Testament (Brotherhood of the Snake) – Crítica

Publicado por el 3 noviembre, 2016

testamentbrotherhoodArtista: TESTAMENT
Álbum: BROTHERHOOD OF THE SNAKE
Estilo: Thrash Metal
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 28 de octubre de 2016

Autor: Ángel Silva – Nota: 9/10

Ya ha dejado de ser novedad que bandas como TESTAMENT o DEATH ANGEL sean consideradas como las auténticas defensoras del legado thrasher más clásico, o cuanto menos de las que se encuentran en mejor forma, las que muestran honestidad, amor por el estilo y sobre todas las cosas, calidad y capacidad de superación con cada obra que lanzan al mercado. En este grupo de bandas que podríamos calificar de purasangres del género también se suele meter a Kreator, Exodus y Overkill. En pleno 2016 y con más de tres décadas a las espaldas, todas estas formaciones siguen ofreciendo metal agresivo de la mayor calidad y como en el caso de TESTAMENT, incluso asaltando las listas de éxitos.

TESTAMENT cuenta con un activo que no se puede desdeñar y es una de las mejores alineaciones que cualquier thrasher podría imaginar. Alex Skolnick y Eric Peterson  a las guitarras se muestran como un tándem extremadamente técnico  y además son los encargados de mantener esa aura clasicista de los primeros tiempos de la banda. A la argamasa formada por la pareja de guitarristas se le une un Chuck Billy a las voces quien parece estar viviendo una tercera juventud. Aunque haya pasado por momentos mejores y otros peores, desde el año 2012 viene demostrando un muy buen nivel vocal (aunque en directo se le ve un poco el plumero) y lo refuta en este lanzamiento, quizás aquel dónde más brilla el grueso y carismático vocalista. Para completar esta pequeña descripción de la formación, poco se puede objetar de una base rítmica formada por Gene Hoglan a la batería, un músico con un bagaje insuperable y de clara escuela extrema junto a un Steve DiGiorgio, el cual merece pocas presentaciones. Ambos unen técnica y brutalidad y creo que gran parte del éxito que TESTAMENT está obteniendo en los últimos años es precisamente gracias a estos dos músicos, quienes no han dejado que la banda se acomodara ni rebajara la intensidad de las nuevas composiciones.

testamentbanda2016

“The Brotherhood Of The Snake” da comienzo con el tema que da título al disco y primer adelanto por parte de su casa discográfica. En él se nos muestra a los TESTAMENT más lapidarios y feroces. Un clásico tema de los que vienen añadiendo a su catálogo desde aquel rejuvenecedor “The Formation And Damnation”, disco que revitalizó una carrera algo venida a menos tras un proceso de evolución un  tanto frustrante para sus seguidores. Gene Hoglan se encuentra en su salsa en un tema que potencia su vertiente más agresiva y Chuck Billy muestra una gran variedad de recursos vocales que nos retrotraen a los mejores tiempos de la banda. Tras la cascada de violencia del primer corte llega un clásico instantáneo bajo el nombre de “The Pale King”, sin duda uno de esos temas que recuerdan a la mejor época de la banda, de comienzo pesado y rítmico, con una voz que suena bastante a los METALLICA más agresivos y con detalles de los guitarristas que adornan una composición traviesa y realmente genial, por no decir el fantástico solo que se marca Skolnick que es beso y abrazo a una nostalgia compartida. Completa la primera tríada de temas otro cañonazo que nos deja sin aliento con “Stronhold”, en el que TESTAMENT hace suyas algunas influencias de última hornada, quizás en algún momento sonando un poco a unos Avenged Sevenfold en una vertiente bastante más cañera. Al igual que en casi todos los temas son las partes instrumentales protagonizadas por Peterson y Skolnick aquellas que nos hacen levantar del asiento.

Aparentemente, los tres primeros cortes parecen diseñados para colarse en el set list de directo que la banda estrenará muy pronto en una gira que les llevará a compartir escenario con AMON AMARTH, pero seguro que caerá algún otro de nueva hornada. “Seven Seals” puede ser claro candidato, un tema más cadencioso que comparte con “The Pale King” esos detalles y guiños que son pura pasión por el género en estos tiempos de tantos inventos raros. Skolnick es el director que maneja la batuta, dónde además Chuck Billy nos muestra su talante más melódico, algo que incluso llevará más allá en “Born In A Rust”, estructuralmente uno de los cortes más distintos, muy rítmico, con una batería anárquica por momentos y amparada en unas líneas vocales que demuestran que aquí de lo que se trata es de cantar y hacer grande un tema que en otras circunstancias, o tocada por cualquier otro, no pasaría de la medianía. Este corte es de esos que demuestran porqué bandas como TESTAMENT, MEGADETH e incluso METALLICA han llegado tan alto tocando Thrash Metal. Por suerte para algunos las delicadezas se acaban una vez nos asalta “Centuries Of Suffering”, en el que escuchamos a Chuck Billy exprimiendo esos growls tan característicos desde que los pusiera en marcha, para sorpresa de muchos, en aquel ya lejano “The Gathering”, de hecho este tema va bastante es aquella onda dónde la batería podría estar tocada sobradamente por Dave Lombardo, aunque ahora el típico blast beast (en esto Hoglan es un hacha) cobra mayor protagonismo.

Como algunos buenos directores de cine que dejan pasar bastantes años entre obra y obra, Testament  no defrauda con este nuevo lanzamiento, sacan poco material a lo largo del tiempo pero son todos ellos trabajos de alta calidad y sobre todo de esos que se pueden calificar como “de género”

Ya nos hemos comido seis temas y la cosa dista bastante de hacerse aburrida. Riffs aplastantes serán los protagonistas de “Neptune´Spear” que personalmente me parece una brutal forma de honrar al género, de esos que justo cuando parece que no ofrecerán más que un bonito riff de guitarra rompe-cuellos te coge, te da la sorpresa y te lleva de la mano hacia un nuevo horizonte. Ese interludio de  guitarras dobladas a mitad de tema es magia pura. “Black Jack” es otro corte dónde exprimen la velocidad aun sin desprenderse de la carga rítmica del anterior. Aquí quizás haya que destacar a Gene Hoglan, que hace un trabajo de cátedra tras los parches con algunas progresiones y cambios de patrones rompedores, todo a la velocidad del rayo. Comienzo épico para “Canna Bussines” cuyo título no deja dudas de hacia dónde dirigen los tiros en esta ocasión; a la casta del negocio musical, aunque en líneas generales y ante el alto nivel musical del disco, este sea uno de los puntos más bajos, más que nada por comparación. Quizás va demasiado a piñón fijo. Para finalizar lo hacen con otro broche de oro en la forma de “The Number Game”,  con un rollo muy heavy, una parte de breakdown al más puro estilo metalcore y mucha esencia mágica de los Testament noventeros, sin duda un final sorprendente a la altura de un disco genial.

Como algunos buenos directores de cine que dejan pasar bastantes años entre obra y obra, Testament  no defrauda con este nuevo lanzamiento, sacan poco material a lo largo del tiempo pero son todos ellos trabajos de alta calidad y sobre todo de esos que se pueden calificar como “de género”. Unos auténticos maestros que con “The Formation Of Damnation”, “Dark Roots Of Earth”, y “The Brootherhood Of Snake” nos dejan una de las mejores trilogías thrashers del nuevo milenio.


Autor: Hernán Dalmaso – Nota: 10/10

Estaríamos en un error si no admitimos que el Thrash Metal está gozando de una segunda juventud tanto a nivel compositivo como artístico. En los 90’s la oleada Grunge primero y el Nu Metal después hicieron que muchos fundadores del genero perdieran su identidad musical y otros inclusive desaparecieran del mapa. Pero luego del año 2000  gracias a sangre joven como Municipal Waste, Gamma Bomb, Toxic Holocaust, Havok, Warbringer o Evile  dieron a conocer a la juventud un sonido casi extinto por aquellos días. Así la vieja escuela fue tomando fuerza y dio sus primeros signos de resurrección con un colosal y demoledor Tempo Of The Dammned (2004), el poderoso  Enemy Of God (2005) (cabe destacar que el thrash alemán siempre supo mantenerse en mejor forma que el americano pero no gozo de la repercusión merecida), o los controversiales Christ Illusion (2006,) Death Magnetic (2008), Endgame (2009) comenzaban a querer reivindicar viejas leyendas. Pero a partir del año 2010 nombres como Relentless Retribution (2010), Ironbound (2010), Worship Music (2011), Dark Roots Of Earth (2012), Electric Age (2012), Phantom Antichrist (2012), White Devil Armory (2014), Blood In Blood Out (2014), Decision Day (2016), The Evil Divide(2016) o Dystopia (2016) son una fehaciente prueba de que el thrash metal old school está de regreso y  más vivo que nunca.

Así un nuevo eslabón se une a esta cadena de pesos pesados siendo “Brotherhood Of The Snake”  la nueva arma de destrucción masiva de Chuck Billy y compañía.

¿Estás buscando velocidad, guitarras afiladas, ritmo machacante, solos que se te claven como agujas en el cerebro y sacudir la cabeza hasta que sientas que va a explotar? En este disco encontrarás eso, además de fuerza, poder, oscuridad, violencia, velocidad, técnica y mucho thrash metal.

El álbum es en su totalidad una brutal descarga de thrash metal old school pero rejuvenecido con un sonido moderno, englobando una fuerza y una violencia instintiva la cual no encuentra descanso en sus diez cortes. Ya la portada (a cargo de un músico multi instrumentista chileno, Marcelo Vasco) es una gran señal de peligro. Nunca me gustaron las portadas de los californianos, pero esta junto con “The Formation Of Dammnation” y “The Dark Roots Of Earth” son las mejores en toda su carrera. El sonido del disco conserva esa oscuridad tan típica en Testament, consecuencia directa de la demoniaca voz de Chuck Billy y que tanta personalidad ha impregnado siempre en el sonido de la banda pero que en estos últimos trabajos ruje con mucha mayor furia que en el pasado. Y en el plano instrumental la banda ciertamente suena más arrolladora que en sus inicios, la dupla Peterson – Skolnick se encuentra en un estado de madurez técnica y compositiva brillante descargando un arsenal de riff y solos que endurecen el núcleo sonoro del conjunto. Pero el principal responsable de que Testament alcanzara un nivel de poder del cual careció durante muchos años  es Gene Hoglan. Una verdadera bestia que al sumarse a la dupla guitarrera y a Steve DeGiorgio que ostenta en su haber el título de ex - Death le confieren a la banda un sonido bestial. Les aseguro que el álbum no da respiro de principio a fin, moviéndose como una bestia rítmica con la mínima y justa dosis de melodía para evitar que tus tímpanos se destruyan antes de llegar a su fin.

“Brotherhood of the Snake” da el punta pie inicial y de qué forma! La intro  con cierto toque death en la percusión y la voz es un duro golpe a la cara. Lo que sigue es una intrincada maquinaria rítmica con las guitarras y la percusión interactuando con una fuerza descomunal. La voz de Chuck parece salida de ultra tumba, podrida y agresiva poniendo el broche de oro a un corte que es auténtico thrash metal metiéndose en territorio extremo.

Con “The Pale King” la banda se inclina  al thrash clásico, con dominio de melodía y guitarras filosas. La voz más modulada y trabajada, solos muy cuidados y técnicos, doble bombo…..energía canaliza y focalizada. Thrash metal, del clásico, del añejo, del bueno.

“Stronghold” es una clara demostración de la energía que pueden desprender estos veteranos hoy en pleno 2016, a punto tal diría que han superado sus viejas obras de los 80`s y 90`s con creces. Escucharlo a Chuck Billy rugir en los coros “Hey” o “Who” me pone la piel de gallina y me hace temer por la salud de mis vértebras cervicales. La fuerza con que se desempeña Hoglan detrás de su instrumento le imprime al corte una adrenalina sobre humana. Y a esto hay que sumarle el trabajo guitarrero con esos riff gruesos y solidos dejando clara constancia de cómo debe sonar el thrash metal en el siglo XXI!

Los decibeles bajan un poco con “Seven Seals”, pero tampoco tanto. En esta pieza lo que prima es la técnica y los buenos arreglos. La banda se da tiempo para cambiar los ritmos, meter solos tras solos, cortos pero efectivos como la mordedura de una serpiente. La voz viaja de momentos melódicos a otros muy oscuros.  Y en medio de esto la percusión acompaña con firmeza y variedad de ritmos al resto….un corte técnico pero a la vez visceral.

“Born in a Rut”  presenta dos momentos bien diferenciado, el primero en los versos de ritmo marcado y tranquilo como esperando para explotar….y explota en los estribillos con Hoglan metiendo doble bombo como enajenado. Estribillo muy pegadizo que a medio camino desemboca en un excelente solo de Alex, uno de los mejores a mi criterio del disco.

“Centuries of Suffering”……no me voy a cansar en esta crítica de repetir las palabras, visceral, fuerza, poder, oscuridad, violencia, velocidad, técnica y thrash metal. Esto y mucho más vas a escuchar en esta pista, que si no te hizo sacudir la cabeza al ritmo de Hoglan, quedarte sin voz a la par de la garganta endemoniada Billy y hacer mímica de guitarra junto a los veloces e intrincados riffs de Skolnick y Peterson es porque el thrash no es lo tuyo!!!! Este corte es la cereza podrida sobre un pastel lleno de moho en la heladera de un psicópata…..te quedo claro?

“Black Jack” no deja de ser otra bomba de genuino thrash con todos los elementos que poseen las canciones que la preceden. Lo destacable en este corte es el segmento melódico que se encuentra en su parte media, más precisamente a partir del minuto 2:33. Aquí  Eric Peterson lleva adelante un solo muy emotivo de delicadas notas pero acompañado por un atronador doble bombo que se contrapone de forma armoniosa con el resto del tema.

¿Estás buscando velocidad, guitarras afiladas, ritmo machacante, solos que se te claven como agujas en el cerebro y sacudir la cabeza hasta que sientas que va a explotar?….Dale play a todo volumen a “Neptune’s Spear” y a “Canna-Business” y si algún vecino te insulta, es claro indicador de que lo que estas escuchando es una maza!!!!

Pasaron 40 minutos y llegamos al último corte, “The Number Game”.  Como todo disco de buen thrash metal no tiene que exceder los 45 minutos y dejarte con ganas de más….y así se cumple. Si creías que todo lo que escuchaste hasta el track número nueve era lo más agresivo y demoledor que contenía este disco, estas equivocado. Los californianos se guardaron un arsenal de riff, solos, golpes de batería y lo metieron en una licuadora a 100.000 rpm. Te meten este coctel por un oído mientras del otro vuelan tus tímpanos, masa cerebral y otras porquerías que puedas tener dentro de tu cabeza. Un final más asesino!!!!!

Es realmente gratificante ver que una banda longeva como TESTAMENT pueda erguirse con tanta fuerza y dar vida a un disco que aplasta cráneos sin piedad luego de tres décadas de trayectoria.  Pensar que en el pasado Overkill, Testament, Exodus y Death Angel fueron eclipsados por unos Metallica, Megadeth y Slayer, pero hoy los papeles se invirtieron totalmente. Brotherhood Of The Snake es una clara muestra de que el thrash metal americano está más sediento de sangre y destrucción que en los 80’s, quitando títulos a falsos líderes y ocupando el trono tan ansiado merecido por décadas.

Componentes:

Alex Skolnick – Guitarras / Eric Peterson – Guitarras / Chuck Billy – Voz / Gene Hoglan – Batería / Steve DiGiorgio – Bajo

Tracklist:

01.Brotherhood of the Snake / 02.The Pale King / 03.Stronghold / 04.Seven Seals / 05.Born in a Rut / 06.Centuries of Suffering / 07.Neptune’s Spear / 08.Black Jack / 09.Canna-Business / 10.The Number Game

FACEBOOK
WEB

19 Comentarios

  1. Alex Angelripper

    3 noviembre, 2016 at 23:52

    exelente obra! majestuosidad thrashera por donde se lo mire! y esa majestuosidad engloba agresividad, velocidad, composicion y buen sonido!
    Seven Seals es el unico tema que esta masomenos flojo pero no tanto.
    Born in a Rut tiene una intro demoniaca, debastadora a lo Slayer pero luego sigue lento sin ser debastador como la intro, aún así es un buen tema! luego todos los demas temas no tienen ningun desperdicio y arroyador como siempre! no coincido con Ángel Silva en que la voz suena bastante a los METALLICA más agresivos, Chuck nunca tuvo una voz parecida a la del viejo payaso de Hetfield! y no puedo creer que a Hernán Dalmaso no le gusten algunas portadas antiguas! Hernan acaso no te gusto la portada de Souls of Black? no te gusto la de The Gathering? no te gusto la de Practice What You Preach??? son tremendas! sin dudas BROTHERHOOD OF THE SNAKE es una gran obra que ninguna banda thrash seperará este año! 9 puntos para esta obra…

    • METALMANIACO

      3 noviembre, 2016 at 23:58

      Hola Alex, de las bandas theash siempre me pareció que Exodus y Anthrax en los 80 y 90 tuvieron portadas muy fuleras en comparación con las de Slayer, Megadeth, Overkill y Metallica en la misma época. Soul Of Black esta buena pero si la pones al lado de la de Countdown, Divine Intervention, And Justice, Horroscope son muy superiores, por nombrar algunas. Saludossss

  2. Metálico

    4 noviembre, 2016 at 0:00

    Un discazo impresionante. Para mi la mejor banda de Thrash en la actualidad, sus tres últimos discos son joyas dentro del género. Imperdonable que no ocupasen el lugar de Anthrax en el BIG 4. Por cierto, y hablando de las portadas, estoy de acuerdo con Alex Angelripper, es difícil que a alguien no le guste las portadas de los discos de Testament, para mi son todas de un nivel excelente.

    • Alex Angelripper

      4 noviembre, 2016 at 1:57

      las de THE NEW ORDER Y THE RITUAL son las peores portadas y nada mas, pero ningun cd malo eso es lo importante, sin dudas un exelente cd, y que no te quepa la menor duda que Hardwired…To Self-Destruct no lo supera ni lo va a igualar!

  3. METALMANIACO

    4 noviembre, 2016 at 2:37

    No se puede comparar a Testament con Metallica son dos bandas totalmente opuestas…..veremos que hacen los cuatro jinetes.

    • Alex Angelripper

      4 noviembre, 2016 at 3:34

      los comparé porque hacen thrash y sus cds son nuevos, y acordate que el cd no va a mantener el ritmo de esos 3 adelantos, son capaces de tener esos 3 temas buenos y el resto una mierda como siempre!

    • Hellishbear

      4 noviembre, 2016 at 4:24

      Lo que dice Alex es verdad, ambas bandas son Thrash (aunque Metallica reniegue). Mientras Chuck Billy muestra una voz potentísima y agresiva, Hetfield con todas sus fuerzas apenas y logra mantener la respiración en los tres adelantos que han mostrado. Mientras Testament tienen a Hoglan-DiGiorgio como una avalancha destructora, Metallica tienen a un Lars que por más ganas que le ponga no logra mantener un ritmo potente (y en vivo es peor).

  4. Hellishbear

    4 noviembre, 2016 at 4:17

    Absoluta verdad la que dices Angel al referirte a la dupla que hacen Hoglan y DiGiorgio. Lo que hacen ellos es de otro nivel, esta muralla sónica que lograron levantar es difícil de superar y no es nada nuevo lo que vienen haciendo, desde su época con DEATH me tienen con el ojo cuadrado.

  5. Matthew Bourdais

    4 noviembre, 2016 at 4:29

    La joya de la corona de este 2016, y uno de los discos más increíbles que he tenido el placer de escuchar en los últimos años. Pocas bandas se igualan con el nivel de Testament, y pocos músicos tienen el talento de Hoglan y DiGiorgio, sin ellos la maquinaria Testament no sería lo mismo, ni el sonido tendría la potencia que tiene, ni la limpieza rítmica que contiene cada una de las composiciones. Brutal el lanzamiento, yo ya lo tengo como uno de mis discos favoritos de este 2016.

    • Alex Angelripper

      6 noviembre, 2016 at 4:31

      asi es, y otra joya reciente es el nuevo de VADER, impresionante lo que sacaron! lo tengo desde hace unos dias y no sé si esta mejor que el de Testament ehh, aunque son estilos diferentes Vader tambien tiene algo de thrash, bueno me reservo los alagos cuando salga la critica de Vader.!

  6. Metalhead

    8 noviembre, 2016 at 20:27

    Un discazo como la copa de un pino, de los mejores, sino el mejor disco de Metal de 2016. Todos los temas son unos pelotazos para hacer headbanging hasta partirte las vértebras. En lo que no estoy de acuerdo es en qué Hoglan y Di Giorgio son los principales responsables del sonido de la banda. El único miembro de vital importancia y principal autor y creador del sonido de Testament es Eric Peterson, siempre fue así y siempre lo será.

    • METALMANIACO

      9 noviembre, 2016 at 2:27

      No dige que Digiorgio y Hoglan fueran los responsables del sonido de la banda, si creo que desde su ingreso a la banda el sonido de Testament se potencio mucho. No niego en absoluto el aporte de Billy, Peterson y Skolnick. Saludos Metalhead

      • Hellishbear

        9 noviembre, 2016 at 6:02

        Es correcto, desde la incorporación de estos dos elementos a la banda esta a engrandecido su base rítmica. Lou Clemente esta lejos, a años luz de Hoglan (sin demeritar su trabajo). Sin duda alguna esta es una de las mejores alineaciones que a tenido Testament.
        Chuck Billy canta con una gran potencia a como lo hacía en los primeros discos, Skolnick para mi es el mejor guitarra líder del Bay Area.

        Mi estimado Metalhead siento que mal interpretaste nuestros comentarios, Peterson y Chuck son los que han mantenido a flote la banda solo que con la participación de Hoglan-DiGiorgio han ganado y engrosado su sonido. Saludos!

        • Hellishbear

          9 noviembre, 2016 at 6:06

          Solo para que no se mal interprete, Skolnick para mi es el mejor guitarra líder del Bay Area de la actualidad.

  7. Metalhead

    9 noviembre, 2016 at 13:46

    Pues yo no lo veo así, Testament sacaba grandes trabajos y temazos con Louie Clemente, Paul Bostaph, Dave Lombardo, Greg Christian y incluso sin Alex Skolnick. No veo que sea tan capital y importante la aportación de Hoglan y Di Giorgio. De Hecho Hoglan estuvo apunto de abandonar la banda después de la grabación de Dark Roots of the Earth porque el que siempre ha partido el bacalao en la banda y el cabeza pensante de todo el trabajo de Testament ha sido Eric Peterson con aportaciones de Chuck Billy. Yo creo que este y los últimos trabajos de Testament hubiesen sido igual de buenos sin Hoglan y Di Giorgio que con ellos, es mi opinión, reconozco que son dos grandes músicos y unos hachas con su instrumento, pero no que sean tan importantes para la banda.

  8. Vic

    21 noviembre, 2016 at 16:03

    Me parece raro que nadie mencione el que para mi es el disco del año.No he escuchado Testament todavia y Metallica me la suda desde album negro.El disco del que hablo es Terminal Redux de Vektor.Es un disco diferente y original por lo que supongo que me gustara mas que el de Testament que no creo que me sorprenda aunque sea un discazo.

  9. Metalhead

    22 noviembre, 2016 at 10:57

    Para mi no tienen nada que ver Testament con Vektor. Estos están más cerca del progresivo y del Black Metal que del Thrash. Nada que ver con lo que practican Testament.

  10. Vic

    23 noviembre, 2016 at 15:13

    De acuerdo contigo en que Vektor son mas progresivos pero no veo el punto Black Metal en Vektor para nada si los comparamos con Immortal o Gorgoroth. Ya he escuchado 4 o 5 temas de Testament y la verdad es que se lo han currado bastante. Totalmente de acuerdo con que Metalica o Megadeth ya no son los referentes, estan bandas que siempre han estado ahi les dan sopas con ondas desde hace tiempo.
    De todas formas y como me temia, no pasa nada porque lo que esperaba de Testament es exactamente lo que me dan, Brotherhood of the snake no me sorprende como album, cosa a estas alturas muy dificil, por eso y sin comparar, de momento me decanto por Vektor ya que es un album que me ha sorprendido. Al fin y al cabo buena musica de clasicos como Testament o de Vektor en su tercer trabajo.

    • Metalhead

      23 noviembre, 2016 at 16:12

      A mi la voz del cantante de Vektor me parece Black metalera a rabiar, como no me gusta ni el Black ni el progresivo, pues no puedo opinar con imparcialidad sobre Vektor. A ti te parece mejor su último trabajo, pues es muy respetable, cada cual tiene sus gustos y preferencias. Yo veo a dos bandas completamente distintas y opuestas, es como si me dices de comparar a Slayer con Dream Theater. Sobre gustos colores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>