Sylvania (Lazos de Sangre) – Crítica

Publicado por el 30 julio, 2012

Artista: SYLVANIA
Álbum: LAZOS DE SANGRE
Estilo: Heavy/Power Metal
Fecha de lanzamiento: 2011
Sello: Autoeditado
Nota: 8,7/10

SYLVANIA es una formación de power metal procedente de Valencia, formada en 2007, que cuenta en su haber con una demo editada en 2008 que incluye 4 temas, y un primer trabajo de estudio que hoy os presentamos en esta review, disco editado en 2011 de forma independiente, cuyo título “Lazos de sangre” te hará viajar a través de un mundo real basado en los libros, sucesos que ocurrieron en el pasado y que hoy revivimos nuevamente. Un mano a mano donde la historia cobra un sentido llanamente importante, coloreando unas canciones plagadas de optimismo y esperanza, para un día a día, que cada vez se hace más oscuro, por la situación actual económica del país, o por los problemas acarreados a lo largo de esta sociedad.

“Lazos de Sangre” une historia, cultura antigua y realidad en un momento actual; (de ahí el título)  donde el positivismo no existe, y las mentiras o la desfachatez de la clase política nos inundan cada día más. Un trabajo que se puede interpretar de formas diferentes; llevándolo al terreno histórico podemos encontrar un mensaje, claro, directo y conciso. Alejándonos de toda esa trama; el peso importante de “Lazos de Sangre” es el argumento que hay detrás de lo musical; creo que cualquier amante del buen metal, sabrá apreciar ese gesto por parte del grupo; esa lucha sin cuartel, una crítica contra todo; tal y como hacen muchas bandas hoy día, el engordar la música con historias reales o inventadas hace posible, que un disco cobre mayor protagonismo, y ya no sólo la música se lleve la mejor parte, ambas partes constituyen una unión fructífera y atractiva.

El disco “Lazos de sangre” ha sido producido, mezclado, grabado y masterizado por Fernando Asensi y Enrique Mompó en los estudios Fireworks de Massanassa (Valencia), durante los meses de febrero y marzo de 2010. Siendo editado hace un año, en el 2011. Todos los temas, están compuestos por Alberto Montoya, a excepción de la versión final, de la que hablaremos más adelante. Por su parte, tal y como se indica en el libreto, los demás componentes también han participado en los temas, aportando su granito de arena. De la historia literaria y la ambientación se encarga Alberto, junto al añadido de Sofia Pinar, teclista del grupo.

Además de Sofia que es la que pone la guinda al pastel, con sus teclados y sinfonías; el grupo se compone de otros músicos, Alberto ya lo hemos nombrado, y es el encargado de las guitarras, su acompañante Eric Rando es el segundo guitarrista del grupo y el que apoya la labor riffera; a la voz, que por cierto me ha encantado el tono de Ángel, y la forma de llevar las canciones. Una voz apetecible, que ni empalaga ni aburre, y que encima encaja muy bien en todos los aspectos compositivos del disco; sin decaer en ningún momento, o sin hacer aburrida la escucha; dando energía y frescura, según lo vaya pidiendo cada canción; finalmente nos encontramos con otra gran baza, la batería de Pablo Ayala y el bajo de Álvaro Chillarón, protagonizando un acompañamiento muy bien planteado en general.

El disco en su totalidad tiene un grado creativo muy amplio; es todo muy mágico y especial. Por ejemplo, a pesar de la simpleza del artwork y libreto (que no te engañe), la historia que hay detrás de cada tema y la musicalidad, recrean conjuntamente unos pasajes difíciles de expresar con palabras; melodías por doquier que se dejan querer, y que entran con facilidad; aparte; el disco incluye algunas colaboraciones que hacen más homogénea la escucha; y aunque la linealidad compositiva se mantiene desde el inicio hasta el final, (linealidad compositiva no me refiero desmereciendo la música; sino que todas las canciones siguen un mismo patrón estilizado, algunas más acertadas, otras no tanto, en general me ha parecido un trabajo muy bueno para tratarse de un álbum debut) ese toque neoclásico con power metal de fondo sigue vigente en cada una de las harmonías, riffs y solos de guitarra o de teclado al más puro estilo alemán y sueco, pero con el toque made in Spain. Eso sí, lo que me llama la atención, es la concordancia musical con otras bandas nacionales como OPERA MAGNA, PHOENIX RISING, ÁNIMA SACRA o QUELONIO, bandas que llevan un tiempo en la escena, pero que están empezando a ser conocidas, desde hace relativamente poco.

La historia o concepto del álbum, desata todo tipo de aventuras, y nos ubica en la España del siglo XII, en plena reconquista de la península ibérica por parte de los reinos cristianos. Una época plagada de injusticias, engaños, opresores y oprimidos, abusos de poder, donde quien menos lo merecía, tenía el camino más complicado, en definitiva una época calcada a la era actual.

La intro del disco, “Mirando al cielo”, puede darnos una idea más o menos acertada de lo que vamos a encontrar en la totalidad del álbum, con un predominio por parte de las teclas importante, la introducción marca un punto y aparte de cara al primer tema, es una pieza muy bien dirigida, con unos acordes instrumentales exquisitos que hará las delicias entre los amantes del género, el primer impulso de cara al bombástico y vertiginoso devenir de las guitarras de “Lazos de sangre”, un primer tema intratable de principio a fin, con una ejecución magistral por parte de todos los músicos, es de esos temas triunfales y mágicos, lleno de elementos clásicos, y mucha alternancia de solos, guitarras, riffs, fraseos de diferentes magnitudes; hay momentos donde los teclados dignamente adornados con las guitarras, recrean una parsimonia difícil de describir, que en ocasiones me ha recordado la época más ampulosa de BLIND GUARDIAN; finalizando con el añadido de Ángel, cuyos estribillos son geniales, un timbre espectacular, interpretando con una dulzura y una rabia, que parece mentira que puedan ir de la mano.

Nuevo trallazo, nuevo éxito, hit o como se llame, otro de los lujos, “Buscando un camino”, que llega con In – crescendo vertiginoso y una amalgama de guitarras más elaborada con punteos escalofriantes, el redoble inicial de batería repetido varias veces, desenfunda su vaina, hasta que los teclados van cogiendo forma, y la velocidad te lleva por delante al galope con una elegancia majestuosa, todo ello con unas atmósferas irrepetibles, el tema se redondea con acelerados riffs chillones, y una métrica absorbente, todo de un nivel compositivo muy a la altura de otras bandas internacionales; no quiero dar nombres, pero quiero añadir algo, hacía tiempo que no escuchaba un trabajo tan completo, y lo mejor de todo es que se trata de un álbum debut que no flojea y que va creciendo a medida que lo vas escuchando; buena voz, buenas melodías, guitarras, bajo y batería interactuando entre sí de forma brillante, buenas composiciones, temas redondos y una historia con un peso importante. Por cierto, los estribillos de este disco añaden una de las mejores bazas del álbum; aquí se incluye la colaboración de Jose Vicente Broseta, voz de OPERA MAGNA (A opinión personal, otro de los descubrimientos de estos últimos años, gran banda.) El final de la canción, es apoteósico a más no poder, con un juego a dos bandas, digno de mención.

Ojo también al siguiente tema; “Jugando a ser Dios”, un tema que lleva en sus entrañas una verdad muy grande; la hipocresía que se esconde detrás de la Iglesia, una letra que hace una dura crítica hacia este estante de la sociedad, lleno de manipuladores, de cómo la gente rinde culto (a su supuesto Dios) a la Iglesia; y el poder que ellos otorgan por y sobre la gente, para manejarlos como marionetas a su antojo. La mejor forma para describirlo sería, algo así como, el comercio de la fe. Musicalmente otro temazo, no tan combativo, pero tiene lo suyo, heavy power metal con una introducción de teclados brillosos, las guitarras marcan junto al bajo un punteo más acomedido, todo ello con un devenir otorgado por unos teclados zig zageantes simulando la estancia en una catedral, el bajo también aporta lo suyo, acoplado junto a la batería, y unas amalgamas eclípticas que se cuelan como pequeñas sinfonías entre la velocidad, antes de que los solos hagan el resto; todo ello con una letra que dice muchas verdades, verdades que más de uno no quiere oír, pero que están impregnadas en la sociedad, a base de hechos rotundos.

Atención a esta canción “La princesa prometida”, lo siento si me estoy alargando demasiado, pero pienso que a las cosas buenas, hay que dedicarles su tiempo, y este disco lo merece; con una historia latente detrás, sometida por la autoridad de su padre, “La princesa prometida” refleja el sin alma de un ser macabro, y por otro lado, la búsqueda de la libertad, el amor, la esperanza; temas como este, te harán creer y verás por tus propios ojos, que en España también existe buen metal, grupos que quieren abrirse un hueco, y que a base de luchas e injusticias, algunos más que otros, intentan abrirse un hueco; mucha calidad musical y ganas de sorprender, inclusive más de lo que algunas personas piensan. Dejaros llevar por lo que he dicho, y disfrutaréis de una canción envolvente, guerrera, alegre, exaltante, con un principio de tristeza y un final feliz.

“No sé qué será de mí”, es una preciosa balada a piano, intercalada con unos acordes de guitarra acústica embelleciendo cada párrafo de melodía; uno de esos temas romanticones que llegan hondo; con una letra muy bonita, el solo para acompañar, y algún que otro deje ambiental, adornando una miscelánea sucesión de instrumentos, con un aire encantador. “Sal de tu prisión” y libérate, vuela, que las injusticias no amarguen tu encierro; guitarras serpenteantes y unos acompañamientos sinfónicos de lujo; gloriosos pasajes, para otra de esas canciones con el típico entrante victorioso, guitarras veloces, interludios melodiosos, el típico tema que se disfruta hasta la saciedad, dejando un gran sabor de boca. Hacer hincapié de nuevo en el bajo, que se deja notar en algunas partes del tema, sin pasar desapercibido; cosas que en muchos discos si ocurre, y ese añadido aquí, por pequeño que sea, lo hace ser grande en cuanto a calidad de producción o mezclas.

La instrumental “Raíz de la ilusión” acrecienta una pequeña pausa con una guitarra española, y distintos pasajes melódicos, un tema que podría haber firmado el propio Rionda, ya que me recuerda mucho al disco, “El ángel Caído”, una pequeña delicatesen superflua, tentadora, interpretada con suavidad, inspirativa, como recreando un paisaje inventado a través de nuestros sueños. “Al caer la noche” sigue alimentando la llama power metalera, aunque en esta ocasión veo apuntes heavyes más frondosos, un acercamiento rítmico frenético, la batería resulta protagonista en la canción; una pieza algo escondida para mi gusto y de menor nivel, aunque incluye algunos solos, que te dejarán sin aliento.

¡Por fin! El tema tan esperado; y no. No me voy a extender demasiado, porque pienso que lo mejor es que cada uno lo lleve a su terreno y aprecie las mil y unas maravillas que esconde esta canción de 14 minutos de duración; canción que cuenta con colaboraciones como las de Francisco Javier Nula de OPERA MAGNA, con un solo en el minuto 10.45 que hilvanado a las pinceladas del teclado de Sofia, enerva una grandilocuencia añadida, rimbombante, aunque un pelín corta para la extensión del tema, aunque la letra también es bastante larga, como es normal en este tipo de composiciones, todo el entramado de ritmos, tempos rápidos, más lentos, cambios en la tonalidad, subidas, bajadas, el tema recurre a los distintos colaboradores, para hacer más real su escucha con respecto a la historia, o más creíble por decirlo de alguna forma. Compositivamente hablando, es una joya, hacía tiempo que no escuchaba una canción tan completa, creo que desde MAGO DE OZ, desde los tiempos de Finisterra. Por último Monty Peiró también aporta su granito de arena, así como Sergio Ferrer de Etruria. Energía pura, y mucho nervio, lo mejor es seguir de lado la música y atender a la letra; más que nada para entender el final de la historia, intrigante de principio a fin.

Nota, a lo último se añade un bonus track con una versión de Mónica Naranjo, Desátame, SYLVANIA han querido darle un toque más metálico que la original; bueno es una canción que está bien, si te gusta esta cantante, puedes apreciar el cambio de tono, la velocidad añadida con el incremento de guitarras detrás, a mi parecer, creo que sobra, pero para gustos, colores.

SYLVANIA ha creado un DISCAZO muy trabajado, al que le sobran las palabras para catalogarlo, todos los sinónimos quedan cortos para definirlo. Independientemente de que te guste este estilo de música o no; creo que debes dar una oportunidad a este conjunto valenciano. No te arrepentirás, te lo aseguro. El disfrute queda asegurado, a través de un viaje alucinante, donde vivirás todo tipo de emociones y sensaciones. Todo un lujo tener bandas nacionales con este nivel, un comienzo digno de los más grandes. Salud y Metal.

Componentes:

Voces: Ángel Ortiz
Guitarras: Eric Rando
Guitarras: Alberto Montoya
Bajo: Álvaro Chillarón
Batería: Pablo Ayala
Teclados: Sofía Pinar

Tracklist:

01. Mirando al cielo 01:53
02. Lazos de sangre 05:11
03. Buscando un camino 05:02
04. Jugando a ser Dios 04:16
05. La princesa prometida 05:30
06. No se que será de mi 05:35
07. Sal de tu prisión 04:18
08. Raíz de la ilusión 02:02
09. Al caer la noche 05:07
10. Mi juicio final 14:09
11. Desátame (versión de Mónica naranjo)

Autor: Francisco J. Román

2 Comentarios

  1. angela maria

    31 julio, 2012 at 1:44

    leyendo la reseña que haces de este grupo el solo titulo del álbum lazos de sangre me llama la atención y cada descripción que haces de sus canciones me dan ganas de escucharlos y saber mas de ellos,me ha gustado

  2. Jesuslopez

    31 julio, 2012 at 11:30

    Los conozco desde hace tiempo, y es una banda muy guapa, los vi por primera vez creo recordar junto a Opera Magna pero no estoy seguro, me encantaron. Su primer trabajo, quien lo iba a decir, y es así tiene un sonido y unas canciones que no veas, si puedes escucharlos Angela Maria, te los recomiendo, te van a encantar, no se si en su myspace está el disco, creo que en Spotify si está, allí lo puedes escuchar íntegramente y gratis. Y nada, con respecto a la review, creo que ha dejado claro lo que es el disco, por fin alguien que se fija en las letras, y no solo en la música, esto lo digo, estoy jarto de ver como reseñan discos y solo hablan de música, señores aprendan a hacer críticas. Enhorabuena Frank por la crítica y por la web, un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>