Wolf Hoffmann (Headbangers Symphony) – Crítica

Publicado por el 27 julio, 2016

wolfhoffmanheadbangersArtista: WOLF HOFFMAN
Álbum: HEADBANGERS SYMPHONY
Estilo: Symphonic Heavy Metal
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 1 de julio de 2016
Nota: 10/10

Wolf Holffmann creo que no necesita presentación en este siglo XXI, uno de los más grandes guitarristas que ha forjado el heavy metal, quizás un poco infravalorado, pero padre de ACCEPT pilares indiscutibles del heavy metal alemán y mundial. Creador de riffs y álbumes gloriosos como fundamentales para el género tales como Restless And Wild (1982), Balls to The Wall (1983), Metal Heart (1985), Russian Roulette (1986) y Objection Overruled (1993). En esta ocasión nos trae su segundo álbum solista  que sigue la misma línea que su debut, allá lejos en 1997 con Classical combinando la música clásica y heavy metal. El mismo ha declarado ser un gran fan de la música clásica desde su adolescencia lo cual no es de extrañar la concepción de álbumes de este estilo.

Bautizado como “Headbangers Symphony”, cuenta con  la participación de  Orquesta Sinfónica Nacional Checa dirigida por Jan Chalupecky la participación de su compañero de banda Peter Baltes al bajo y también Matthias Rethmann y John Billings en el mismo instrumento. De este modo se convierte en un álbum apto para aquellos que saben degustar de este tipo de combinaciones dentro del metal. En el pasado fueron muy mal miradas estas mezclas pero hoy en día los puristas más acérrimos pueden llegar a ver con recelo un trabajo de estas características. Dejando eso de lado, Wolf nos presenta un disco increíble, muy superior a lo que fue Classical. La diferencia más palpable es que su primer trabajo era más guitarrero con más presencia de dicho instrumento mientras que la orquesta quedaba ligeramente secundada con una producción más cruda y rustica (no mala, no mal interpreten).

wolfhoffmannEn esta nueva aventura clásica Hoffmann ha realizado un trabajo excepcional, componiendo riffs que se amoldan a la perfección al estilo de cada una de las famosas composiciones. Nombres como Beethoven, Vivaldi, Bach o Puccini entre otros son los autores escogidos para transportarlos al mundo del metal. El oyente no necesitara de conocimiento de música clásica para poder disfrutar de esta compleja obra ya que la mayoría de las piezas son conocidas de manera masiva, por lo cual  seguramente habrán oído algunas de ellas mínimo una vez en sus vidas.

El álbum cuenta con una producción perfecta, con un sonido robusto e intenso en esta ocasión con la orquesta en primer plano acompañado por los magníficos riff del calvo teutón. La batería suena sólida a cargo de Pat Mc Donald y Jason Bowld con mucho cuerpo al igual que el bajo siempre presentes en todo el disco. No puedo encontrar falla o crçotica a la parte orquestal y mucho menos a la labor de  Wolf imprimiendo fuerza, potencia o dulce melodías románticas cuando la composición así lo requiera. La cohesión que existe entre guitarra y orquesta da como resultado final un sonido demoledor y potente pero a la vez complejo que requiere muchas escuchas para poder abarcar y comprender una obra de estas características. Es un disco muy elaborado desde lo compositivo dado que Hoffmann viene trabajando en el mismo hace muchos  durante los periodos de inactividad de Accept, lo cual deja expuesto un trabajo que cuida y pule hasta el más mínimo de los detalles. Una portada sobria con predominio de blanco y negro más la estampa de Wolf en primera plana expresa de forma clara el contenido clásico del álbum.

Un músico que puede situarse a la altura de grandes del género sin problema alguno, pero que por razones que nunca termino de comprender sigue quedando relegado uno o dos escalones por debajo del resto.

No quiero explayarme en detallar cada corte dado su complejidad, mi intención no es aburrir a los lectores, sino convencerlos de que se entreguen por completo a los riffs y las melodías de este maestro de las seis cuerdas. En términos generales el disco es muy melódico y lento transmitiendo sensaciones y sentimientos muy profundos. Pero también posee partes realmente pesadas y de puro heavy metal  como el tema de apertura “Scherzo” de corte casi cinematográfico y de la cual tomo prestado para componer el riff de “Teutonic Terror”. Otro ejemplo es “Symphony N°40″ puro metal y una melodía híper conocida que será imposible no tararear. “Double Cello Concerto in G Minor” es otro de los platos fuertes con una percusión y un riff que van a la par de las cuerdas desprendiendo mucha energía. “Night On Bald Mountain”  posee uno de los más duros y destacados riff del disco acompañados por una lluvia de solos fascinante mientras la batería los sigue a toda velocidad en un contundente galope.

El resto es sublime, delicado y emotivo algo quizás un poco oculto en los trabajos del teutón en Accept pero que aquí alcanzan cotas de feeling enormes. “Adagio” endulza los oídos con sus cuerdas y notas delicadas. Lo mismo vamos a encontrar en “Meditation” y “Madame Butterfly” acarameladas y nostálgicas, sensaciones que se transmiten en los punteos de Wolf para aplaudir varios minutos de pie. “Air On The G String” embriaga con sus melodías y alcanza el éxtasis en sus solos, que en comparación me recuerda a aquella fantástica obra de arte que compuso Steve Vai luego de diez días de ayuno….“For The Love Of God”.

“Headbangers Symphony” por su naturaleza es un álbum que dividirá las aguas en dos como es de esperar, dejando de un lado a los más estrictos conservadores que ven con el ceño fruncido  este tipo de fusión y por otro a los más accesibles o amantes acérrimos de este tipo de amalgamas. Pero siempre remarco lo mismo….no hay que olvidar el origen del rock y del metal los cuales se remontan al mismo blues, la música clásica y sonidos ancestrales como ser el folk, la música hindú o africana por nombrar algunos.

En si el álbum no ofrece nada nuevo y que no se haya realizado en décadas pasadas por tal motivo un diez de nota sería demasiado, pero es una muestra más de las enormes capacidades y cualidades que posee este longevo guitarrista quien se atreve a explorar territorios ajenos al heavy metal, y un territorio para nada simple el cual requiere mucho conocimiento del mismo. Un músico que puede situarse a la altura de grandes del género sin problema alguno, pero que por razones que nunca termino de comprender sigue quedando relegado uno o dos escalones por debajo del resto por lo tanto el diez como nota… es más que merecido.

Para aquellos púberes que escuchan por primera vez el nombre de Wolf Hoffmann este es un gran disco para recomendar sin duda, pero primero les sugiero que busquen en la discografía de Accept y así poder descubrir riffs legendarios como “Balls to The Wall”, Head Over Heels, Fast As a Shark, Princess of The Dawn o TV War  y a toda una leyenda viviente  del heavy metal.

Componentes:

Wolf Hoffmann – Guitarras
Peter Baltes – Bajo
Matthias Rethmann – Bajo
John Billings – Bajo
Pat Mc Donald – Bateria
Jason Bowld – Bateria
Melo Mafali – Teclados
Orquesta Sinfónica Nacional Checa

Tracklist:

01. Scherzo (L. v. Beethoven)
02. Night On Bald Mountain (M. Mussorgsky)
03. Je Crois Entendre Encore (G. Bizet)
04. Double Cello Concerto in G Minor (A. Vivaldi)
05. Adagio (T. Albinoni)
06. Symphony No. 40 (W. A. Mozart )
07. Swan Lake (P. Tchaikovsky)
08. Madame Butterfly (G. Puccini)
09. Pathétique (L. v. Beethoven)
10. Meditation (J. Massenet)
11. Air On The G String (J. S. Bach)

FACEBOOK

Autor: Hernán Dalmaso

4 Comentarios

  1. Rockero del infierno

    2 agosto, 2016 at 12:34

    Accept siempre los he considerado una de mis bandas favoritas, sobre todo al comienzo de su carrera, y en sus últimos lanzamientos parecen haber recuperado la gloria de antaño. En cuanto a Wolf Hoffmann es un músico con unas capacidades artísticas y técnicas y un talento único. Ojalá otros músicos tuvieran dicha faceta para emocionar con tanta soltura. Me parece un disco redondo, no podría estar más de acuerdo con la reseña. Después de escucharlo con calma, he decidido degustar el primer álbum, que no había tenido oportunidad de catar. OJala la carrera de este músico no quede únicamente en este trabajo y pueda sorprendernos con más álbumes.. Sería todo un regalo..

    • METALMANIACO

      8 agosto, 2016 at 1:26

      Ojala nos siga deleitando con mas discos solistas. Es un guitarrista enorme y con un talento poco reconocido… Saludos Rockero!!!!

  2. Hellishbear

    7 agosto, 2016 at 17:07

    Tú reseña despertó mi interés por escuchar el disco Hernán, muy bueno el análisis para temas que ya han sido interpretados o incorporados por otras bandas en sus discos.

    La calidad del álbum tanto en interpretación, ejecución y sonido es excelente, si acaso el único “pero” que le pondría al disco sería la inclusión de “Adagio” y esto porque Malmsteen lo viene tocando en vivo desde los 80´s (aunque Wolf Hoffman le da su toque personal) y por decirlo de cierta manera es un tema ya algo “quemado” y sobre expuesto.

    Álbum más que sobresaliente que pondrá celoso al mismo Malmsteen. Saludos Hernán!

  3. METALMANIACO

    8 agosto, 2016 at 1:32

    Esa es la idea Hellishbear, que la gente conozca este trabajo y descubrir unas faceta oculta de este gran músico. Como dije este disco no tiene nada de novedoso ni en estilo ni en la selección de temas. Es mas un gusto personal de Wolf de hacer algo asi, y un Regalo para los seguidores de Accept y de este gran músico. Saludos….

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>