Timo Tolkki’s Avalon (Angels Of The Apocalypse) – Crítica

Publicado por el 26 mayo, 2014

timotolkkisavalon-angelsArtista: TIMO TOLKKI’S AVALON
Título: ANGELS OF THE APOCALYPSE
Estilo: Symphonic Power Metal
Sello: Frontiers Records
Fecha: 16 de mayo de 2014
Nota: 4/10

Siempre que anuncian un nuevo trabajo de Timo Tolkki mis expectativas y mis ganas de escuchar lo que este finlandés genera son enormes. Pero también sus obras de los últimos diez años han sido más decepciones que alegrías, y en particular esta segunda parte de su última andadura musical  “Angels Of The Apocalypse” es para mí la mayor decepción.

Sinceramente y sin ánimo de ofender la figura Tolkki, que otrora fuera considerado por mí y por miles de fans como un as y un nuevo prodigio de las seis cuerdas, hoy no me cabe en la cabeza como pudo concebir un trabajo tan chato, descolorido y de pésima calidad como este.

La primera y gran falla que posee este disco es la producción y su sonido, ambos desastrosos. Teniendo  a un  músico como Tuomo Lassila no comprendo porque la batería suena como si fuera de juguete, sin fuerza. La caja parece una lata de conserva y el sonido final es débil,  sin cuerpo que tira abajo todo lo que viene detrás del mismo. Las guitarras la mayoría de las veces hay que buscarlas lejos y  en el fondo de cada corte, muy de vez en cuando liberan una chispa de energía o emana algún que otro solo que no llegan a la gloria que el maestro nos tenía acostumbrados en el pasado. Los teclados varían entre un sonido de video game, fríos, demasiado digital y  con demasiada presencia eclipsando totalmente el trabajo conjunto de los músicos. El sonido global del disco el cual es plano, sin cuerpo, sin graves y extremadamente sintético. Da la sensación de que Tolkki no piso un estudio de grabación, pareciera que  se sentó en una silla, cortó, pegó y ecualizó el álbum integro con su notebook, obteniendo un sonido tan artificial que por momentos cansa y aburre. Y  el segundo gran error es que teniendo una lista tan extensa de músicos invitados de gran renombre, no supo exprimir  y extraer  de los mismos su máximo potencial para consolidar el sonido de esta obra.

La intro “Song for Eden” cantada a capela por Fabio Lione intenta dar un comienzo emotivo sin lograrlo por su simple frialdad, enlazando de forma inmediata con “Jerusalem Is Falling” siguiendo Fabio a cargo de la voz. Pese a que no es un gran corte les puedo asegurar que es uno de los pocos temas decentes del redondo, así que vayan imaginando lo que sigue. Lo peor aquí… la voz de Lione, que de no revisar  los créditos no me doy cuenta que se trata de él. No sé qué le sucedió en este corte, pero su voz no está para nada al nivel que nos tiene acostumbrados oyéndose claramente un gran esfuerzo en el para lograr alcanzar las notas altas. A nivel de composición pretende ser épico e imponente pero la hueca percusión, una guitarra moribunda en el fondo solapada por tanto teclado electrónico, quitan las ganas de seguir adelante. El solo de Tolkki entibia un poco el ambiente pero no es acompañado para nada por el resto. Pudo ser un gran tema pero fracaso en el intento.

Design the Century” es pésima en cuanto a sonido se refiere. Si alguien encuentra las guitarras de Tolkki por favor avísenme, el único instante en que se lo detecta es con sus aburridos solos. El bajo no existe, Floor Jansen da para mucho más siendo otra gran voz desaprovecha al máximo. La batería débil, unos sonidos de teclados espantosos, excesivos y colocados a la fuerza desentonan y aplastan todo a su camino sin ton ni son. Esto no es power, no es electrónico, una superposición de cosas digna de un principiante.

Es David DeFeis el que canta en “Rise of the 4th Reich”??? Vuelvo a revisar los créditos de álbum y no cabe duda…es el. Que hizo Timo Tolkki con la voz de estas personas  realmente no lo sé, pero la vocalización de David es patética, exagerada y pasada por un filtro que la vuelve insoportable. Lo peor es que la voz está por encima de todos los instrumentos los cuales siguen sonando tan sintéticos y sin fuerza como desde el comienzo. En el estribillo suena un extraño efecto que no logro distinguir si se trata de una tribuna gritando un gol del Barcelona o no sé qué mierda es, que decaparse de una forma brusca. Ni hablar del relato hacia el final que se acopla con el estribillo en una masa sonora lamentable.

Fabio Lione reaparece sinfónico y desafinado nuevamente en “Stargate Atlantis ”. No voy a perder el tiempo describiendo este corte porque la verdad me da mucha bronca escuchar que algo semejante fue compuesto por Tolkki. Solo escuchen cantar a Fabio (irreconocible) en los estribillos, los horribles coros femeninos que lo acompaña junto a la robótica batería y me darán la razón.

The Paradise Lost ” es más de lo mismo, los teclados dignos de música electrónica devorando todo lo que está a su alrededor, incluso al mismo Tolkki y su etérea guitarra. Floor está un poco más encendida y compenetrada tratando de remontar un barrilete de plomo aportando un poco de sangre y alma pero no hay nada que salve esta pieza.

En You’ll Bleed Forever ” la batería si tiene peso y presencia como debería ser… pero parece tocada por un principiante. La voz y la interpretación de Floor Jansen sigue siendo lo único decente, agradable y rescatable de una balada que no transmite nada en absoluto y no tiene nada para ofrecer.

“Neon Sirens “ quizás sea la pista que mejor suena y la que más se acerca a un corte de metal real. Por lo menos la guitarra si bien no es la gloria pero está presente de principio a fin y la percusión suena un poco más sólida y real. La voz de Zak Stevens tiene la suficiente fuerza e intensidad como para levantar la temperatura unos cuantos grados, pero tampoco esperen arder en llamas. Lo artificial todavía se puede percibir, pero a pesar de eso Tolkki logra escupir un solo que creo es el único que me provoco algo en todo el disco.

Caterina Nix, Elize Ryd y Simone Simons ponen sus angelicales voces al servicio de “High Above of Me”, track muy atmosférico y sentimental al comienzo, donde las tres damas son guiadas solamente por el piano hasta que en el minuto 3:45 explota un solo de buena factura acompañado por una batería inflada con esteroides y uno dignos teclados. Otra pieza que aprueba con lo justo pero a estas alturas  el barco está casi hundido.

“Angels of the Apocalypse” es la típica pieza que se espera al final de un disco de power metal, rozando casi los diez minutos de duración, de carácter épico, bombástico y sinfónico. Las voces corren por cuenta de Nix, Ryd y Simons que nuevamente hacen un trabajo muy bien logrado. Este corte es lo más cercano que vamos a estar de la viejas composiciones de Tolkki, comenzando con una introducción sólida, muy épica donde las seis cuerdas vuelven a ser el centro de atención (pese a ese sonido digitalizado que nunca desapareció) respaldadas por una percusión un poco más respetable y los teclados mucho más acorde a la ocasión parecen echar un poco de luz al final del camino de esta obra. Después de esto lo que sigue es un intento de power metal con sus respectivos cambios de ritmo, solos algo apetecibles y las voces de las féminas en muy buena forma junto a los coros siendo ambos elementos los más relevantes del corte. Pero lamentablemente la magia se ira disipando hacia el final lentamente y dejándome con ganas de más, perdiendo fuerza y originalidad. A esto le sigue inmediatamente “Garden of Eden” a modo de outro compuesta solo por el lamento de los teclados.

Esta nueva obra de Timo Tolkki no hace más que derrumbar totalmente lo poco que quedaba de esta gran leyenda viviente de la guitarra. Creo que cualquier disco de STRATOVARIUS o sus anteriores discos en solitario que uno tome, incluso el que quieran considerar como el peor estarán sin ninguna duda por encima de Angels Of The Apocalypse, ya que adolece de los mínimos elementos que pueden hacer que un disco sea digno de escuchar y recordar. Pobre en composición, en sonido, 100 % artificial, sin nada de empuje y fuerza, con pobres aportes de los artistas invitados,  con una ausencia total de la magia y el carisma que eran poseedoras vejas obras del finlandés.

Si hay algo para destacar es el diseño de la portada, muy bien trabajada y atractiva quizás también una de las mejores de su carrera. Pero de nada sirve con un contenido interior tan lamentable.

¿Qué es lo que sigue después de esto? ¿Archivar a  Avalon en un cajón e iniciar otro nuevo proyecto como ya es su hábito? Definitivamente los hechos demuestran que no es la elección correcta y dudo mucho que Tolkki tampoco sepa qué decisión tomar para que su carrera post Stratovarius no siga a la deriva sin encontrar tierra firme.

Componentes:

Timo Tolkki -  Guitarras, bajo y teclados
Antti Ikonen -  Teclados
Tuomo Lassila -  Batería

Músicos invitados:

Floor Jansen – Voz (Nightwish, ReVamp, Star One, ex-After Forever)
Fabio Lione – Voz (Rhapsody of Fire, Angra, Hollow Haze, Vision Divine, ex-Symmetry, ex-Labÿrinth,  ex-Athena, ex-J. Storm)
Simone Simons – Voz (Epica, ex-Sahara Dust)
David DeFeis – Voz (Virgin Steele, ex-Exorcist, ex-Jack Starr’s Burning Starr, ex-Carnival of Souls, ex-Mountain Ash, ex-Phoenix)
Elize Ryd – Voz (Amaranthe, Kamelot)
Zak Stevens – Voz (Circle II Circle, ex-Machines of Grace, ex-Wicked Witch, ex-Trans-Siberian Orchestra, ex-Savatage)
Caterina Nix – Voz
Nicholas Jeudy – Orquestacion

Tracklist:

01.Song for Eden
02.Jerusalem Is Falling
03.Design the Century
04.Rise of the 4th Reich
05.Stargate Atlantis
06.The Paradise Lost
07.You’ll Bleed Forever
08.Neon Sirens
09.High Above of Me
10.Angels of the Apocalypse
11.Garden of Eden

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

5 Comentarios

  1. Aizarotz

    29 mayo, 2014 at 19:17

    Lo mejor del disco es la portada. La producción y el sonido es muy cutre. Solo se salvan dos canciones, el resto es una mierda como un piano. Tolkki no se que andaba pensando antes de trabajar en este disco, pero parece que esta vez las musas del finlandés estaban de vacaciones.. No puedo entender un tipo con esta trayectoria musical que pueda editar un disco tan malo como este.

  2. Hellishbear

    1 junio, 2014 at 4:26

    Al parecer al Sr. Tolkki se le olvido llevar los demos a un estudio para la producción del álbum.

    No entiendo como Fabio Lione permitió que su voz la desprestigiaran de semejante manera.

  3. Weavilefull

    12 agosto, 2014 at 23:24

    ¡Teneis razon! muy flojo, después de que la primera parte fuese tan elaborada. Una cosa, pienso que las prisas le arruinaron todo a Timo, se habrá desesperado por continuar su proyecto, pero ahi tiene el precio.
    Para mi, solo se salvan “Neon Sirens”, “High Above of Me” y “Angels of the Apocalypse”. De resto, una decepción de bateria y teclados.

  4. Diego

    28 agosto, 2014 at 13:24

    Terrible!, simplemente un disco malo!

  5. Chema

    6 junio, 2015 at 19:47

    Fabio Lione se desprestigia él solito. En este bodrio de disco están las voces tal cual son, sin arreglos, sin efectos, autotuner etc. Lo de Rusell Allen si fué una buena colaboración.
    Da la impresión de que tenía una demo del disco grabada y es lo que ha editado al final.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>