Thyrfing (De Ödeslösa) – Crítica

Publicado por el 15 abril, 2013

thyrfingodeslosaArtista: THYRFING
Álbum: DE ÖDESLÖSA
Estilo: Viking/Black Metal
Sello: NoiseArt Records
Fecha: 1 de marzo de 2013
Nota: 8,5/10

La espera valió la pena, no hay duda de que THYRFING están hechos de otra casta. Habiendo tardado 5 años en lanzar su nueva obra, no cabe duda de que los suecos han sabido como afilar sus lanzas, la nueva épica de los Vikingos, es otro de esos trabajos por el cual merece la pena esperar. Aunque 5 años son muchos para un nuevo espectáculo sonoro; los fans de esta banda, quedarán satisfechos al escuchar las nuevas canciones del contingente.

“De Ödeslösa” cuya traducción sería “Sin Destino” es el séptimo álbum de THYRFING, con una portada muy parecida a la de “Hels Vite”. Ese ramificado logo que define a los de Stockholm con ese atrayente estandarte vikingo, los aleja de las primigenias portadas de sus primeros trabajos “Urkraft” o “Valdr Galga” y los acerca con un toque de modernidad ancestral, siguiendo a otras bandas como MOONSORROW, hacia un lado más definido, sin tanta carga colorida, pero con una música igualmente apetecible, donde el black sigue ampliando sus miras, a base de teclados sinfónicos y elementos tradicionalistas, propios de su tierra.

Supongamos por un momento, que estamos montados en un barco Vikingo, negro como el carbón “De Ödeslösa”, las velas se ponen a cruzar las aguas invernales escandinavas. El viaje se torna difícil a través de mares potencialmente hostiles, con la determinación de que la nave zarpa con un horizonte prometedor, sin embargo, llega un momento en que las nubes descargan su ira contra el velero. ¿Qué tiene de raro esta imagen? Al contrario, que no tiene de raro. Es que si la unimos con la música de THYRFING, las comparaciones son más que obvias, por una parte tenemos las espadas o los hachas, y por otro lado, instrumentos orquestales, flautas y otros menesteres.

Estas melodías son las que te transportaran por esta serie de aventuras y pericias. “De Ödeslösa” es otra obra que ha contado con la colaboración de Jens Bogren, llevando las aptitudes de los suecos, por la senda a la que acostumbra.

Esta obra es un poco más brutal que las anteriores, donde cabe destacar el apoyo de la orquesta y ese black de ultratumba quedando descubierto ante la primera hazaña del álbum, “Mot Helgrind” majestuosidad suprema con la labor vocal de Jens Ryden enmarcando una obscena interpretación en pos de la grandiosidad y esas imágenes que te atrapan y te llevan inexplicablemente a un mundo soñado de batallas, sonidos épicos, hermosos pasajes de piano y un sonido de guitarras, aplastante con la frialdad que los caracteriza.

“Fordom” ofrece otro tipo de melodía que simplemente no querrá desaparecer de tu cabeza, los frondosos punteos acústicos se preparan con el claro toque de la batería y un susurro interior, ante la entrada de ese gran puente orquestal, y seguidamente con el agrietamiento de unas guitarras bastante lúgubres.

“Veners Förfall” sigue el planteamiento general de casi todos los temas, una entrada de tempo-lenta no muy acelerada, donde las guitarras son las que llevan el mando, y luego son los teclados los que entran de lleno a empujar el tema con unas atmósferas muy cuidadas. En esta ocasión, la canción tiende a ir hacia un lado más folk, y adopta una grandeza mayor con algunos tonos más limpios entremezclados con las voces más graves.

El mar de fondo atrae las olas recreando una melodía tristona, la pared tan intensa provocada por las guitarras de Patrik y Fredrik, disimulan francamente bien la tristeza impresa en las leves melodías acopladas al corte número 4, “Illvilja”, la congoja o el sentimiento frustrado se dan cabida, en una canción que domina con excelencia el apartado más melancólico del álbum.

La muerte acecha, “Kamp” nos atrae hasta la senda con su peculiar introducción de percusión, guitarra acústica y unas voces limpias que se salen de lo tradicional, adoptando un ambiente fenomenal o contagioso con un ritmo vertiginoso ante la avalancha orquestal que está por venir. Se trata de un tema cabalgante, fuerte y flexible ante un mid-tempo entre rápido y lento con una caracterización única que brilla con dotes arabescas y unos violines con un fondo imprevisible que acabará enamorándote.

“Relik” sigue de forma recta con unas guitarras que llevan pocas variaciones, pero que van acompañadas por las típicas voces graves y orquestaciones con un peso grandilocuente, la típica canción que engrandece con satisfacción la mezcla final.

Por otro lado, el vendaval producido por el inicio de “Vindöga” viene con una variedad oscilante, trayendo algunos unos coros nórdicos muy agradables, los teclados y orquestaciones son los que ponen la guinda definitiva de cara al último capítulo, “De Ödeslösa”, tema que da título al álbum y el más extenso, que viene cargado de rabia, crudeza y velocidad, la pieza definitiva para poner el broche de oro a otro trabajo de una riqueza musical y compositiva, del más alto nivel que se puede encontrar hoy día, por estos lares.

Componentes:

01. Mot Helgrind
02. Fordom
03. Veners Förfall
04. Illvilja
05. Kamp
06. Relik
07. Vindöga
08. De Ödeslösa

WEB

Autor: Patrick Rodríguez

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>