Svipdagr (Black Verses) – Crítica

Publicado por el 19 diciembre, 2013

SvipdagrBlackversesportadaArtista: SVIPDAGR
Álbum: BLACK VERSES
Estilo: Black Metal
Sello: Xtreem Music
Fecha: 15 de octubre de 2013
Nota: 7,5/10

“Black Verses” es el primer trabajo de la banda nacional de Black Metal SVIPDAGR. Con menos de un año desde su formación, estos tres amigos, Volundr, Funedëim y Thanatos ya saben lo que es rockear con fundamento. Ese sonido tan agrío y añejo de SVIPDAGR, se asemeja con grandeza a ese Black de ultratumba, en recuerdo a esos vestigios del pasado que una vez nos enseñaron la verdadera personalidad de un género que ha ido perdiendo algo de fuelle con el paso de los años.

El haber 900 km de distancia entre unos componentes y otros no ha sido un impedimento para dar forma a este hijo pródigo. Con un sonido buscado y hecho a posta, SVIPDAGR vaga por una senda oscura a lo largo de 9 cortes diferenciados los unos con los otros. Una densidad mórbida y apabullante, que sin gozar de una producción cristalina, tiene en su haber un fondo que transmite una imagen aterradora, sin salir de la sencillez y con una personalidad vocifera de esas que dan auténtico pavor.

DARKTHRONE, BATHORY, BURZUM, IMMORTAL, primeros GORGOROTH, CARPATHIAN FOREST o primeros SATYRICON, son algunas de las influencias que encontraréis en el sonido de SVIPDAGR. Black Metal crudo sin aditivos o sobre-producido, algo que abunda hoy día en la escena internacional. No esperéis un sonidazo de la leche, porque no es el caso. La vieja guardia metalera, renace bajo las hondonadas del inframundo, gracias a Volundr, guitarra y bajo, Thanatos, batería y Funedëim, voces y guitarra.

Desde su grafismo como se puede ver en la portada o libreto, bastante trabajado (y oscuro) por cierto, hasta la lírica de cada una de las piezas de este puzzle antológico. Oscuridad, muerte, putrefacción, son algunos de los elementos que adornan el agónico miserere de piezas tan llamativas como Infighting, Evocation to Black Metal II”. Desde las llamas de la hoguera, el susurrante hedor de la barbarie retorna con “Ego Sum Lux Mundi (I’m the Light of the World)” uno de esos temas capaz de ponerte la piel de gallina con una batería que parece más una tartana que un instrumento de precisión. Dicho sonido compactado es llevado con maestría por un ritmo cabalgante y unos burbujeos sonoros que harán las delicias de los más nostálgicos del género; carroñero, loco, desatado, una verdadera furia.

Un disco variado, que no reniega de los elementos tradicionales y acústicos como podremos ver en In the Darkness of Faithuno de esos cortes que se clavan en tu sesera desde el primer minuto. Canciones algo rallantes todo hay que decirlo, y que te harán sacar la verdadera fiera que llevas dentro.Ya digo, no es un disco innovador, pero no lo necesita, porque el que desee escuchar algo de ese sonido antagónico, lo tendrá fácil. Este corte es uno de los más cavernosos y profundos del álbum, además cuenta con algunas voces adicionales que le dan más terrosidad al álbum.

Dejo para el final, algunos de los temas que más me han llamado la atención como son “Black Verses For Black Souls”, “Sacrifice II – A Dead Sentence that Never Comes” y “View Through the Rusty Helm”,  (menudos nombrecitos) la primera es una canción cruda de esas que te dejan sin habla de buenas a primeras, digamos que es la primera toma de contacto con el sonido de la banda, donde uno va a discernir por primera vez por dónde van los tiros. La segunda canción viene con una intro, donde unas campanadas y una guitarra semi-acústica nos dan la bienvenida, adoptando un ambiente tétrico y aterrador, antes de la llegada de esas guitarras mortuorias. El tercer corte abre la senda con una ventisca que engendra ese colorido a lo IMMORTAL con aullidos de lobos incluidos. Además añade acordes melancólicos que le dan más vida a la canción. Esta es la pieza más extensa del álbum, que llega a rondar los 8 minutos de duración, un medio tiempo muy logrado, donde no falta la oscuridad pertinente con interludios sobrecogedores o ese tono vocal entremezclado con el griterío decadente de Funedëim, que nuevamente vuelve a ser el centro de atención, tal y como se puede ver en Slaves of the Sword Without Edge”, otra de las canciones más diferentes del disco que incluye algunos coros la mar de apetitosos. El disco cuenta con una intro y outro, (ambas muy acertadas) y que de un modo u otro, aportan ese contrapunto de limpieza o claridad a lo que es el sonido general del álbum.

Al fin de cuentas, estamos hablando de un primer trabajo, y hay mucho que mejorar, principalmente en la mezcla de instrumentos, ya que hay algunos cambios de sonoridad que no me convencen todavía. Pero no esperéis mucho más, la banda ya avisó en su momento que no tiene intención de alejarse de este sonido para futuros trabajos. Sólo espero que mejoren la calidad para próximos o futuros trabajos, aunque se mantengan en esta línea.

El primer trabajo de SVIPDAGR editado a través de Xtreem Music, es un retorno a los primeros años en los que el Black Metal se vivía más como una forma de vida. Un álbum que de una forma u otra puede verse como una especie de tributo y retorno a ese sonido primigenio que nació como una variante del rock más crudo y pesado. Nada de modernidades, puro black rudimentario y sencillo.

Componentes:

Thanatos – Batería
Volundr – Guitarra y bajo
Funedëim – Voces y guitarras

Tracklist:

01. Black Souls (Intro)
02. Black Verses For Black Souls
03. Sacrifice II – A Dead Sentence that Never Comes
04. View Through the Rusty Helm
05. Infighting, Evocation to Black Metal II
06. Ego Sum Lux Mundi (I’m the Light of the World)
07. In the Darkness of Faith
08. Slaves of the Sword Without Edge
09. Two Shades in the Way (Outro)

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>