UDO (Steelhammer) – Crítica

Publicado por el 10 mayo, 2013

udosteelhammerArtista: UDO
Álbum: STEELHAMMER
Estilo: Power/Heavy Metal
Sello: AFM Records
Fecha: 24 de Mayo de 2013
Nota: 8,3/10

Parece que a la tercera o la cuarta va la vencida, al menos lo nuevo de UDO no me ha decepcionado en una primera escucha, después de darle un repaso como es debido, y compararlo con anteriores discos como “Rev-Raptor” o “Dominator”, la sensación ha sido francamente buena.

“Steelhammer” suena hasta más poderoso, ni que decir tiene la portada, con ese puño de acero, levitando fuerza y contundencia, la esencia mecánica de este disco despide una energía crucial, así como una actitud más heavy y cañonera que nos transporta a la época en la que el señor Udo Dirkschneider, aún formaba parte de la maquinaría alemana ACCEPT.

Podríamos decir que UDO ha vuelto, ya iba siendo hora, viendo como los nuevos ACCEPT le han sacado ventaja con Mark Tornillo al frente, al Sr Dirkschneider no le ha quedado más remedio que ponerse las pilas sino quería quedarse atrás. Y lo ha hecho, y mirad de qué forma.

A “Steelhammer”, se le ve la puesta de largo desde los primeros compases, ya lo pudimos comprobar con la salida del videoclip en el corte “Metal Machine”, tema típicamente UDO, o incluso podríamos decir de la era JUDAS PRIEST con unos solos de guitarra al uso, muy propios de los británicos, canción que aúna su título con una fuerza musical que hará levantarte de la silla y así apreciar el desgarro producido por las guitarras, el ritmo tan convaleciente que atesora, o por otro lado, disfrutar de los magníficos coros que lo acompañan, sin dejar de lado la velocidad, plato fuerte de este tema y del disco en general.

Una de las cosas que más me ha gustado de este trabajo, es que deja atrás el sonido industrial de anteriores propuestas; y supongo que la incursión de los nuevos guitarristas Andrey Smirnov y Kasperi Heikkinen tendrá mucho que ver. Para la mayoría, son músicos desconocidos, pero no hay que obviar que estos sustituyen al conocido Steffan Kaufmann, ex ACCEPT y a Igor Gianola que formó parte de JORN. Por otro lado, la base rítmica sigue siendo tan sólida como de costumbre, al bajo tenemos a Fitty Weinhold y Francesco Jovino a la batería.

De por sí, que un disco de UDO  a una primera escucha ya cale hondo dentro de ti, no es nada común, si mal no recuerdo hace bastantes años que no me ocurría algo parecido. Desde el 2005 con aquel “Mission No. X”, ni “Mastercutor”, “Dominator” o “Rev-Raptor” han conseguido tal hazaña, a excepción de sus clásicos, claro está.

Curioso lo de estos nombres, los tres se repiten, y son como evoluciones lógicas del anterior álbum; por el contrario “Steelhammer” tiene otro rollo, suena pesado en el título como en la música, y eso es algo de agradecer.

Lo nuevo de UDO tira hacia lo tradicional, y no me malinterpreten, porque no se trata de un álbum retro o un ejercicio de repetición aquí y allá. El álbum respira la atmósfera de discos como, por ejemplo, “Animal House”, “Solid” y “Man and Machine”. El culpable, el guitarrista, Andrey Smirnov, que ha establecido todas las guitarras para este álbum y que tiene su propio estilo que se ajusta perfectamente al de UDO, creando un sonido fresco y actual, sin afectar lo más mínimo a la identidad del alemán.

Desde que se abre “Steelhammer” con el tema del mismo título, los riffs clásicos empiezan a hacer mella en tu cabeza, mezclándose con unos estribillos repetitivos muy al estilo del UDO de antaño, ese sonido de los 80 tiene un carácter más rockero a pesar de no estar Steffan Kaufmann, que nadie se asuste, la música de UDO ha dado un vuelco importante, la facilidad de sus tempos, y la contundencia tan afilada con la que entran en tu cabeza, no tiene precio, “Steelhammer” martillea tu sesera a golpe de himno con la fórmula tan eficaz con la que entra “Metal Machine”, dos temas unidos de la mano, que funcionarán muy bien en directo.

En el disco hay variedad, eso es lo que cuenta, ya que no repite los mismos esquemas de principio a fin, está el corte número dos titulado “A Cry Of A Nation” donde sale la vena más rockera de corte más pesado, inquietante, pegadiza y más sensible. Igual ocurre con “Never Cross My Way” melódica aunque algo más lineal; el tema número 4 titulado “Basta ya”, es la excepción, ya que une dos voces, la de Víctor García de WARCRY con la de UDO, una canción rotunda y un dueto muy conseguido, canción muy lograda por otra parte, donde la rabia copa un poder importante, un tema que hará las delicias de los aficionados del género heavy metal clásico, especialmente del de habla hispana. Una joyita, y un agradecimiento aparte, a los miles de fans que tiene la banda tanto en España como en Sudamérica.

El título de “Heavy Rain” me suena a videojuego o a película de cine de ciencia ficción de finales de los 80, musicalmente es la balada del álbum, una canción lenta con una incursión magnífica en la voz y en el piano, en la que no se han esmerado más de lo necesario. “Devil’s Bite”, “Death Ride”o “Take my medicine” son temas cañeros, la primera deja ver ese vestigio industrial de sus anteriores obras, que parece no haberse extinguido del todo; la segunda viene franqueada por un sonido de guitarra muy característico y un buen estribillo, la tercera se prolonga con facilidad hacia la melodía y agresividad vocal de UDO, que parece salir victorioso de la faena con bastante facilidad.

El track número 8 “King of Mean” atrae una variante más adversa, llevada por grandes solos de guitarra, una trituradora de metal pesado o lo que es lo mismo, heavy metal del de siempre. “Time Keeper” se fragua con intensidad y mucha pegada, rodeada de misterio con una tonalidad vocal atormentada, donde se vuelve a ver el gran trabajo de UDO a las voces. “Never Cross My Way” supura melodía con algo de linealidad y con una sensibilidad caracterizada por el toque tan pegadizo que contiene. El demonio de la velocidad, “Stay True” vuelve a dejar claro, el importante trabajo de guitarras que atesora este trabajo y la gran labor de sus nuevos acompañantes, sublime con unos coros y un estribillo desafiando al protagonismo general de la canción.

Finalizando tenemos “When Love Becomes A Lie” un medio tiempo donde destacar la agrietada voz de UDO, los coros o esas guitarras repletas de harmonías varías. Por último, “Book of Faith” cierra álbum de forma extraña, ya que no es la típica canción al uso a la que estamos acostumbrados, ese aire teatral y amenazante, le da cierto toque lúgubre al asunto, los arreglos orquestales hacen el resto, realmente me ha gustado, aunque la veo con un contexto que difiere del resto de temas.

Si sumamos todo junto, podemos decir con seguridad que “Steelhammer” es otro clásico de UDO, un disco que no solo va a conseguir el lugar que merece, sino la reputación que necesita la banda para que vuelva a estar en lo más alto; mi reacción ha sido de SORPRESA, pues no esperaba un disco con este nivel. Ciertamente tras escuchar “Metal Machine” el disco me producía buen rollo, pero hasta que no escuchas el disco al completo, no sales de dudas y no sabes lo que te vas a encontrar.

Siempre vinculado al panteón de las leyendas del metal, es bueno saber cómo UDO ha sabido renacer, y ofrecer algo de calidad, aparte los seguidores del alemán, le agradecerán este gesto y estarán encantados de volver a disfrutar con un disco de la vieja escuela.

Un regreso muy esperado por todos, a ver cuanto le dura…

Componentes:

Udo Dirkschneider – Voces
Andrey Smirnov – Guitarras
Kasperi Heikkinen – Guitarras
Fitty Wienhold – Bajo
Francesco Jovino – Batería

Tracklist:

Steelhammer
A Cry Of A Nation
Metal Machine
Basta Ya
Heavy Rain
Devil’s Bite
Death Ride
King Of Mean
Time Keeper
Never Cross My Way
Take My Medicine
Stay True
When Love Becomes A Lie
Book Of Faith

WEB
FACEBOOK

Autor: Matthew Bourdais

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>