Threshold (March of Progress) – Crítica

Publicado por el 25 octubre, 2012

threshold-marchofprogressArtista: THRESHOLD
Álbum: MARCH OF PROGRESS
Estilo: Progressive Metal
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 31 de Agosto de 2012
Nota: 9,5/10

Por fin, casi 5 años hemos tenido que esperar para ver en la calle un nuevo trabajo de los británicos THRESHOLD. Desde la salida de “Dead Reckoning” nadie o casi nadie esperaba que la formación retornara a sus inicios con tremendo álbum. “March of Progress” es más que una vuelta hacia atrás, supone el retorno de uno de sus integrantes más queridos, el vocalista Damian Wilson, por otra parte el anterior inquilino de la banda, Andrew “Mac” McDemortt, como todos sabréis falleció el año pasado. A él le debemos grandes momentos como los de álbumes “Subsurface”, “Hypothetical” y “Critical Mass”, discos para el recuerdo, cantados por una gran voz que ya no está con nosotros por desgracia, si bien, el nuevo debut de Damian con THRESHOLD, supone un paso adelante en la carrera de esta grandísima formación, que ya cuenta en su haber con 9 trabajos de estudio y 23 años de carrera, ahí es nada.

Después de haber escuchado dicho Lp en toda su totalidad, no me queda la menor duda, de que nos encontramos ante una joya, que puede cambiar la carrera del grupo. Me atrevería a decir incluso, que este disco se puede catalogar como lo mejorcito de THRESHOLD y uno de los mejores trabajos de este 2012. Ya sea por técnica, progresividad, evolución, originalidad, producción, melodías, y un progreso apreciable en las 10 canciones del álbum, todas tan diferentes entre sí, como novedosas y de agradable escucha.

Un álbum colosal con un brillo comercial que les puede abrir puertas hacia otro tipo de mercados, con estilismos AOR de la era Mac, “March of Progress” es un álbum sobresaliente en su hora de duración, tan fácil de digerir con los temas más largos como (los más cortos, sin ahogarse apenas en la monotonía o aburrimiento, fresco y dinámico) “Liberty, Complacency, Dependency” un recordatorio a los primeros grupos progresivos de los 80, un corte repleto de cambios, donde se puede ver la magnífica labor a la guitarra de Pete Morten, el último en incorporarse a la banda, muy compenetrado con Karl Groom, saliéndose en las partes más lentas, y en esos solos de infarto. Damian a su vez, no ha perdido nada del pasado, y se le ve muy versátil en todo momento, sonando con una concentración y profesionalidad muy dada, “March of Progress” es un disco que requiere tu atención desde el primer minuto, una vez que le coges el gusto, es uno de esos trabajos que te atrapa sin quererlo.

El álbum se abre con “Ashes”, de las cenizas renace el ave fénix, una abertura camaleónica nos lleva a través de un bálsamo de velocidad con unos teclados estratosféricos muy bien acoplados al galopante entrante de guitarra, y de primero ya se puede ver a Damian Wilson darlo todo, cambiando su tono a marchas forzadas, dando de sí uno de los mejores estribillos con los que cuenta este trabajo, un impulso juguetón y serpenteante con una participación constante de Richard West, o las dotes meticulosas del baterista Johanne James, nos confirma que los mejores THRESHOLD están de vuelta. En menos de 7 minutos, vuelven a crear grandes expectativas, una mirada al futuro con un gran lavado de cara.

Si en algo ha mejorado THRESHOLD este tiempo, es en la voz, perfeccionando su técnica más de lo inimaginable, para esta ocasión han sabido mezclar la fuerza y la melodía, dando verdadero genio con un estilo muy profesional a los apartados más instrumentales, no hay más que verlo con “Return Of The Thought Police”, más lenta pero con una construcción faraónica, recordando a AYREON, un metal progresivo de gran recorrido musical, con unos pasajes orquestales que te harán soñar más allá de la realidad. En “Staring At The Sun” la banda se desvincula de esas maravillosas directrices tan marcadas, y van directos al meollo de la cuestión, power progresivo super elaborado que en tan solo 4 minutos, dibuja la mejor cara del conjunto británico, con unos remates de batería y guitarras machaconas, repetitivas, sudorosas, llegando a estallar en sendos instantes, con uno de los estribillos más emocionantes del álbum.

“Colophon” parece sacada de la escuela DREAM THEATER, con esos punteos tan agradables, y unos sintetizadores engordados que van agrandándose acoplados al delicado punteo de melodía, particularmente los pilares compuestos por Karl Groom y Richard West, con el piano endulzando la versatilidad de la mezcla, es de otro planeta. El ritmo se va haciendo latente, la base rítmica te atropella, la vuelta progresiva se desdobla con infinidad de virguerías, puro poder delicioso para los oídos. “The Hours” empieza con un trasfondo atmosférico más nítido, y retoma una vuelta más delicada, la perfecta mezcla entre agresividad, sencillez y melodía, una pieza técnicamente sabrosa, así como el pasaje tan logrado de “That’s Why We Come”, una parte lenta acústica a piano, endulzará tu corazón con una sobriedad preciosista la mar de agradable, de una belleza compositiva difícilmente catalogable, una balada preciosa.

“Don’t Look Down” otra super canción de 8 minutos, con otro estribillo espectacular, melódica, pegadiza, una canción que desafía todo lo que THRESHOLD ha hecho hasta el momento, a mi juicio una de las mejores canciones de este trabajo, voces magníficas, la musicalidad resulta estupenda, no es ni pesada ni agobia, una canción llevada por unos tiempos muy elaborados, esperanzadora y progresista, con sus partes más lentas y otras más desarrolladas, comercial y épica, lo dicho una verdadera joya. “Coda” no deja lugar a dudas, THRESHOLD han sabido ganarse el cielo a base de lucha constante, lo que más me llama la atención es el sonido de la guitarra, y la forma en la que es cantada, siendo la letra una especie de trabalenguas, por otra parte, chapó. Por último, la décima parte de este trabajo viene clasificada como “The Rubicon”, la canción más larga, y la que más ambientes oscuros tiene, y no todo queda ahí, en su totalidad es un tema de impecable trayectoria, pero es al final, cuando más sorprende, por su fuerza y tetricidad.

Estimulante, inteligente, llamativo, posiblemente el álbum de THRESHOLD más completo hasta la fecha. Si estás buscando un disco de metal progresivo al que hincarle el diente y estás cansado de escuchar siempre lo mismo, ya sabes, este es tu disco, y si encima eres seguidor de SYMPHONY X o DREAM THEATER, tienes aquí un bocado exquisito, del cual no saldrás insatisfecho te lo aseguro. ¿Álbum del año? Opinen señores…

Componentes:

Karl Groom – Guitarras
Richard West – Teclados
Damian Wilson – Voces
Johanne James – Batería
Steve Anderson – Bajo
Pete Morten – Guitarras

Tracklist:

01.Ashes
02.Return of the Thought Police
03.Staring at the Sun
04.Liberty, Complacency, Dependency
05.Colophon
06.The Hours
07.That’s Why We Came
08.Don’t Look Down
09.Coda
10.The Rubicon

WEB

Autor: Francisco J. Román

4 Comentarios

  1. METALMANIACO

    26 octubre, 2012 at 2:39

    Nunca les preste atención, pero me despertaste la curiosidad Frank!!!! Vamos a ver que tal suena este disco y te daré mi opinión. Saludos

  2. METALMANIACO

    26 octubre, 2012 at 17:36

    Que buen disco!!!!!!!…….lo escuche solo una vez y me partió la cabeza. Un disco con una calidad técnica inmensa, que suena impecable, prolijo y cuidado hasta el ultimo de los detalles. No pierde fuerza en ningún momento y te mantiene enganchado del primer al ultimo tema…..Coda me pareció genial y muy buen trabajo el de Damian Wilson en la voz, el album transpira Dream Theater por todos lados pero tienen un sonido muy propio, no suenan a copia…..uno de los grandes discos del año sin dudas!!!!!. Muy buena reseña Frank coincido en todo lo que describís. Saludos

  3. Rubén Zúñiga

    15 mayo, 2013 at 14:51

    Disco del Año 2012 y 2013

  4. chechare

    22 julio, 2014 at 13:41

    Pedazo de banda y discazo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>