen una canción diferente del resto. Su hermanastra “Helios” es la concubina difamadora, una simbología impregnada por lluvia ácida que te hará pensar y darle vueltas al coco una y otra vez, musicalmente incluye otra de las bases rítmicas más aplastantes del compacto, dejando para el final una dotes rítmicas de infarto. Lluvia ácida, fuerza rotunda, te corroe, te corrompe, llega la oscuridad y con ella el final, “Nunca Jamás” otra forma de acariciar el sueño cercano, precioso estoque de piano, una balada exquisita repleta de ternura y amor, que mejor que degustarla con calma para sacarle todo el jugo; increíble forma de despedir este enorme trabajo de los madrileños.

No sólo por la forma en la que está presentado, cuidando hasta el más mínimo detalle, ya sea en diseño, libreto, letras, la  portada o por los extras que trae, “Mitos” es un disco apasionante se mire por donde se mire. Un disco honesto, hecho con el corazón, perfecto para cualquier día del año, sus historias y su fondo musical os abrirán la mente. Un álbum que invita a soñar con los ojos bien abiertos y que no tiene desperdicio; el laburo que hay detrás habla muy bien de ello, de hecho la participación de Carlos Santos, o la masterización del propio Mika Jussila resalta la grandeza final de su conjunto;  y no sólo eso, el trabajo de producción realizado por la propia banda también tiene su mérito. Lo dicho, un disco cautivador, cualquier cosa que diga a estas alturas es inútil si todavía no os habéis enamorado de dicha propuesta. Abrid vuestra mente y disfrutad con cada pasaje de esta joya musical. El disfrute queda asegurado!!

Componentes:

Txema Fonz – Voz
Álvaro Longarela – Guitarra
Borja Iglesias – Guitarra
Víctor Pérez – Bajo y coros
Darío Gómez – Batería

Tracklist:

01. Belial
02. La huída
03. Llueve
04. Despierto
05. El Reino del lobo
06. Uno de cientos
07. El buen soldado
08. Di mi nombre
09. Helios
10. Nunca Jamás

FACEBOOK
ESCUCHALO EN SPOTIFY

Autor: Francisco Román

2 Comentarios

  1. Sergio Guzmán

    22 abril, 2015 at 14:44

    Vaya discazo que se han sacado de la manga los Somas Cure, una crítica muy interesante, de las mejores que he leído de este pepinazo de disco. Lo tiene todo, fuerza, buenos estribillos, enormes guitarras y una personalidad arrolladora, increíble, muy muy recomendado. Estupenda la página, ojalá podáis publicar la review de Hamlet. Saludos..

    • Francisco Román Valverde

      22 abril, 2015 at 14:48

      Hola Sergio, muchas gracias por tus palabras y por tu comentario, no te falta razón en nada de lo que dices, Somas Cure una banda que está llamada a liderar la nueva escena de metal estatal, y sino con el tiempo. Pues mira, la review de Hamlet, la publicamos hace varias semanas, te dejo el enlace, poco más, como siempre digo a los nuevos, bienvenido a la web, siéntete como en tu casa. Saludos.
      http://truenometalico.com/hamlet-la-ira-critica/

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>