Spock’s Beard (The Oblivion Particle) – Crítica

Publicado por el 1 septiembre, 2015

spocksbeards-oblivionArtista: SPOCK’S BEARD
Álbum: THE OBLIVION PARTICLE
Estilo: Rock Progresivo
Sello: InsideOut Records
Fecha: 21 de agosto de 2015
Nota: 9/10

Nuevo y excelso ejercicio de estilo el que nos brinda SPOCK´S BEARD. Veinte años en la brecha siendo uno de los referentes de la escena Prog Rock no son moco de pavo y lo celebran con este “The Oblivion Particle”, doceavo disco de estudio y que al igual que el anterior ha sido grabado en The Mouse House con el productor Rich Mouser en los controles, bajo la supervisión del propio Alan Morse y el colaborador habitual de la banda, John Boegehold.

SPOCK´S BEARD son todo un seguro de vida cuando se habla de Prog Rock. El torrente creativo de Alan Morse y el talento de cada uno de los músicos es prácticamente inagotable. Siempre encuentran algo que les inspire para acabar facturando discos variados, con mucho jugo, al alcance de pocas formaciones actuales que quieran darse a este complejo género musical.

En líneas generales tenemos en “The Oblivion Particle” a unos Spock´s Beard en su vena más clásica y puramente progresiva, algo que dejará un tanto arrinconados a los que vieron en “Brief Nocturnes and Dreamless Sleep” a una banda bastante accesible, con muchos ecos al Hard Rock melódico y estribillos coreables, cortesía del Sr Ted Leonard, por supuesto. Pero para este nuevo trabajo Leonard ha tenido que amoldarse más al buen hacer instrumental de sus compañeros y no al contrario como ocurría en el que supuso su debut. Composiciones medidas al dedillo, pura crema progresiva dónde todo fluye con una calma y mimo que puede llegar a exasperar, más o menos como suele pasar con los discos de Neal Morse. Hay temas con alguna parte pegadiza sí, pero es el virtuosismo lo que manda en este trabajo.

spocksbeardbandaBrillante inicio con “Tides Of Time”, que respira esencia clásica por todos sus poros, con una meritoria actuación del bajista Dave Meros en un rollo muy jazzistico. Ryo Okumoto no pierde el tiempo para deleitarnos con todo un arsenal de sonidos salidos de sus teclados, especialmente cuando encara un final rockero muy Purple. Le sigue a esta la divertida “Minion” que parece por momentos un ejercicio de improvisación dónde destacan los múltiples arreglos a cargo de Morse así como una base rítmica impecable en todo momento. “Hell´s Not Enough” es un corte más emotivo, con unas bonitas líneas de teclado y cuidadas acústicas que se electrifican para dejar paso a uno de los mejores momentos de Leonard.

Entre los cortes más destacados de este disco cabe citar un “Bennett Built a Time Machine”, que como bien indica el título va sobre viajes en el tiempo. Musicalmente tiene un rollo como de rock sesentero, a lo Simon and Garfunkel o incluso los Beatles más hippies. El tema está cantado casi en toda su totalidad por el batería Jimmy Keegan y la verdad es que les ha quedado una pieza de lo más curiosa, dónde además Okumoto hace de las suyas de medio corte hacia adelante dejándonos maravillados inmerso en su particular odisea temporal. “Get Out While You Can”, por el contrario, me parece de los menos logrados, muy atmosférico y con unas voces filtradas para dar un toque psicodélico que personalmente creo que no va con la personalidad de la banda y que difícilmente sonará en directo. “A Better Way To Fly” se muestra en sus dos primeros minutos como una extensión del anterior, protagonismo absoluto para los teclados de Okumoto que nos muestra además sus buenas dotes para el piano clásico. Más tarde el tema derivará hacia una travesura progresiva dónde el virtuosismo lo acapara todo de forma genial como no se podía esperar de esta banda. “The Center Line” es otra de las sorpresas, con un inicio que parece trasportarnos a un salón del oeste americano para ir derivando hacia un rollo más space rock, con un Leonard cantando en el registro con el que se encuentra más cómodo; un corte con mucho ritmo y con aires como de western.

Ya finalizando, la banda nos muestra su cara más cinemática. Si hay un corte que respire a banda sonora de película ese es “To Be Free Again”. Libertad es lo que se toman en esta nueva genialidad compositiva, mucho menos artificiosa que otros cortes del disco y sin embargo, a su modo, mucho más compleja. El disco capitula en su edición sencilla con “Disappear”, corte emotivo que cuenta con una de las mejores partes instrumentales del trabajo, que ya es decir, y con la colaboración de David Ragsdale de KANSAS para darle a la cosa mayor caché todavía. La edición especial incluye el tema “Iron Man”, que como es habitual en las presentaciones promocionales de Inside Out no se incluye, por lo que habrá que esperar a que el disco ande colgado por spotify.

Componentes:

Alan Morse – Guitarras y Voz
Dave Meros – Bajo, teclados y voz
Ryo Okumoto – Teclados y voz
Jimmy Keegan – Batería y voz
Ted Leonard – Voz

Tracklist:

01.Tides Of Time
02.Minion
03.Hell’s Not Enough
04.Bennett Built A Time Machine
05.Get Out While You Can
06.A Better Way To Fly
07.The Center Line
08.To Be Free Again
09.Disappear

FACEBOOK

Autor: Angel Silva

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>