Unreal Overflows (False Welfare) – Crítica

Publicado por el 15 marzo, 2013

unrealoverflowsalsewelfareArtista: UNREAL OVERFLOWS
Álbum: FALSE WELFARE
Estilo: Progressive Death Metal
Sello: Xtreem Music
Fecha: 23 de Noviembre de 2012
Nota: 9,2/10

El rollo progresivo es capaz de abarcar infinidad de propuestas y subgéneros, es más muchos estaréis acostumbrados a degustar el progresivo como tal, como muchos lo conocemos hoy día.

Para los desconocidos la propuesta de UNREAL OVERFLOWS, alucinará; ya no se trata solo de metal como tal, el género death tantas veces criticado por su falta de variación estilística, tiene en España un súbdito que lo puede hacer crecer; y es que este “False Welfare” a manos de los gallegos, proporciona una alta concentración de técnica conjugada con una agresividad comedida y unos matices arquitectónicos, basados en infinidad de ingredientes direccionales y amoldables a muchos oídos de diferente paladar.

Un poco de historia, UNREAL OVERFLOWS como ya he nombrado, proceden de Galicia, y es una banda surgida de las cenizas de los míticos ABSORBED, es más el nombre para esta nueva andadura procede del Ep de esta última banda.

Si tuviera que definir esta obra con una palabra, esa sería, espectacularidad sonora. Algo espectacular es lo que han parido estos chicos. Es más, ya en el año 2006 debutaron con “Arquitecture of Incomprehension” ofreciendo a la escena un material de altísimo nivel, al parecer Zoilo Santiago, Diego Bea, Jose Gonçalves y Jorge Rosales Portela, han vuelto a sacarse otro as de la manga, alcanzando una cota de mejoría que muy pocas bandas son capaces de proponer a la escena, hoy día.

Un grande que no se tambalea en ningún momento, enérgico, elaborado, majestuoso, cañero, recordando aquellas obras del genio Chuck Schuldiner, es más, pareciera que este hubiese regresado de entre los muertos para tocar estas canciones; una clara propuesta de death a secas, unida a la progresividad técnica con una atrayente base rítmica, donde la batería marca muy bien el paso de la guitarra, serpenteándose esta, como una culebra y retorciéndose con una imaginación pocas veces vista por estos lares; la propuesta de estos chicos, lejos de dejar indiferente a nadie, añade una intensa y circular mezcla de ideas en las que confluyen diferentes variantes del género extremo y otros estilos; recordar el death metal surgido a inicios de los 90 en USA, bandas como DEATH y ATHEIST, son absolutas referencias para entender la imaginativa e interestelar hazaña de esta joven formación que parece ascender con su música, al olimpo de los Dioses.

Es más, la voz de Zoilo Santiago, se parece mucho a la del genio Chuck. Le da un aire, pero no es igual, UNREAL OVERFLOWS demuestran tener un sonido propio muy trabajado e ingenioso, hasta ahora, pocos discos me habían llamado la atención tanto como este; desde las cotas y las escalas del primer corte, “Rotten Mentality”, donde se puede ver las influencias DEATH en primera estancia, pasando por el incansable resurgimiento del bajo, que adopta para mí, lo que es uno de los mejores acompañamientos en un trabajo de estas características.

Complejidad apócrifa que se diluye poco a poco, a medida que vamos desgranando cada una de las atmósferas de este valiente camaleón, camaleón de colores y aromas, intensidades varias así como el acorchamiento de las guitarras ante una pesadez que se inicia con un leve tintineo, nervioso y elástico vaivén de mescolanzas,  “When Time is Up” va marcando el punteo de los distintos instrumentos, mientras que la voz va alargando los espasmos recurrentes, a medida que lo va pidiendo la canción, brillante ante todo y con un final, sideral y abstracto.

Exquisitez mayúscula, una producción muy conseguida a pesar del lugar donde se ha grabado, sin contar a penas con medios, o mejor dicho, sin contar con estudios profesionales a como están acostumbradas muchas bandas. Trabajo meticuloso y muy concienzudo por parte de Zoilo en sus Unreal Studios, la nave para dar cabida esta floreada y sónica obra.

La nerviosa “Without Secrets” pronuncia sus melodías por un sendero laborioso, intensificado por unas guitarras más agudas, llevadas por solos más intrínsecos, adiós brutalidad para albergar el significado de lo PROGRESIVO, aunque la voz pone la guinda más bruta, distintos voceríos añaden algo más de autenticidad a una pieza que contiene una parte intermedia que la diferencia del resto; variedad y por si fuera poco “Last Failure” se erige con unos gruñidos más adversos con unas puntiagudas y melosas sonoridades por así decirlo, aunque la velocidad no cesa en el intento por plasmar el caos, albergando tantas variaciones, otorgando dinamismo, adversidad y destrucción.

El bajo en “Where Going to Nothing” da el pistoletazo de salida, otra pieza mayúscula, donde el sonido extremo queda asediado por la cantidad de diversificaciones, la batería redobla el ritmo, aquí podremos ver sonoridades cercanas al Djent y el género extremo en otras vertientes opuestas, muchos cambios y exquisiteces sin discusión, riffs brillantes y meticulosidad a la hora de recrear armonías de diferentes variantes. El instinto precursor con el bombo hondeando por banda, mete algo más de originalidad a la mezcla, “Instinct” prueba lo indecible o imposible para algunos, la guitarra viene soleada con aires medio arábigos casi al principio, mientras que su sombra y hermana apoya la parte más abrasiva, impresionante derroche de poder con una exquisitez llevada por armonías más débiles y algunos rugidos metidos entre medias, el cabalgante ritmo te atropella como una locomotora, desquiciante, disfrutable, la joya de la corona se desvive por desfigurarte tu coraza con guitarras chirriantes y una brillantez sobre los parches que te corrompe los sesos, por otro lado, la impresionante labor de Jorge Rosales a la batería, que a pesar de aporrearla con ganas, suena de cojones y con un sonido que ya quisieran muchos tener.

La esfera rojiza explosiona sus migajas, la crudeza y los medios tiempos de dicha canción, envuelven el tácito manto de “Out of Sphere”. “A Few Eager Men” es iniciada por unas protuberancias llenas de tecnicismos, cabalgantes y machacones, unificando fuerzas con la guitarra acústica y unos cánticos infernales, remezclando más ideales y la incansable imaginación por sorprender al oyente, igual ocurre con “Primary Instinct”, casi dos minutos orquestados por una parsimonia repleta de senderos fugaces y la sintetizada ambición de UNREAL OVERFLOWS por desmarcarse del resto de propuestas ofreciendo algo más ambicioso; algo a lo que muy pocos están acostumbrados en este país, un disco protagonista en su mayor medida, intensivo, agotador y con una cadencia capaz de hacer temblar los mismísimos cimientos de la tierra. ¡¡Sencillamente sublime!!

Componentes:

Zoilo Santiago (Voz y Guitarra)
Diego Bea (Guitarras)
Jorge Rosales (Batería)
Jose Gonçalves (Bajo)

Tracklist:

Rotten Mentality
When Time is Up
Without Secrets
Last Failure
We’re Going Towards Nothing
Instinct
Out of the Sphere
A Few Eager Men
Primary Instinct

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>