The Black Dahlia Murder (Abysmal) – Crítica

Publicado por el 23 diciembre, 2015

theblackdahliamurderabysmalArtista: THE BLACK DAHLIA MURDER
Álbum: ABYSMAL
Estilo: Melodic Death Metal
Sello: Metal Blade Records
Fecha: 18 de septiembre de 2015
Nota: 8,5/10

No es ninguna excepción, la historia se repite una vez más, y una vez más, valga la redundancia, alzaré mi voz con la intención de hacer un poquito de justicia metalera. Estamos en lo de siempre, banda de gran nivel desde ya su primer disco, que evoluciona y progresa paulatinamente ofreciendo cada vez un material mejor, puliendo y mejorando las pocas carencias que puedan tener, y aun así les cuesta un mundo hacerse un hueco en la escena, cuando en realidad su material se pasa por la piedra prácticamente a todas las bandas que practican su mismo estilo. ¿Y cuál es su estilo? Os estaréis preguntando. Pues pasamos al siguiente párrafo y os cuento.

THE BLACK DAHLIA MURDER practican un Death Metal Técnico plagado de melodía, o un Death Metal Melódico muy técnico, tanto monta, monta tanto. Hablando en plata vendrían a ser como si cruzáramos a AT THE GATES y Arch Enemy, y les dobláramos las revoluciones a la vez que les triplicáramos la mala ostia, unos ARSIS al uso para entendernos. Y al igual que ellos, quizás el problema resida en habitar en tierra de nadie, su música puede ser considerada demasiado compleja para los amantes del Melodeath y poco enrevesada para los fans del Technical Death Metal. ¿Y qué pasa con los que nos gustan los dos géneros a rabiar? Pues que son un regalo caído del cielo, bueno, del infierno para la ocasión.

theblackdahbandaY aunque las variaciones en su música han sido mínimas en sus casi quince años de carrera, de un tiempo a esta parte digamos que la melodía ha ganado algo más de presencia en sus composiciones. Estar siempre estuvo ahí, los americanos siempre han cuidado con mimo el buen riffeo heredado de los pioneros AT THE GATES, pero quizás antaño uno debía prestar algo más de atención para disfrutar de todos los detalles melódicos, que podían estar algo emboscados. En cambio a partir de su disco “Deflorate” de 2009 uno ya los puede encontrar con mayor facilidad, eso sí, sin olvidar jamás su potencia y velocidad características. La banda ha seguido trabajando en esa dirección y ha habido un poco de todo. En el siguiente “The Ritual” de 2011 quizás la fusión no salió tan bien, pero cosas del destino, dos años después se desquitaron con la que viene siendo la joya de la corona dentro de su carrera, el magno “Everblack”. Una masterpiece de cabo a rabo donde consiguen encontrar el equilibrio perfecto entre técnica, velocidad y melodía, claramente tocados por una barita mágica que les permitió elaborar himnos encarrilados uno tras otro.

“Abysmal” partía con desventaja de antemano, pues el listón estaba a una altura inalcanzable, pero me da a mí que los de Detroit no conocen el sentido de la palabra imposible, así que se pusieron manos a la obra para regalarnos otro discazo de aúpa. ¿Supera a su predecesor? No, pero tampoco se queda demasiado lejos. La fórmula os la he ido explicando a lo largo de la reseña, y no sé como cojones se las apañan estos tíos que pese a repetirla de nuevo, consiguen fabricar un producto extremo-melódico de gran calidad por enésima ocasión.

La duración del disco se queda en unos breves pero extremadamente intensos treinta y siete minutos, donde no paran de llover veloces y poderosos cañonazos cargados de energía y buen feeling, que solo conocen la tregua a través de los momentos puntuales más melódicos, sucediéndose sobretodo en algunos solos y punteos donde en esta ocasión más que nunca veo cierta influencia del maestro Jeff Loomis y sus enormes NEVERMORE. Las peculiares reminiscencias blackers también hacen su habitual acto de presencia, y es que ya os comentaba que estos tíos son una especia de AT THE GATES 2.0 revolucionados, así que todo cuadra. Por si fuera poco el monstruo Trevor Strnad vuelve a dar toda una exhibición combinando su poderoso growl deather con su rasgado shriek blacker, que ha ido refinando con el paso de los años, al punto que consigue modular perfectamente sus berridos, algo muy de agradecer respecto al montón de cantantes mediocres que solo saben gritar amorrados al micro usando un solo tono monótono y lineal.

Quizás la única pega de THE BLACK DAHLIA MURDER sea que sus discos no son piezas para tres escuchas ligeras, si no que necesitan un buen número de pasadas para ser apreciados en su totalidad, a la vez que una primera escucha rápida puede dejarnos la sensación de que todos los temas son demasiado parecidos entre sí. Pero yo os aseguro que si les dais la oportunidad y os pincháis su nuevo trabajo (y los anteriores), las suficientes veces, se revelará ante vosotros una banda de muchos quilates, palabra de Betrayer.

Componentes:

Brian Eschbach – Guitarra
Trevor Strnad – Voces
Ryan Knight – Guitarra
Max Lavelle – Bajo
Alan Cassidy – Batería

Tracklist:

01.Receipt
02.Vlad, Son of the Dragon
03.Abysmal
04.Re-Faced
05.Threat Level No. 3
06.The Fog
07.Stygiophobic
08.Asylum
09.The Advent
10.That Cannot Die Which Eternally Is Dead

FACEBOOK

Autor: Betrayer

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>